Marco Rodríguez pitó Semifinal tranquila

Lo que parecía un partido bravo y complicado por la importancia del mismo se convirtió en una prueba sin mayores problemas para el silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez, que hizo un buen...
Lo que parecía un partido bravo y complicado por la importancia del mismo se convirtió en una prueba sin mayores problemas para el silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez, que hizo un buen trabajo en el duelo entre Alemania y Brasil.
 Lo que parecía un partido bravo y complicado por la importancia del mismo se convirtió en una prueba sin mayores problemas para el silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez, que hizo un buen trabajo en el duelo entre Alemania y Brasil.  (Foto: EFE)
Estadio Mineirao, Belo Horizonte, Minas... -
  • El silbante no interfirió en ningún momento en la goleada alemana frente a los brasileños

Lo que parecía un partido bravo y complicado por la importancia del mismo se convirtió en una prueba sin mayores problemas ni contratiempos para el silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez, que hizo un buen trabajo en el duelo de Semifinales entre Brasil y Alemania por la Copa del Mundo.

“Chiquimarco” fue cuestionado previo al duelo de este martes por sus antecedentes en otros partidos y por la roja que le sacó a Claudio Marchisio en el duelo entre Italia y Uruguay en la Fase de Grupos, sin embargo, no tuvo mayores problemas en gran parte por la diferencia sobre el terreno de juego, misma que se reflejó en el marcador.

El silbante ingresó al campo y llevó a cabo la ceremonia protocolaria sin novedad, y pese a que los equipos ya estaban listos sobre el terreno de juego, tuvo que esperar un par de minutos para recibir la orden de otro mexicano, Yon de Luisa, quien fungió como el Coordinador General de la sede de Belo Horizonte.

Una vez comenzado el partido solo tuvo que llamar la atención a Jerome Boateng y a Marcelo después de que el brasileño solicitó un penal y el defensor alemán lo empujó por la acción, pero después “Chiquimarco” ni siquiera se vio sobre la cancha, pues sólo fue requerido para sacar una amonestación sobre el zaguero de la “Verdeamarela”, Dante.