Argentinos se vieron campeones antes de la Final

Confiados de que la tarde de este domingo conseguirían su tercer título del mundo, decenas de aficionados argentinos llegaron hasta el Estadio Maracaná presumiendo algunas playeras que intentaban...
Confiados de que la tarde de este domingo conseguirían su tercer título del mundo, decenas de aficionados argentinos llegaron hasta el Estadio Maracaná presumiendo algunas playeras que intentaban adelantarse al resultado.
 Confiados de que la tarde de este domingo conseguirían su tercer título del mundo, decenas de aficionados argentinos llegaron hasta el Estadio Maracaná presumiendo algunas playeras que intentaban adelantarse al resultado.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Maracaná, Río de Janeiro, Brasil -
  • Miles de aficionados albicelestes hicieron el viaje desde Buenos Aires para la Final

Confiados de que la tarde de este domingo conseguirían su tercer título del mundo, decenas de aficionados argentinos llegaron hasta el Estadio Maracaná presumiendo algunas playeras que intentaban adelantarse a lo que sucedería en los 90 minutos o más sobre la grama del mítico inmueble.   “Argentina Campeón 2014” era la leyenda que se leía en las playeras de los confiados aficionados argentinos que eran requeridos de forma constante para las fotografías, aunque increpados por alemanes y brasileños que también los veían en los alrededores del coloso en Río de Janeiro.   Pero la afrenta no se detuvo ahí, también en la parte trasera de la playera se podía leer el “Chupala Alemania” que provocó algunas risas, pero también que algunos brasileños les indicaran que el equipo que “la va a chupar” era otro lidereado por Lionel Messi.   Provenientes de Salta, Argentina, los aficionados albicelestes no fueron los únicos en llamar la atención, pues un niño de 12 años, llamado Felipe Alejandro también explicó lo que es sufrir y gozar un Mundial.   Apareció en las calles aledañas al Maracaná con una playera mitad verdeamarela y mitad albiceleste. Dos países que en el Mundial demostraron la gran rivalidad que tienen, aunque para él no existe.   De padre brasileño y madre argentina, el pequeño que juega con el Barcelona en un campo de verano aceptó que ha sido difícil lidiar con la afición a ambos países cuando se desarrollaban los partidos, por lo que agradeció que en la Final Brasil y Argentina no se hayan visto las caras.

No te pierdas