Policía esparció a manifestantes anti Copa

La policía dispersó con gases lacrimógenos y bombas de estruendo a unos 300 manifestantes anti Copa que querían acercarse al Estadio Maracaná minutos antes del inicio de la Final del Mundial.
Río de Janeiro, Brasil (EFE) -
  • Alrededor de 26 mil policías garantizaron la seguridad

La policía dispersó con gases lacrimógenos y bombas de estruendo a unos 300 manifestantes anti Copa que querían acercarse al Estadio Maracaná minutos antes del inicio de la Final del Mundial 2014. Los manifestantes corrían en pequeños grupos en todos los sentidos para escapar de los gases lacrimógenos. Al menos un joven vestido de negro fue arrestado y golpeado por policías.

La policía montada fue desplegada para enfrentar a los manifestantes, rodeados por cientos de agentes de las fuerzas de seguridad en una plaza del barrio popular de Tijuca, a un kilómetro del Maracaná donde Argentina y Alemania se enfrentaron.

Muchos manifestantes abandonaron el lugar y unos 100 permanecieron en la plaza, batiendo palmas y entonando canciones contra la policía.

Otras decían "Fuck FIFA", o "Llámame Neymar y cuida mi salud". Los manifestantes piden más inversiones en salud, educación y transporte, en vez de en estadios.

"Estamos contra la Copa por la forma en que se realizó. Se ha tornado un instrumento para centralizar la riqueza, de desigualdad social y también de represión del Estado", expresaron los manifestantes.

Un total de 26 mil policías y soldados garantizaron este domingo la seguridad en Rio de Janeiro, en el mayor dispositivo en la historia de Brasil.

Según la policía, los manifestantes pretendían realizar acciones violentas.

No te pierdas