Momentos que cimbraron a México en medio de la euforia deportiva

Copas de cambio, de lamento, de eventos que modificaron el discurrir diario de una sociedad. Cuestiones sociales, económicas, políticas o propias de la naturaleza han sacudido nuestro país cada...
 Copas de cambio, de lamento, de eventos que modificaron el discurrir diario de una sociedad. Cuestiones sociales, económicas, políticas o propias de la naturaleza han sacudido nuestro país cada que un torneo de importancia llega a México.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Devaluaciones, genocidios, terremotos y guerras contra el narcotráfico han enmarcado justas deportivas en México

Copas de cambio, de lamento, de eventos que modificaron el discurrir diario de una sociedad. Cuestiones sociales, económicas,  políticas o propias de la naturaleza han sacudido nuestro país cada que un torneo de importancia llega a México. Desde genocidios, terremotos, asesinatos políticos, devaluaciones, elecciones presidenciales o hasta guerras se han vivido en México cada que se desarrolla un torneo de interés mundial.   A unos días para que dé comienzo la Copa del Mundo México sub 17, recordamos eventos que marcaron la historia de nuestro país.   TLATELOLCO, LOS JUEGOS OLÍMPICOS DEL 68 Y EL MUNDIAL DE 1970 1968 fue el año que la barbarie pintó a México de rojo. Llenó de crimen e impunidad a nuestro país. La matanza estudiantil perpetrada el 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas es una de las grandes tragedias que México vivió en el siglo pasado. El genocidio se dio a sólo unos días para que se realizaran los Juegos Olímpicos de la Ciudad de México. Las voces estudiantiles fueron silenciadas a base de miedo, asesinatos y desapariciones. Ante la vista del mundo, se trató de mostrar una cara pacífica y democrática de nuestro país, cuando la realidad era diametralmente distinta.   Los Juegos Olímpicos se realizaron, bajo el mando del ex Presidente Gustavo Díaz Ordaz, señalado como principal responsable de la matanza de Tlatelolco. Con Enriqueta Basilio encendiendo la llama del pebetero ubicado en el Estadio Olímpico Universitario, se intentó mostrar al mundo el clima de tolerancia que supuestamente reinaba en México. Al mismo tiempo, se contradecían los principios de  hermandad, convivencia y armonía que representan los Juegos Olímpicos.   A dos años de aquel desafortunado suceso, aplicando la ley mordaza y bajo una guerra sucia, llegaba la oportunidad de jugarse una Copa del Mundo, la de 1970. El clima turbio seguía abundando en nuestro país, y nuevamente el descontento social se maquillaba ante el mundo con un evento deportivo.   EL TERREMOTO PREVIO AL MUNDIAL DEL 86   Dieciséis años pasaron para que otro evento de trascendencia tocara suelo azteca. El Mundial de 1986 llegaba a nuestro país luego que Colombia renunciara a realizar la Copa. La organización previa iba de maravilla, todo, hasta aquel trágico 19 de septiembre de 1985. Un terremoto de 8.1 grados en la escala Richter sacudió a las 7 19 de la mañana  a nuestro país. La tragedia fue mayúscula alcanzando poco más de 10,000 muertes y cuantiosos daños económicos.   La estructura de la sociedad estaba dañada, lastimada, pero el corazón para salir adelante de la tragedia jamás se detuvo. Más que nunca la población unió esfuerzos, dejó de lado rivalidades y se dedicó a ponerse de pie con todas las dificultades que llegaron a existir. Para 1986 el Mundial se realizó, con México demostrando que no hay tragedias humanas o de la naturaleza que quiebren la fe de un pueblo.   CRISIS ECONÓMICA, ASESINATOS POLÍTICOS Y LA COPA ORO DE 1993   Para el año de 1993, México vivía un clima de inestabilidad política y económica que derivó en una de las crisis monetarias más importantes de la historia de nuestro país. Las elecciones Presidenciales se enturbiaban con el asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI y posteriormente con la llegada de Ernesto Zedillo. Tras firmarse el Tratado de Libre Comercio en América del Norte, el sector económico veía vestigios de calma, la cual se iría a la deriva con el 'Error de Diciembre' o 'Efecto Tequila', desencadenando la caída del peso mexicano y creando desorden monetario en todo el mundo.   En ese ambiente social, previo y posterior, llegaba la Copa Oro de 1993, la segunda edición del torneo de la CONCACAF donde México era junto a Estados Unidos sedes del torneo. El Tri llegaba peleando palmo a palmo su clasificación al Mundial de 1994 luego del fracaso que supuso la eliminación a Italia 90 por el caso de los 'cachirules'.   El cuadro mexicano comandado por Miguel Mejía Barón se impuso 4-0 a los Estados Unidos en la gran final. Una de las imágenes más recordadas fue cuando tras el gol de Ignacio Ambriz, el primero del juego, Carlos Salinas de Gortari ondeaba la bandera tricolor en uno de los palcos del Azteca. SETENTA AÑOS DE RÉGIMEN Y LA PRIMERA COPA AVALADA POR FIFA 1999 fue el año previo a las elecciones que marcaron el fin del régimen priísta y que terminaron con la llegada al poder de Vicente Fox y el Partido Acción Nacional en el inicio del nuevo milenio. En una de las votaciones más importantes de la historia mexicana, bajo la bandera del 'cambio', el PAN sacó de la Presidencia al PRI luego de setenta años. Meses antes de aquel sufragio, el futbol mexicano se preparaba para recibir la Copa Confederaciones, torneo que al final terminaría ganando. El equipo que dirigía Manuel Lapuente derrotó a Brasil en el partido definitivo en un pletórico Estadio Azteca, consiguiendo así, el primer campeonato avalado por la FIFA.   LA ACTUALIDAD   El Mundial sub 17 que arrancará en junio será el primero de gran importancia que se celebre en la década que inicia. Nuevamente el panorama no es del todo alentador con severos problemas sociales que inundan nuestro país. La guerra contra el narcotráfico ha matado a más de 40 mil personas por lo que nuevamente el deporte intentará aliviar por unos cuantos días los problemas que a diario nos enfrentamos los mexicanos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×