A. Paranaense 3-0 Chivas... Talavera deja a Chivas en estado de coma

Las ausencias pesaron más de lo esperado. Mientras la delantera lució completamente chata, la defensa, comenzando por el siempre titubeante Alfredo Talavera dio un partido simple y sencillamente...
 Las ausencias pesaron más de lo esperado. Mientras la delantera lució completamente chata, la defensa, comenzando por el siempre titubeante Alfredo Talavera dio un partido simple y sencillamente desastroso. Los goles en contra no son más que el fiel refle

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOKyocera Arena. Jueves 23 de junio de 2005Las Chivas están heridas de muerte. Una pésima noche de la retaguardia rojiblanca abrió la puerta para que el Atlético Paranaense tenga más de un pie en la final de la Copa Libertadores de América al derrotar a los del Rebaño por tres goles a cero.

Las ausencias pesaron más de lo esperado. Mientras la delantera lució completamente chata, la defensa, comenzando por el siempre titubeante Alfredo Talavera dio un partido simple y sencillamente desastroso. Los goles en contra no son más que el fiel reflejo de una escuadra que no pudo más, que fue víctima de los diferentes contratiempos que atravesó. Al débil portero rojiblanco, habrá que entenderlo por su inexperiencia, pero también solicitarle que la actitud de valentía mostrada al solicitar la titularidad en la puerta se vea compensada con actuaciones dignas sobre el rectángulo verde.

PRIMER TIEMPO

Guadalajara tuvo un inicio prometedor. El cálido ambiente que se vivía en las tribunas se congelaba conforme los minutos discurrían. Las Chivas, con todo su amplio repertorio de ausencias, impedían que el cuadro de casa tuviera la posesión del esférico. Rafael Medina, por el sector derecho, se colaba hasta la línea de fondo; Alejandro Vela, a los siete minutos, se quitó a un hombre, enfiló hacia la punta izquierda y sacó un tiro-centro que se fue de largo. La sensación de victoria se alimentaba en el corazón jalisciense.

El Rebaño confirmó que no estaba dispuesto a perder cuando Medina disparo de media distancia. La estampa resultaba inequívoca: esa pelota iba a incrustarse en el ángulo superior izquierdo del golero carioca. Pero no… Diego se lanzó con majestuoso oportunismo para desviar heroicamente y fulminar las ilusiones del rival.  Galindo se lamentó, aunque lucía conforme con la paridad en el marcador.

El promisorio horizonte que se dibujaba para los del Rebaño sufrió un severo golpe a partir de los veintiún minutos. Medina, queriendo ser protagonista de una u otra forma, se equivocó en la salida y posibilitó que la pelota fuera propiedad de Lima, quien ingresó al área, miró al portero y disparó cruzado. El cancerbero visitante intervino como pudo y alcanzó a desviar con las uñas. Fue sólo la tenue amenaza de lo que vendría un minuto más adelante. Centro de Andrés Rocha desde el costado derecho. Manuel Sol habilita a Aloísio; quien no tiene más que rematar ante la nefasta salida de Talavera.

Guadalajara mostró empaque para reaccionar. La anotación recibida no incidió con profundidad en el rendimiento de la escuadra jalisciense; por el contrario, se mantuvo luchando y mereció el tanto de la igualada. Lamentablemente, el invulnerable Diego opinó lo contrario. Disparo venenoso de Palencia y de nuevo, casi como si se tratara de la misma acción, el guardameta local vuela como los grandes para evitar la caída de su meta.

La ida a los vestidores no desagradaba del todo a los de Benjamín Galindo. Se requería matar brevemente el ímpetu brasileño. Sin embargo, una falta desde los linderos de la medialuna abrió el camino para que Fernandinho, con el auxilio involuntario de la barrera, marcara el segundo y despertara los focos de alarma en el debilitado equipo mexicano.

SEGUNDO TIEMPO

La sensación de peligro siempre estuvo rondando la atmósfera rojiblanca. A muy poco se puede aspirar cuando el sector bajo es una auténtica coladera. La eterna desconfianza de Talavera terminó por contagiar a los defensores, que se cansaron de fallar en acciones que no requerían más que toques de rutina.

Chivas ya nunca atacó en la parte complementaria. Las dolorosas ausencias golpearon tremendamente el potencial ofensivo de los jaliscienses. Peralta y Vela son los menos culpables. Ellos se esforzaron por generar acciones en la ofensiva: no obstante, la imponente zaga enemiga siempre los mantuvo a raya y, cuando no, la figura de Diego adquiría dimensiones impresionantes. Los brasileños sí tuvieron un portero confiable.

La resignación del dos a cero ya se apreciaba en la mente de los dirigidos por Benjamín Galindo. Dentro de la tristeza de la derrota, se reconocía que remontar no era imposible. Sin embargo, el golpe final apareció intempestivamente. Fabrício picó hacia el centro, tiro con pierna zurda y marcó el tercero de la velada. De Talavera ya se esperaba lo peor; se lanzó tardíamente, encogió los brazos y aceptó un gol con aparente sentencia incluida. 

GOLES

1-0 Andrés Rocha centra desde el costado derecho; Manuel Sol habilita a Aloísio, quien aprovecha la mala salida de Talavera para enviar el balón hasta el fondo de las redes. (22´)

2-0 Fernandinho ejecuta el tiro libre por el sector izquierdo de la medialuna. La pelota es ligeramente desviada por la barrera y propicia que Talavera no alcance la de gajos. (44´)

3-0 Fabrício pica hacia el centro, dispara con pierna zurda y propicia el romance entre el balón y las redes. Una vez más, Talavera se tarda en reaccionarALINEACIONESATLÉTICO PARANAENSE: 1 Diego, 2 Jancarlos, 13 Danilo, 4 Cocito, 5 Marcão, 14 Durval, 23 Fabrício, 17 André Rocha (amonestado al 88’), 10 Fernandinho (amonestado al 26’, salió al 76’ por el 21 Ticão), 25 Lima (amonestado al 32’, salió al 87 por el 24 Jorge Henrique de Souza), 9 Aloísio. DT Antonio López.CHIVAS: 12 Alfredo Talavera, 6 Rafael Medina, 3 “Maza” Rodríguez, 4 Héctor Reynoso (amonestado al 63’), 8 Johnny García (amonestado al 68’), 20 Omar Aguayo (salió al 46’ por el 16 Edwin Borboa), 15 Manuel Sol, 23 Juan Pablo Alfaro (amonestado al 79’), 17 Francisco Palencia, 21 Oribe Peralta (salió al 76’ por el 13 Marco Antonio Parra), 14 Alejandro Vela. DT Benjamín Galindo.[mt]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×