Vergonzoso pleito de arrabal entre Cuauhtémoc e Israel López

Para nadie es nuevo que Cuauhtémoc Blanco e Israel López se caen bastante mal e incluso, cada vez que se enfrentan en la cancha, en varias ocasiones las cosas han rozado los límites de lo permisible.
Para nadie es nuevo que Cuauhtémoc Blanco e Israel López se caen bastante mal e incluso, cada vez que se enfrentan en la cancha, en varias ocasiones las cosas han rozado los límites de lo permisible.
 Para nadie es nuevo que Cuauhtémoc Blanco e Israel López se caen bastante mal e incluso, cada vez que se enfrentan en la cancha, en varias ocasiones las cosas han rozado los límites de lo permisible.

MEDIOTIEMPO | Redacción4 de Enero de 2005

Para nadie es nuevo que Cuauhtémoc Blanco e Israel López se caen bastante mal e incluso, cada vez que se enfrentan en la cancha, en varias ocasiones las cosas han rozado los límites de lo permisible.

Mentadas de madre, empujones, burlas y miradas amenazantes, son pan de todos los días cuando los dos en cuestión se topan en una cancha de futbol. Fuera de ella, las declaraciones incluían linduras como fracasado, enano, payaso y cosas por el estilo, un pleito que realmente, una vez que acababan los partidos, nos interesaba muy poco.

Pero lo que sucedió este martes en pleno Aeropuerto de Los Angeles, cuando ambos jugadores viajaban uniformados, representando a sus respectivos clubes, es un hecho realmente vergonzoso y poco digno en cualquier persona, en cualquier llano y peor aun entre futbolistas profesionales.

Ya en el partido de la Jornada 1 de este Interliga que ganó el Toluca 2-1, las cosas habían subido de todo. El lío de Israel López había comenzado en los últimos minutos con el delantero Aarón Padilla y terminó con la intervención de Cuauhtémoc, pero todo había quedado ahí.

Sin embargo, cuando el equipo seguía el itinerario planeado “inteligentemente” por la Federación Mexicana de Futbol, Blanco y López se encontraron en el Aeropuerto de Los Angeles, listos para tomar el avión que trasladaría a los 4 equipos del Grupo 2 a San Antonio, Texas, sede de la Jornada 2, y el show dio inicio…

Nadie sabe a ciencia cierta quien empezó y realmente no importa tanto, pero algunos dicen que la cosa se puso grave cuando Cuauhtémoc le hizo señas a López para que cargara su maleta e incluso le gritó “pinche mediocre”, mientras “bromeaba” simulando que boxeaba haciendo alguna finta de tirar un golpe a Israel, provocando algunas risas entre sus compañeros que, conociendo a Blanco, sabían que todo era una broma pesada y provocativa, pero broma al fin.

Sin embargo, el jugador de los Diablos se calentó como un auténtico pingo y tomando posición, levantó la guardia y, sin previo aviso de que la cosa iba en serio ante la sorpresa de todos, sobretodo de los americanistas, soltó un izquierdazo directo al rostro de Cuauhtémoc que cayó sin capacidad de reacción, totalmente madrugado.

Como era de esperarse, las Águilas saltaron, el “Gringo” y Davino encabezaron el contraataque contra el agresor, pero Cardozo y el “suavecito” Da Silva, que también tiene sus “accidentes” con Blanco, reaccionaron para defender a su coequipero.

Siguió el “Show”, se amenazaron, empujaron y se mentaron la madre hasta el cansancio ante la vergüenza de los que veían la escenita. Fue necesario que la Seguridad del Aeropuerto interviniera, y sobra decir que, con la alta seguridad que desembocó el “11 de Septiembre”, en cualquier terminal aérea del mundo pero sobretodo de los Estados Unidos, las cosas no están para aguantar chistecitos como este.

Cuau dijo después que pese a los problemas que había tenido dentro del campo con Israel, que nunca lo insultó y que lo que sucedía en la cancha eran cosas del juego, que jamás había tenido problemas con el toluqueño fuera del campo y dejó de hablar del tema. Blanco es bromista y a veces muy llevado e Israel estaba en un mal momento y no quiso aguantar el hecho.

Por su parte, López y el resto de los jugadores de ambos equipos no han querido profundizar en el tema y han dicho que sólo “son cosas que pasan” y restan importancia al hecho.

En estas circunstancias, obviamente Cuauhtémoc será la noticia por los tantos problemas extracancha en los que se ha metido, pero no hay que perder la perspectiva y reconocer que en este caso, Israel López tiene la misma responsabilidad de lo sucedido e incluso pegó primero, algo raro en un jugador que, salvo sus encontronazos y entradas de pocos amigos en la cancha, había mantenido una conducta de respeto y educación fuera de ella.

¡Lástima Señores! Este es un ejemplo pésimo para todos sus seguidores y un pretexto perfecto para sus detractores. Los problemas en la cancha deben acabarse y olvidarse cuando se está fuera de ella. Lo que no se puede ganar o demostrar con futbol no debe de intentar arrebatarse con golpes, eso no es de valientes.

Un acto de valentía es que mantengan el respeto que sus respectivas instituciones y sus aficionados merecen, además, en este caso para nuestro país, al que están representando en territorio estadounidense. Hay que tener los tamaños para aguantarse, darse la mano y ser lo suficientemente valientes para tratarse con respeto fuera de la cancha aunque inevitablemente se caigan mal dentro de ella.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×