Canciller responsabiliza a Presidente de Boca de lo sucedido con Chivas

El Canciller argentino y candidato a Diputado por Buenos Aires, Rafael Bielsa, responsabilizó hoy al dirigente deportivo Mauricio Macri por la violencia registrada anoche en el partido Boca...
El Canciller argentino y candidato a Diputado por Buenos Aires, Rafael Bielsa, responsabilizó hoy al dirigente deportivo Mauricio Macri por la violencia registrada anoche en el partido Boca Juniors-Chivas.
 El Canciller argentino y candidato a Diputado por Buenos Aires, Rafael Bielsa, responsabilizó hoy al dirigente deportivo Mauricio Macri por la violencia registrada anoche en el partido Boca Juniors-Chivas.

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Junio de 2005

El Canciller argentino y candidato a Diputado por Buenos Aires, Rafael Bielsa, responsabilizó hoy al dirigente deportivo Mauricio Macri por la violencia registrada anoche en el partido Boca Juniors-Chivas.

Bielsa opinó que Mauricio Macri, Presidente del Boca Juniors y Dirigente del derechista partido Compromiso para el Cambio, carece de aptitudes para la política cuando no puede mantener la seguridad en la cancha de La Bombonera.

"Quien habla todo el tiempo (Macri) de la seguridad en la ciudad y no puede mantenerla en la cancha (del Boca), dudo que pueda tener aspiraciones electorales", sostuvo el diplomático argentino, quien permanecerá en el cargo hasta las elecciones de Octubre próximo.

El canciller Bielsa, quien competirá contra Macri por una curul en la Cámara de Diputados, descartó además que su hermano Marcelo llegue a la conducción técnica del Boca.

El partido de anoche entre el Boca Juniors y Chivas, por los Cuartos de Final de la Copa Libertadores 2005, fue suspendido por la violencia que desató la porra argentina ante la incapacidad de los locales por remontar un marcador global adverso de 4-0.

El árbitro uruguayo Martín Vázquez expulsó a los 74 minutos de juego al mexicano Adolfo “Bofo” Bautista y al argentino Martín “Loco” Palermo, tras lo cual se desató un caos que incluyó el ingreso de un aficionado al campo de juego y el lanzamiento de proyectiles a la cancha.

Vázquez suspendió el partido a los 82 minutos por falta de garantías, cuando la policía argentina reprimía a los descontrolados hinchas de Boca Juniors y los jugadores amenazaban con trenzarse a golpes tras las expulsiones.    [ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×