Paranaense y Sao Paulo listos para la Final de la Libertadores

El subcampeón brasileño Atlético Paranaense y Sao Paulo abrirán este miércoles, en la sureña ciudad de Porto Alegre, la disputa por la inédita Final de la Copa Libertadores, por primera vez entre...
 El subcampeón brasileño Atlético Paranaense y Sao Paulo abrirán este miércoles, en la sureña ciudad de Porto Alegre, la disputa por la inédita Final de la Copa Libertadores, por primera vez entre clubes de un país.

MEDIOTIEMPO | Agencias5 de Julio de 2005

El subcampeón brasileño Atlético Paranaense y Sao Paulo abrirán este miércoles, en la sureña ciudad de Porto Alegre, la disputa por la inédita Final de la Copa Libertadores, por primera vez entre clubes de un país.

Paranaense, que hasta el lunes tenía la esperanza de que la CONMEBOL autorizara su juego como local en el Kyocera Arena de Curitiba, debió conformarse con la disposición de actuar fuera de su sede.

El Kyocera Arena, a pesar de ser reconocido por la propia CONMEBOL como el más moderno y seguro de América Latina, carece del aforo mínimo de 40 mil espectadores exigido en el reglamento de la Copa Libertadores para la serie final.

Tampoco los otros estadios de la ciudad de Curitiba, el Couto Pereira del Coritiba FC y Pinheirao del Paraná, mayores que el Kyocera Arena, tenían el aforo reglamentario para albergar la primera Final de Paranaense en su tercera participación copera.

El club "rubronegro" (rojinegro), después de su clasificación ante Chivas, 3-0 en Curitiba y 2-2 en Guadalajara, dispuso de la construcción de tribunas metálicas móviles, para pasar de 25 mil a 41 mil espectadores.

La CONMEBOL, sin embargo, desautorizó la medida por carecer de tiempo para una inspección y por la exigencia de certificados de seguridad del Consejo Regional de Ingeniería Civil y la policía Militar (PM).

El estadio de Londrina, sureña ciudad también del estado de Paraná y con capacidad para 45 mil espectadores, tampoco contaba con la certificación de la CONMEBOL y así Paranaense debió acogerse a un escenario habilitado en recientes competencias.

En consecuencia, el Estadio Beira Río, del club Internacional de Porto Alegre y donde Brasil jugó el último partido de local por la eliminatoria, el pasado 5 de Junio (4-1 sobre Paraguay), recibirá el primer encuentro de la inédita Final.

En lo deportivo, el entrenador del "Furacao" (Huracán), Antonio Lopes, podrá disponer del volante Evandro, quien se reintegró después de participar con Brasil en el Mundial Sub-20 de Holanda y donde el conjunto sudamericano ocupó el tercer lugar.

El portero Diego, los defensas Mancarlos, Cocito y Marcao; los volantes André Rocha, Alan Bahía, Fernandinho y Fabricio, y los goleadores Lima y Aloisio están confirmados en la titular, mientras que en los suplentes se mantendrá al colombiano Vladimir Marín.

En el torneo local, con un equipo mixto donde debutó el colombiano David Ferreira, inhabilitado para la Copa Libertadores por haber jugado la primera fase con América de Cali, Paranaense cayó 2-1 en su visita a Brasiliense, en Brasilia.

Colista con tres puntos, a 20 del líder Ponte Preta, Paranense se medirá en el torneo continental a Sao Paulo, décimo quinto en el Campeonato Brasileiro con 12 unidades, luego de caer  1-0 en su visita al puntero, en Campinas.

Sao Paulo, monarca continental en 1992 y 2003 y subcampeón en 1974 y 1994, eliminó en la Semifinal al argentino River Plate, tras vencerlo 2-0 en casa y 3-2 en Buenos Aires.

El conjunto dirigido por Paulo Autuoti, técnico campeón en 1997 con Cruzeiro de Belo Horizonte en final frente al peruano Sporting cristal de Lima, tendrá el "refuerzo" del lateral Cicinho, campeón con Brasil en la Copa FIFA Confederaciones de Alemania.

Además de la reincorporación de Cicinho, se sumaron al equipo el portero emergente Bruno, el lateral Fabio Santos, el zaguero Edcarlos y el atacante Diego Tardelli, los 2 últimos titulares, quienes jugaron el Mundial Sub-20 de Holanda.

El portero-goleador Rogerio Ceni, el atacante Luizao –máximo goleador brasileño en Copa Libertadores-, y el lateral Júnior, todos campeones con Brasil en el Mundial de Corea del Sur-Japón 2002, ponen la cuota de experiencia en el conjunto "tricolor".

El zaguero uruguayo Diego Lugano, su compañero Fabao; los volantes Mineiro y Josué -ambos de la selección mayor-, el armador Danilo y el atacante Amoroso, quien reemplazó al lesionado Grafite, completan la nómina del cuadro paulista.

En la estadística, los paulistas ostentan el registro de mayor número de goles en una Final, luego de propinarle un 5-1 al chileno Universidad Católica en el partido de ida en 1993.

Paranaense, décimo brasileño en disputar una Final, por su lado, buscará sumarse a los 13 equipos que ganaron el torneo en su primera Final, como ocurrió en 2004 con el colombiano Once Caldas de Manizales.

Sólo Sao Caetano, en 2002, y el Internacional, en 1980, perdieron el título, ganado por última vez por un club brasileño en 1999 con el Palmeiras, dirigido en esa oportunidad por el actual seleccionador de Portugal, Luiz Felipe Scolari.

Autuori buscará su segundo título continental e igualar a Scolari, también campeón en 1995 con el Gremio de Porto Alegre, y Lula, técnico de Santos en 1962 y 1963.

Tanto Autuori como Lopes llegaron a sus respectivos clubes cuando ya se había iniciado este año la competencia, y se convirtieron en los terceros técnicos de sus equipos en lo que va de 2005.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×