Empaña vandalismo título de Sa Paulo en la Libertadores

La confusión y el vandalismo empañaron hoy la conmemoración del tercer título de la Copa Libertadores, alcanzada la noche del jueves por el popular club brasileño Sao Paulo.
La confusión y el vandalismo empañaron hoy la conmemoración del tercer título de la Copa Libertadores, alcanzada la noche del jueves por el popular club brasileño Sao Paulo.
 La confusión y el vandalismo empañaron hoy la conmemoración del tercer título de la Copa Libertadores, alcanzada la noche del jueves por el popular club brasileño Sao Paulo.

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Julio de 2005

La confusión y el vandalismo empañaron hoy la conmemoración del tercer título de la Copa Libertadores, alcanzada la noche del jueves por el popular club brasileño Sao Paulo.

La tradicional y céntrica Avenida Paulista, eje vial de la capital financiera brasileña circundada por museos, comercios y edificios que albergan las oficinas de las principales instituciones bancarias del mundo, se convirtió esta madrugada en un caos.

Decenas de los enardecidos "torcedores" (aficionados) se enfrentaron con la Policía Militar (PM), que trató de impedir que  los descontrolados hinchas destruyeran varios establecimientos comerciales de la zona rosa, que comenzaron a cerrar sus puertas.

La presencia de los eufóricos aficionados provocó que muchos establecimientos, en especial bares, comenzaran a cerrar sus puertas, para evitar el ingreso de los hinchas a los locales, situación que fue interpretada como "provocación".

La Avenida Paulista se ha convertido en testigo y epicentro para la celebración de títulos deportivos, como los futboleros, los del voleibol o del automovilismo, los deportes con mayor número de seguidores en el país.

Los 2 sentidos de la avenida fueron interrumpidos, luego que aficionados de todos los puntos de la ciudad se unieron a los asistentes del juego donde Sao Paulo goleó 4-0 (5-1 global) al Paranaense, en una inédita final entre clubes del mismo país.

El estadio Morumbí albergó a 70 mil aficionados que celebraron el tercer título continental del "tricolor paulista" (1992, 1993 y  2005) y la clasificación para el Mundial de Clubes que se diputará en Diciembre en Japón.

Los enfrentamientos con la PM impidieron que los jugadores y cuerpo técnico del Sao Paulo se desplazaran a la Avenida Paulista para celebrar con los aficionados, por recomendación de las propias autoridades.

La plantilla, sin embargo, se fue a celebrar el título en una reconocida churrasquería de la capital paulista, donde se conmemoró el inobjetable título.

Los incidentes comenzaron desde el propio estadio Morumbí, donde un aficionado cayó desde las graderías y sufrió heridas de gravedad.

Otras 50 personas, en tanto, fueron atendidas en el puesto de salud del escenario después de un enfrentamiento entre una barra "brava" y agentes de la policía, quienes trataron de impedir la entrada forzosa del grupo que carecía de las respectivas entradas.

Con utilización de balas de caucho y gases lacrimógenos, la Policía impidió el ingreso de los aficionados que querían ingresar  al escenario sin la boletería, siendo arrestados 40 integrantes.

Incidentes similares se presentaron en el juego ante River Plate, donde los autobuses de la delegación y aficionados argentinos fueron apedreados, provocando una reacción violenta de los visitantes.  

[ntx]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×