Colo Colo 1-3 Chivas... ¡Con sabor a chile mexicano!

Las Chivas Rayadas del Guadalajara dieron un paso trascendental en su lucha por clasificar a la ronda de grupos de la Copa Libertadores de América al imponerse por un categórico tres goles a uno...
Las Chivas Rayadas del Guadalajara dieron un paso trascendental en su lucha por clasificar a la ronda de grupos de la Copa Libertadores de América al imponerse por un categórico tres goles a uno al Colo Colo de Chile. Por la escuadra rojiblanca, anotaron
 Las Chivas Rayadas del Guadalajara dieron un paso trascendental en su lucha por clasificar a la ronda de grupos de la Copa Libertadores de América al imponerse por un categórico tres goles a uno al Colo Colo de Chile. Por la escuadra rojiblanca, anotaron

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Monumental David Arellano. Martes 24 de enero de 2006

Las Chivas Rayadas del Guadalajara dieron un paso trascendental en su lucha por clasificar a la ronda de grupos de la Copa Libertadores de América al imponerse por un categórico tres goles a uno al Colo Colo de Chile. Por la escuadra rojiblanca, anotaron Omar Bravo, en un par de ocasiones, y Ramón Morales mediante la vía penal; por los chilenos, Matías Fernández marcó el del consuelo.

Con la victoria, el Rebaño tiene la mesa puesta para oficializar su clasificación el próximo 31 de enero, cuando reciban a la malherida institución andina.

PRIMER TIEMPO

El sabor a Copa Libertadores rápidamente se percibió en el Monumental David Arellano. Los cánticos de la gente, los reclamos airados desde la tribuna, la firmeza del árbitro... En fin, todo se conjugó para que el Colo Colo y las Chivas se adentraran rápidamente en el exclusivo ritmo con que se disputa el máximo certamen continental a nivel de clubes.

En Sudamérica ya nos conocen, saben de qué somos capaces. La apatía con que los representantes del Cono Sur llegaban a medirse ante los nuestros es parte del pasado. En Chile, igual que en Argentina, Brasil y demás, conocen el poderío del balompié azteca. Los partidos se los toman muy en serio, como si se tratara de una guerra. Por ello, no sorprendió que la primera advertencia sobre la puerta de Oswaldo llegara en el minuto inicial, tampoco que la hinchada impulsara incesantemente a su escuadra.

Fueron minutos de angustia para los rojiblancos. A los cuatro, un disparo de media distancia casi se incrusta en el ángulo superior izquierdo del arco jalisciense; en los instantes posteriores, el “Chupete” Suazo explotó sus virtudes, disparó de media distancia y exigió la estirada del cancerbero visitante. A los diecisiete, el habilidoso chileno volvió a hacer acto de presencia, le rompió la cintura al “Maza” Rodríguez, picó hacia el centro y tiró con la diestra. La de gajos pasó a centímetros. Chivas se salvó de milagro. Todo un espectáculo el del ariete andino.

Los jaliscienses se despabilaron con soberbia ejecución de Ramón Morales desde tres cuartos de cancha. La pelota iba directo a las redes chilenas, quería encajonarse en la portería andina; sin embargo, el arquero Bravo se estiró cuan largo es para impedir que los asistentes al David Arellano pararan de saltar. El marcador parecía ansioso por entrar en movimiento, pero el balón seguía sin entrar.

El primer acierto rojiblanco registró efectos positivos para la escuadra de Westerhoff. Su equipo empezó a presionar, se apoderó del esférico y coqueteó con un tanto que finalmente no cayó. Mientras la pelota estuviera en terreno enemigo, el cuerpo técnico del Rebaño se daba por bien servido.

La música de los albos a punto estuvo de caer ante un prodigioso Jarabe Tapatío de Omar Bravo. El delantero de las Chivas regateó y le puso la de gajos a Sergio Santana. El ex hidalguense quiso iniciar con el pie derecho su participación en la Libertadores. Con extrema decisión, Santana atacó el esférico. Para su mala fortuna, la pelota se fue por arriba de la meta chilena.

Guadalajara no se hundió tras la falla. Santana se quedó con sed de triunfo, Bravo se decidió a vestirse de héroe. La fórmula dio resultado a los treinta y cinco minutos: saque desde la esquina derecha, cabezazo de prolongación de Sergio y barrida concluyente a segundo poste de Omar. Así fue como el chile mexicano comenzó a crear ciertas dificultades en el aparato digestivo del Colo Colo. Picado en el orgullo, el conjunto local buscó reaccionar a costa de lo que fuera.  El recurso utilizado para intentarlo no podía ser otro, Humberto Suazo. El “Chupete” ya no se quitó a uno ni a dos hombres. Eso era poca cosa. En cambio, dejo sembrado a medio equipo rival y embistió con incalculable furia. No fue suficiente. Una vez más falló la conclusión. Aún le falta para ser crack.

El festival rojiblanco se extendió en el último minuto de la primera mitad. Alberto Medina entraba al área, fue trabado por Riffo y el árbitro no dudo al señalar la pena máxima. Ramón Morales no falló, silenció los cántico de los incrédulos hinchas andinos. Su disparo fue tranquilo, certero, pegado al poste derecho. Los manotazos que alcanzó a dar Bravo sólo hicieron más dolorosa la recepción del segundo golpe para el Colo Colo.

SEGUNDO TIEMPO

Colo Colo salió revitalizado a la parte complementaria. Su orgullo es grande, tanto como su historia. Matías Fernández así lo entendió. Recibió en la medialuna, quebró la cintura de dos hombres y disparo cruzado para incrustar la de gajos en el ángulo inferior derecho de la puerta de Oswaldo. El estadio explotó, los chilenos se envalentonaron.

El cubetazo de agua fría no impidió que el Guadalajara siguiera haciendo lo suyo. Muchos pensaron que  el regreso chileno estaba por gestarse. Estaban en un grave error. Sergio Santana se escapó por el corredor derecho, centró a Omar, y éste, en plan grande, remató a tres dedos para volver a poner en dos la distancia en el marcador.

Colo Colo murió en el intento. Chivas, en cambio, mantuvo la forma futbolística y  doblegó al enemigo por amplio margen. En pocas palabras, el chile mexicano fue mucho para los andinos. Chivas, sólo falta oficializarlo, está en la ronda de grupos de la Copa Libertadores.

GOLES

0-1 Saque de esquina desde la punta derecha. Sergio Santana se anticipa y prolonga con la testa a segundo poste, Omar Bravo se tiende y envía el balón hasta el fondo de las redes. (35´)

0-2 Falta sobre Alberto Medina dentro del área. Ramón Morales ejecuta, dispara al ángulo derecho del arquero chileno e incrusta el balón en el fondo de las redes. Bravo alcanzó a manotear, pero su desvío sólo sirvió para hacer aún más cruel la caída de su meta.

1-2 Matías Fernández recibe la de gajos en la medialuna, se quita a dos hombres, pica hacia la derecha y saca disparo cruzado que termina arrinconándose en el ángulo inferior derecho de Oswaldo Sánchez. (50´)

1-3 Jugada iniciada por Diego Martínez. Alberto Medina recibe por el corredor izquierdo, enfila a línea de fondo y saca centro que es rematado a tres dedos por Omar Bravo. (53´)

COLO-COLO: 1 Claudio Bravo, 5 Miguel Augusto Riffo (amonestado al 45’), 18 Andrés González (amonestado al 5’), 4 David Henríquez, 15 Moisés Villarroel (salió al 71 por el 7 F. Meneses), 14 Matías Fernández (amonestado al 86´), 8 José Luis Jerez, 17 Arturo Sanhueza, 10 José Luis Valdivia, 9 Héctor Mancilla (salió al 59 por 11 G. Fierro), 16 Andrés Suazo (salió al 84 por el 20 B. Leal). DT Claudio Borghi.

CHIVAS: 1 Oswaldo Sánchez (amonestado al 64´), 2 Diego Martínez (amonestado al 50´, salió al 55´por 17 Jorge Barrera), 3 “Maza” Rodríguez, 4 Héctor Reynoso, 5 Carlos Salcido, 11 Ramón Morales, 15 Manuel Sol, 7 Gonzalo Pineda (amonestado al 70´), 21 Sergio Santana (salió al 83´por 14 A. Vela), 10 Alberto Medina, 9 Omar Bravo (amonestado al 35’, salió al 74´por el 16 E. Borboa)). DT Hans Westerhoff.

EL ARBITRAJE

Destacado  del uruguayo Roberto Silvera. Decretó a la perfección el tiro penal a favor del Guadalajara. 

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×