El color del Chivas-Sao Paulo... El 'Maza' y su inocentada callan al Jalisco

El color del Chivas-Sao Paulo... El 'Maza' y su inocentada callan al Jalisco El color del Chivas-Sao Paulo... El 'Maza' y su inocentada callan al Jalisco
Sin Pie de Foto
 Sin Pie de Foto

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio Jalisco, Guadalajara. Miércoles 26 de julio de 2006

  • ´Maza´ sirvió como autor intelectual del gol de Rogerio

Para ser el Campeón de América es necesario mantener la cabeza fría durante noventa minutos. Una inocentada puede ser suficiente para dar al traste con el trabajo realizado a lo largo de toda la competencia. Y ahí estuvo el “Maza” Rodríguez para regalar un tiro penal y abrir las puertas del triunfo brasileño en pleno estadio Jalisco. Los cariocas agradecieron la cortesía. Rogerio, arquero impasible y contundente, apareció con su característica dosis de tranquilidad y venció a Oswaldo. Sao Paulo tiene un pie bien puesto en la final de la Copa Libertadores.

Chivas fue lo que no debió ser a lo largo de la confrontación. No apareció ni la garra ni la entereza acostumbrada. El enemigo tuvo mucho que ver, es un equipo que da cátedra en lo que a control psicológico de los partidos se refiere. Es doloroso decirlo: Guadalajara quiso pero no pudo, sucumbió ante el temple de unos brasileños que se saben capaces de silenciar cualquier territorio, incluso al ruidoso estadio Jalisco.

El Rebaño inició el cotejo con la idea de repetir las dos victorias que obtuvo ante los paulistas en la fase de grupos. Las circunstancias fueron muy diferentes. Sao Paulo jugó aplicado, aprovechando su elogiable disciplina táctica para provocar desesperación y ansiedad en unos rojiblancos que carecieron de cintura creativa, que nunca lograron conectarse del mediocampo hacia el frente.

Oswaldo rápidamente se vio forzado a comprender que tendría arduo trabajo sobre su meta. En el mismo minuto, un par de disparos rasos y venenosos obligaron la estirada del cancerbero jalisciense. Todos agradecieron la presencia del santo hecho portero. De lo contrario, la fiesta hubiera terminado con indeseable celeridad.

El equipo mexicano tardó valiosos minutos en tener presencia ofensiva. Como se ha vuelto una costumbre, el estilo de juego brasileño a nivel de clubes se les incómoda a nuestros representantes. Chivas no encontraba la solución al problema, se topaba con la bien aplicada retaguardia sudamericana. El único aviso de regular peligro se produjo cuando el cronómetro señalaba el octavo minuto: pase de Omar para el “Bofo”, éste se perfila y saca disparo cruzado que se estrella lentamente en la pierna de un zaguero. El Jalisco sentado, no había nada que festejar. Se esfumaba el sueño del tanto de la quiniela…

La noche de ilusión amenazó con transformarse en pesadilla a los veinte minutos. Tiro libre a favor de los brasileños. Todos atentos a los que acontecía en el área rojiblanca. La pelota se eleva… Ricardo remata y estremece las redes. Larrionda, árbitro del cotejo, avala el gol y camina hacia el mediocampo. Los elementos Chivas se arremolinan en torno al hombre de negro, éste se mantiene firme y da por buena la obra carioca. Pero llegó el salvador, en esta ocasión no fue Oswaldo, sino el cuarto árbitro, que había apreciado correctamente el intento de resurrección de la “Mano de Dios” y ayudó a que el silbante lavara su error. Cero a cero. Sao Paulo furioso. Chivas feliz por lo que le invalidaron al rival mas no por los méritos propios.

Las manecillas caminan lenta y rutinariamente. Guadalajara, el polémico y tradicional batallón jalisciense, no resuelve el crucigrama de los paulistas, no encuentra la llave que le permite encontrar vía libre rumbo al título continentel. Larrionda indica que el primer tiempo no va más. Tímidos abucheos en las tribunas. El “Bofo” se va con la cabeza gacha y Oswaldo aplaude tratando de encontrar el impulso necesario para el complemento.

La reaparición en la cancha renovó las esperanzas del Rebaño Sagrado. El pueblo rojiblanco pensaba que en los segundos cuarenta y cinco minutos la balanza se acabaría inclinando a favor de su causa. “Chepo” hizo lo que consideró pertinente y mandó a los suyos a la batalla. No podían dejar ir vivos a los astutos forasteros…

Sao Paulo se ve un poco más encerrado en su propia área. No se alcanza a distinguir exactamente qué porcentaje debe atribuirse al dominio local y cuál a las propias expectativas sudamericanas. Parecía, aunque sólo se trató de un lastimoso espejismo, que el comando anfitrión  saldría avante y enarbolaría la bandera del triunfo.

Bautista tuvo la oportunidad de pintar la sonrisa en más de medio México pero irreverente como es, remató equivocadamente y consintió que la oportunidad se esfumara. Ramón intentó corregir el camino: tomó la de gajos cerca de la medialuna y disparó al poste derecho. El esférico se fue a impactar en la publicidad estática. Ceni caminó tranquilo y gozoso, convencido de estar haciendo correctamente su labor.

Chivas rogaba por la anotación que rompiera la paridad en los cartones. Esparza, con el espíritu que sólo tienen nuestros Campeones del Mundo Sub 17, disparó de fuera del área y se quedó a un par de centímetros de marcar un gol que valía oro molido y algo más. El travesaño apareció, sustituyó el ruido del fallido festejo al cimbrarse con el violento choque del balón. No pasó de un fuerte sofocón para el cuadro visitante.  Y entonces, cuando la moneda estaba en el aíre, llegó el clásico cubetazo de agua para nuestro representante. El “Maza, con la inocencia de un novato y con la poca técnica que siempre ha tenido, decidió jalonear a Aloisio dentro del área e impulsó a Larrionda, con motivos de sobra, para que se diera cita en el manchón penal. Rogerio, el gran líder del oponente, mató a nuestro santo y nos hizo pensar que quizás el futbol mexicano tenga que seguir esperando para coronarse en la Libertadores.

Aún queda la vuelta. Mientras haya vida, hay esperanza; sin embargo, Rogerio y sus compatriotas saben que la eliminatoria está en sus manos, y que el silencio del Jalisco no significó más que el dolor de una escuadra que se vio superada anímica y futbolísticamente por el Sao Paulo de Brasil.

[mt][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×