Mexicanos en Texas vibran con sus equipos en el Interliga

Para miles de inmigrantes mexicanos, el torneo Interliga que se juega en Estados Unidos es la mejor oportunidad que tienen para ver a su equipo favorito desde que salieron de sus lugares de origen.
Para miles de inmigrantes mexicanos, el torneo Interliga que se juega en Estados Unidos es la mejor oportunidad que tienen para ver a su equipo favorito desde que salieron de sus lugares de origen.
 Para miles de inmigrantes mexicanos, el torneo Interliga que se juega en Estados Unidos es la mejor oportunidad que tienen para ver a su equipo favorito desde que salieron de sus lugares de origen.

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Enero de 2007

  • Para miles de inmigrantes es la mejor oportunidad que tienen para ver a su equipo

Para miles de inmigrantes mexicanos, el torneo Interliga que se juega en Estados Unidos es la mejor oportunidad que tienen para ver a su equipo favorito desde que salieron de sus lugares de origen.

Desde la semana pasada, ocho equipos mexicanos participan de esta eliminatoria que ofrece dos cupos para la Copa Libertadores, el Torneo más importante en el que participan solamente equipos de Sudamérica.

Para participar como invitados, ocho cuadros de la Primera División de México juegan el Interliga: América, Cruz Azul, Morelia y Jaguares, Tecos, Necaxa, Monterrey y Tigres.

El fin de semana pasado, miles de seguidores se acercaron al Estadio Pizza Hut Park en Frisco, al norte de Dallas, a alentar a sus respectivos equipos.

Uno de ellos fue Raúl Manrique, jardinero de profesión que aunque vive en el oeste de Oklahoma, no dudó en viajar más de seis horas junto a sus dos hijos menores para ver al "club de sus amores".

"Tengo más de 10 años que no voy a México y quizás no lo vaya a hacer por mucho tiempo más. Hoy he regresado en el tiempo, como cuando gritaba hasta morir por los amarillos", dijo Manríquez, refiriéndose al color de su cuadro "de toda la vida".

Erika Buenrostro, de 27 años, llegó a EUA cuando tenía apenas cinco años. Aún así, ella y su familia no han dejado de alentar al América, liderado ahora por su estrella Cuauhtémoc Blanco.

Buenrostro viajó cuatro horas desde Arkansas hasta Frisco "y lo haría nuevamente con tal de ver jugar al América".

Con los rostros pintados y portando banderolas y pancartas con lemas alusivos a sus equipos, los inmigrantes mexicanos no sólo estimulaban a sus jugadores con cánticos populares, también esperaban a sus ídolos antes y después de cada cotejo para tomarse una fotografía o para pedirles un autógrafo.

Alejandro Rey, aficionado del Necaxa, buscó al que considera "uno de los grandes", el centrocampista Gerardo Galindo. Su intención fue "arrancarle una firma", que logró estampar en una camiseta de ese club después de más de dos horas de espera.

"Desde que nací, soy del Necaxa y lo seré por siempre, estando lejos o cerca, estando vivo o muerto", dijo Rey.

Y es que para muchos, como Rey, el futbol lo es todo, como le sucede a Diego Rivas, de 46 años e hincha de Jaguares de Chiapas.

Rivas llegó, con un grupo de compatriotas también aficionados a Jaguares, vestido de una manera muy peculiar: un pasamontañas y una pipa, vestuario peculiar del Subcomandante Marcos, principal Portavoz del grupo armado indígena denominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

"Cubrirnos el rostro no quiere decir que no queremos dar la cara. Es un símbolo de resistencia y de pensamiento, porque el futbol y la política lo son todo en Chiapas", asegura Rivas.

Pero no todos los asistentes a estos partidos son de origen mexicano. Mark Dupont, de 43 años y natural de Dallas, practica el futbol desde que era pequeño y siempre gustó "del buen futbol".

"Hoy mis hijos juegan este deporte en la escuela y casi nunca tienen la oportunidad de ver a equipos de Primera División de un país que en los últimos años se ha superado mucho", acotó Dupont.

El Interliga, antes llamado Pre-Libertadores, culmina esta semana en Los Angeles.

El Campeón se quedará con un boleto directo e ingresará al Grupo 2 de la Copa Libertadores que ya tiene clasificados a Sao Paulo (Brasil), Alianza Lima (Perú) y Audax Italiano (Chile).

Mientras tanto, el segundo disputará un partido extra con Sporting Cristal (Perú). El ganador de ese encuentro ingresaría al Grupo 1 junto a Banfield (Argentina), Libertad (Paraguay) y Nacional (Ecuador). [EFE][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×