Colo-Colo 2-0 Boca... Los chilenos fueron letales

El Colo-Colo ganó hoy por 2-0 al Boca Juniors, Campeón de la Copa Santander Libertadores de 2007, un partido con sabor a Clásico que lo deja con seis puntos, los mismos del Atlas mexicano, en la...
El Colo-Colo ganó hoy por 2-0 al Boca Juniors, Campeón de la Copa Santander Libertadores de 2007, un partido con sabor a Clásico que lo deja con seis puntos, los mismos del Atlas mexicano, en la cima del Grupo 3 del torneo.
 El Colo-Colo ganó hoy por 2-0 al Boca Juniors, Campeón de la Copa Santander Libertadores de 2007, un partido con sabor a Clásico que lo deja con seis puntos, los mismos del Atlas mexicano, en la cima del Grupo 3 del torneo.

MEDIOTIEMPO | Agencias20 de Marzo de 2008

  • Gran partido, intenso y veloz
  • Boca llegó más pero Colo-Colo fue contundente
  • Los chilenos y Atlas mexicano, en la cima del Grupo 3

El Colo-Colo ganó hoy por 2-0 al Boca Juniors, Campeón de la Copa Santander Libertadores de 2007, un partido con sabor a Clásico que lo deja con seis puntos, los mismos del Atlas mexicano, en la cima del Grupo 3 del torneo.

En un encuentro a todo ritmo, el Boca Juniors perdió porque a pesar de una reacción de león herido tras quedar en desventaja, debió luchar no sólo con un rival que fue más eficaz en la puntada final, sino con fantasmas propios y contra un portero inspirado, Cristián Muñoz, que hizo honor a su apodo de "Tigre".

El partido fue intenso desde el comienzo, con predominio del Boca Juniors, que presionó con insistencia, pero los goles los hizo el Colo-Colo, que estuvo letal en la definición.

Recién se jugaba el minuto 3 cuando el paraguayo Salcedo centró para Bizcayzacú, que hizo una pared con Fierro y en seguida retrasó para Jorquera que arremetía y, desde afuera del área, el centrocampista sacó un remate rasante y cruzado que llegó al fondo de la red.

El Boca no perdió la compostura y comenzó a desarrollar su juego, principalmente a través de Vargas y Ledesma en el medio, aunque Riquelme no lograba concretar buenas jugadas, porque el Colo-Colo marcaba bien a los hombres que debían recibir más arriba.

En ese contexto, fueron las alas las que le dieron vuelo al equipo argentino, sobre todo Palacio, que le dio un paseo reiterado a Ricardo Rojas por la derecha y creó las principales situaciones de anotar para el conjunto Xeneize.

Riquelme tuvo dos oportunidades (minutos 23 y 28), pero sus remates se fueron afuera por centímetros, mientras en el 30 Villarroel salvó en extremo cuando el propio Román se aprestaba a anotar tras una excelente combinación con Palacio y Ledesma.

También Boca pudo anotar en los 41, cuando un cabezazo de Paleltta se desvió por poco, tras un córner de Morel Rodríguez.

Colo-Colo llegaba menos, de contragolpe y a los 35 ganó el segundo premio: Mena alargó para Fierro, que se fue por la derecha y centró al milímetro a la cabeza del "Grillo" Bizcayzacú, que sólo tuvo que empujarla para anotar el segundo.

El equipo de Claudio Borghi tuvo otras ocasiones, alimentadas por el argentino Lucas Barrios, que por la izquierda superó varias veces a Maidana (minutos 17 y 32), pero sus centros no encontraron la respuesta adecuada en el medio.

En el segundo tiempo Boca salió con todo a cambiar su suerte; durante 20 minutos ahogó al Colo-Colo en su área y sometió a un bombardeo inclemente al portero argentino de los albos, que en ese tramo salvó varios balones que la hinchada visitante ya coreaba como gol.

El técnico boquense, Carlos Ischia, lo intentó todo, pero no hubo caso. La mejor oportunidad la tuvo Palermo, que en el 59 le dio con la canilla a dos metros del pórtico, tras centro de Datolo desde la izquierda.

El Colo-Colo tuvo incluso la ocasión de estirar la cuenta en los 73, cuando Paletta derribó a Villarroel fuera del área pero el línea sentenció penalti y Gonzalo Fierro, en lo que pareció un acto involuntario de justicia, le dio horrible desde los once metros y desvió el remate.

La defensa del Colo-Colo cedió quince tiros de esquina y tuvo el mérito de no perder la calma ni en los momentos de mayor agobio, lo que terminó por apagar en los minutos finales los ímpetus del Boca, sobre todo tras la salida, por lesión, de Riquelme.

Desde el 66, ambos equipos jugaron con diez, tras la expulsión, por agredirse, de Lucas Barrios y Morel Rodríguez; acto seguido también fue expulsado el técnico Carlos Ischia, por reclamos desmedidos.

ALINEACIONES

COLO-COLO: Cristián Muñoz; Jorge Carrasco, Luis Mena, Ricardo Rojas; Gonzalo Fierro, Arturo Sanhueza, Moisés Villarroel (m.88, Gonzalo Jara), José Domingo Salcedo, Cristóbal Jorquera (m.69, Carlos Salazar); Lucas Barrios y Gustavo Bizcayzacú (m.79, Rodolfo Moya). Entrenador: Claudio Borghi.

BOCA JUNIORS: Mauricio Caranta; Jonathan Maidana, Julio César Cáceres, Gabriel Paletta, Claudio Morel Rodríguez; Pablo Ledesma (m.65, Leandro Gracián), Sebastián Battaglia, Fabián Vargas (m.46, Jesús Datolo); Juan Román Riquelme (m.76, Mauro Boselli); Rodrigo Palacio y Martín Palermo. Entrenador: Carlos Ischia.

GOLES: 1-0, m.3: Cristóbal Jorquera. 2-0, m.35: Gustavo Bizcayzacú.

ARBITRAJE: el uruguayo Martín Vázquez expulsó con roja directa a Lucas Barrios y Claudio Morel Rodríguez (m.66) por agresión mutua, y al entrenador del Boca, Carlos Ischia (m.68), por reclamar. También amonestó a Fabián Vargas, Pablo Ledesma, Gonzalo Fierro, José Salcedo, y Carlos Salazar.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo 3 de la Copa Libertadores, que integran además el Atlas de México y el Unión Maracaibo de Venezuela. Disputado en el estadio Monumental, de Santiago de Chile, ante unos 45.000 espectadores.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×