Más prensa que afición, recibió a Boca

Sería por la hora o por el desconocimiento, lo cierto, es que muy pocos aficionados recibieron al Boca Juniors en el Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo. Una decena de curiosos no quitaban la...
Sería por la hora o por el desconocimiento, lo cierto, es que muy pocos aficionados recibieron al Boca Juniors en el Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo. Una decena de curiosos no quitaban la mirada en la pantalla donde anuncian los arribos aéreos.
 Sería por la hora o por el desconocimiento, lo cierto, es que muy pocos aficionados recibieron al Boca Juniors en el Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo. Una decena de curiosos no quitaban la mirada en la pantalla donde anuncian los arribos aéreos.

Rigoberto J. Esquivel | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 7 de Abril de 2008

  • Claudio Vivas fue a darle la bienvenida a sus paisanos

Sería por la hora o por el desconocimiento, lo cierto, es que muy pocos aficionados recibieron al Boca Juniors en el Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo. Una decena de curiosos no quitaban la mirada en la pantalla donde anuncian los arribos aéreos.

La desesperación aumentaba conforme pasaban los minutos. Impaciente, Alfredo, se esperaba el peor escenario. Que el vuelo de Boca se retrasara y que esto le impidiera verlos, "falta que estos argentinos lleguen tarde", decía mientras no dejaba de ver su reloj.

A sólo unos metros de Alfredo, justo a las afueras de la terminal aérea, llegó un argentino, no tenía nada que ver con los bosteros, pero sí con Atlas. Claudio Vivas, Director Deportivo de los Zorros hizo su aparición, pues fue a darle la bienvenida a sus paisanos.

Mientras un joven traía consigo una playera de la Selección Argentina, Aldo Bañuelos se paseaba de un lado a otro por los pasillos del aeropuerto. Era evidente lo que quería. Llevaba puesta la camiseta color oro xeneize y en sus manos un plumón.

Poco salieron los elementos argentinos. Como es su mala costumbre, de fea manera y en ocasiones ignorando a los medios de comunicación, cada jugador se escabulló entre los reporteros y algunas personas que buscaban la foto.

Mientras esto sucedía, Paco Álvarez, Vicepresidente de Relaciones Públicas de Atlas y un directivo boquense charlaban alegremente ante la mirada de Vivas. Parecía que ambos estaban planeando lo que sería su itinerario de hoy, pues los Zorros se han caracterizado por ser muy buenos anfitriones con los equipos visitantes en esta Copa Santander Libertadores.

Al final de cuentas, el trabajo de los periodistas se resumió en tres entrevistas. Fabián Vargas, Julio César Cáceres y Mauricio Caranta fueron los que hablaron.

Boca se fue en su autobús. Dejó malestar entre la prensa mexicana, pero Aldo Bañuelos, el que llevaba su camiseta de los bosteros fue el más feliz. En la tela color oro estaban las firmas de sus ídolos. Ésa playera detuvo a  todos los jugadores, los mismos que dieron una gambeta al ver una grabadora o micrófono.

[mt][foto: R.Esquivel/MEDIOTIEMPO]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×