Boca Juniors 2-1 Cruzeiro... Boca tomó ligera ventaja

-Sigue la Copa Santander Libertadores en Medio Tiempo
 -Sigue la Copa Santander Libertadores en Medio Tiempo

MEDIOTIEMPO | Agencias30 de Abril del 2008

  • Los brasileños confían en remontar

-Sigue la Copa Santander Libertadores en Medio Tiempo

Boca Juniors venció hoy al Cruzeiro brasileño por 2-1, resultado que le impide festejar por anticipado, debido al doble valor de los goles marcados fuera de casa, en el partido de ida de los Octavos de Final de la Copa Santander Libertadores.

Los tantos de Juan Román Riquelme (m.6) y Jesús Dátolo (m.65) aseguraban alguna comodidad al equipo argentino para el encuentro de vuelta, y buscaba insistentemente el tercero, pero Fabricio (m.77) marcó un golazo y abrió numerosas interrogantes en la eliminatoria.

Otra vez el equipo de Carlos Ischia falló demasiado en situaciones ideales para anotar, y mostró una endeblez defensiva que lo obsesiona en los últimos tiempos, pese a que el Cruzeiro atacó poco y nada.

El encuentro terminó un minuto antes de que se cumpliera el tiempo añadido por el árbitro uruguayo Jorge Larrionda debido a que el asistente Pablo Fandiño resultó herido por un objeto lanzado desde un palco.

Sin darle tiempo al equipo de Adílson Batista de que se acercara al área local, el conjunto boquense abrió el marcador por medio de Riquelme, que libre de marcajes frente a la portería brasileña recibió un pase hacia atrás del uruguayo Álvaro González y anotó con absoluta comodidad.

En tan poco tiempo Boca había ensayado ya dos jugadas profundas por la derecha de su ataque, donde el Cruzeiro mostró dificultades en el bloqueo, especialmente cuando González salía disparado junto a la banda y buscaba abastecer de juego a Palacio y Palermo.

El equipo de Belo Horizonte intentó, a partir de ese momento, cuidar el balón, protegerlo en los pies de Wagner, Charles y Fabricio y de ese modo progresar ofensivamente por su búsqueda y por las continuas flojeras de la defensa argentina.

Lo impidieron los medios Fabián Vargas, Jesús Dátolo y Sebastián Battaglia, de manera especial este último en la recuperación del balón, con lo cual los puntas del Cruzeiro Guilherme y Marcelo Martins Moreno quedaban aislados del resto del equipo.

Boca Juniors produjo lo mejor de la primera parte a la media hora de juego, con dos acciones colectivas que terminaron con remates desviados de Martín Palermo.

Hasta ese momento el goleador del equipo local había entrado poco en juego, Riquelme estaba neutralizado y Palacio se veía obligado a retrasarse en el campo para buscar el balón, que le llegaba poco y nada.

A los 45 minutos los jugadores del conjunto brasileño reclamaron infructuosamente al árbitro uruguayo Jorge Larrionda que pitara penalti tras una jugada en la que el defensa boquense Jonathan Maidana desvió el balón al córner con la mano derecha.

Boca salió a disputar el segundo tiempo dispuesto a sellar el triunfo y en los primeros seis minutos generó tres posibilidades inmejorables, malogradas por la falta de precisión en los remates finales de Palacio y Palermo en dos ocasiones.

Riquelme se involucró más con el partido y marcó el rumbo del equipo argentino, que puso bajo los palos de su portería al Cruzeiro y casi no lo dejó salir de esa situación, y que necesitaba precisión, algún toque fino para registrar en el marcador lo que prometía delante del meta Fabio.

La ocasión llegó a los 65, cuando Dátolo entró al área con el balón dominado, eludió a Thiago Heleno y liquidó al portero del Cruzeiro con un violento remate. El 2-0 tenía más color para las esperanzas de Boca. Palermo tuvo en sus pies el tercero y estrelló la pelota en un poste.

La hinchada boquense celebraba pero a los 77 Fabricio puso en silencio a ';La Bombonera", al recibir el balón de un córner y rematar desde fuera del área a la escuadra izquierda del portero Mauricio Caranta, con lo que marcó un golazo.

Boca tuvo ocasiones para golear y el tanto brasileño arruinó la fiesta que se desataba en los graderíos, por el doble valor de los goles anotados a domicilio y por las dudas que despiertan sus flojeras, especialmente las defensivas y las que provocan sus problemas de realización en ataque.

El árbitro asistente Fandiño resultó herido en la frente por un objeto lanzado desde los palcos del estadio y Larrionda dio por terminado el encuentro cuando faltaba un minuto para completar el tiempo añadido.

Alineaciones:

2. Boca Juniors: Mauricio Caranta; Alvaro González, Jonathan Maidana, Julio César Cáceres, Luciano Fabián Monzon; Fabián Vargas (m.83, Pablo Ledesma), Sebastián Battaglia, Jesús Dátolo (m.83, Cristian Chávez); Juan Riquelme; Rodrigo Palacio y Martín Palermo. Entrenador: Carlos Ischia.

1 Cruzeiro: Fabio; Marquinhos Paraná, Giovanny Espinoza, Thiago Heleno, Henrique; Fabricio, Ramires, Charles, Wágner (m.74, Marcinho); Guilherme (m.61, Jonathan) y Marcelo Martins Moreno. Entrenador: Adílson Batista.

Goles: 1-0, m.6: Riquelme. 2-0, m.65: Dátolo. 2-1, m.77: Fabricio.

Árbitro: Jorge Larrionda (URU), asistido por sus compatriotas Pablo Fandiño y Miguel Nievas. Amonestados: Henrique, Wágner, Vargas, Jonathan.

Incidencias: Partido de ida de los Octavos de Final de la Copa Santander Libertadores disputado en el Estadio Alberto J. Armando, "La Bombonera", ante unos 50 mil espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de María Esther Duffau, conocida como "La Raulito", la hincha más representativa del Boca Juniors.

-Sigue la Copa Santander Libertadores en Medio Tiempo

[EFE][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×