Liga de Quito y la altura vencieron a Estudiantes

Sin excepciones, los argentinos ponían énfasis el miércoles en que la altura de la ciudad de Quito fue factor preponderante en la caída 2-0 que sufrió Estudiantes en su visita a Liga de Ecuador,...
Sin excepciones, los argentinos ponían énfasis el miércoles en que la altura de la ciudad de Quito fue factor preponderante en la caída 2-0 que sufrió Estudiantes en su visita a Liga de Ecuador, en el choque de ida por los Octavos de Final de la Copa Sant
 Sin excepciones, los argentinos ponían énfasis el miércoles en que la altura de la ciudad de Quito fue factor preponderante en la caída 2-0 que sufrió Estudiantes en su visita a Liga de Ecuador, en el choque de ida por los Octavos de Final de la Copa Sant

MEDIOTIEMPO | Agencias30 de Abril de 2008

  • Arrancó bien, después se quedó sin oxígeno y lo pagó con la derrota

Sin excepciones, los argentinos ponían énfasis el miércoles en que la altura de la ciudad de Quito fue factor preponderante en la caída 2-0 que sufrió Estudiantes en su visita a Liga de Ecuador, en el choque de ida por los Octavos de Final de la Copa Santander Libertadores.

"Otra víctima de la altura", titula el diario Clarín. "Estudiantes se quedó sin aire y con las manos vacías", destaca luego.

"El Pincha no tuvo altura para sostener un buen resultado", dice Diario Popular.

Estudiantes tomó recaudos para atenuar los 2850 metros de altitud de Quito, ya que recién llegó a esa ciudad horas antes del partido, tras pernoctar en Guayaquil.

"No hay recetas para jugar en la altura", indica el deportivo Olé. "En tal caso cada maestro va con su librito, pero anoche Estudiantes sufrió en carne propia cómo un buen planteo, inteligente y bien ejecutado, sucumbe cuando los metros pasan la factura".

"El Pincha lo controló en el primer tiempo, pero sintió mucho el desgaste y lo pagó al final", agrega ese diario.

Los goles de Liga llegaron cuando restaban menos de media hora para el final, gracias a Jofre Guerrón y el argentino Damián Manso. Estudiantes terminó con 10 por expulsión de Juan Manuel Díaz sobre la hora, por juego brusco.

Con el título "Estudiantes aguantó hasta que el cansancio consiguió doblegarlo", La Nación señala que "hubo trajín hasta que flaquearon las fuerzas. Estudiantes hizo un aceptable partido hasta que su resistencia cayó con estruendo a 2800 metros de altura".

A pesar del 2-0, la impresión generalizada era que Estudiantes, tres veces campeón de la Libertadores, está en condiciones de revertir ese resultado en martes en su feudo de la ciudad de La Plata.

Clarín dice que "la derrota le dejó a Estudiantes una agria sensación. Será difícil (el desquite), aunque Estudiantes nunca baja la guardia. Nunca".

Según Olé, "nada es imposible para un equipo que ya supo mostrar las uñas para seguir adelante, haciéndole honor a la historia de un club con estirpe copera, que sabe de hazañas contra cualquier pronóstico".

[AP][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×