Estudiantes no conoce de imposibles

A puro corazón y con un juego firme y sin fisuras, Estudiantes salió Campeón de la Copa Santander Libertadores al poner de rodillas en su propio feudo al Cruzeiro de Brasil y pasar a la historia.
A puro corazón y con un juego firme y sin fisuras, Estudiantes salió Campeón de la Copa Santander Libertadores al poner de rodillas en su propio feudo al Cruzeiro de Brasil y pasar a la historia.
 A puro corazón y con un juego firme y sin fisuras, Estudiantes salió Campeón de la Copa Santander Libertadores al poner de rodillas en su propio feudo al Cruzeiro de Brasil y pasar a la historia.
Buenos Aires, Argentina -
  • Pusieron de rodillas en su propio feudo al Cruzeiro

A puro corazón y con un juego firme y sin fisuras, Estudiantes salió Campeón de la Copa Santander Libertadores al poner de rodillas en su propio feudo al Cruzeiro de Brasil y pasar a la historia como el primer equipo en atrapar el cetro tras venir del Repechaje.

Treinta y nueve años después de aquel histórico Tricampeonato que ganó entre 1968-70, los "Pincharratas" volvieron a dar la vuelta olímpica de la manera más deseada por cualquier equipo argentino: en Brasil, con todo un estadio en contra y después de ir perdiendo.

Luego de estar en desventaja con gol de Henrique y ante un Mineirao con más de 65.000 personas, Estudiantes se llevó la Copa en la noche del miércoles al vencer 2-1 con goles de Gastón Fernández y Mauro Boselli, con perfectos pases de su gran figura Juan Sebastián Verón.

El partido de ida en La Plata terminó 0-0 y para el desquite Cruzeiro emergía como favorito, ya que en el Mineirao había ganado sus seis partidos en el Torneo de este año incluyendo un 3-0 a Estudiantes en la etapa de Grupos.

"Estudiantes se consagró con futbol y coraje", titula el jueves el diario “Clarín”. "Estudiantes tuvo una virtud saliente: jugó con mucha serenidad en todo momento. Confiado en su potencial, tuvo tranquilidad para no dejarse arriar por el Cruzeiro y personalidad para hacer pie en un escenario hostil".

El deportivo “Olé” dice que si para ser Campeón de la Libertadores "se requiere un estilo que mezcla en dosis iguales temple y futbol bien jugado, los “Pincharratas” honraron esa creencia del principio al fin".

"Encontrar las palabras justas para explicar tanta alegría, tanta pasión, tanto honor, tanta historia, es realmente imposible", agrega “Olé”.

Con el título "El Pincha hizo temblar el sismógrafo del continente", “Diario Popular” destaca que el conjunto argentino "fue un Campeón espectacular. Viajó hasta Belo Horizonte a exponer el resto del espíritu que le quedaba y así jugó la Final: a corazón abierto".

A nivel individual, los principales elogios se los llevó la "Brujita" Verón, que ganó la misma Copa que su padre Juan Ramón se llevó en 1968, 69 y 70.

"¡Viva Verón!", titula Olé. "Grande como en la historia de Estudiantes, la “Brujita” dejó su huella en la Final. Ídolo total".

"Verón ya era un crack y ahora es leyenda", destaca “Clarín”.

"Esto es para los que me quieren y para los que no me quieren; que disfruten la Copa", declaró tras el partido Verón, a quien, le dieron el trofeo como el mejor jugador de la Final.

Boselli, quien desembarcó en Estudiantes harto de estar en Boca Juniors a la sombra de Martín Palermo, es otro que se llevó las palmas, además un cheque de la organización por 30.000 dólares por haber sido el máximo artillero de la Copa con ocho goles, incluyendo el de la victoria ante Cruzeiro.

"Esto es soñado, ganar la Copa, ser el goleador... Somos merecidos Campeones, esto es incomparable", dijo Boselli, de quien se dice que está en la mira de Palermo de Italia.

Gracias a esta consagración, Estudiantes jugará el Mundial de Clubes en Emiratos Árabes Unidos del 9 al 19 de diciembre próximo junto con Barcelona de España, Atlante de México, Auckland City de Nueva Zelanda y el local Ahli Dubai, además de un equipo de África y otro de Asia que restan por clasificarse.

Estudiantes sufrirá la baja de un par jugadores que se despidieron ante Cruzeiro: el arquero Mariano Andújar, titular de la Selección de Argentina, fue vendido al Catania de Italia y el goleador Gastón Fernández deberá reincorporarse a los Tigres de México, propietario de su pase y con una opción de tres millones de dólares que los "Pinchas" no estarían dispuestos a pagar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×