Más de 200 aficionados del Rebaño salieron a celebrar pase a la Final

El derechazo, sin piedad de Magallón exaltó los ánimos de los tapatíos, quienes por fin vieron cómo su equipo logró el pase a la Final de la Copa Santander Libertadores y en cuanto concluyó el...
El derechazo, sin piedad de Magallón exaltó los ánimos de los tapatíos, quienes por fin vieron cómo su equipo logró el pase a la Final de la Copa Santander Libertadores y en cuanto concluyó el duelo salieron a las calles de Guadalajara.
 El derechazo, sin piedad de Magallón exaltó los ánimos de los tapatíos, quienes por fin vieron cómo su equipo logró el pase a la Final de la Copa Santander Libertadores y en cuanto concluyó el duelo salieron a las calles de Guadalajara.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco -
  • No hubo cortes a la circulación

La pasión se salió de su cause con el segundo gol de la noche. El derechazo, sin piedad de Magallón exaltó los ánimos de los tapatíos, quienes por fin vieron cómo su equipo logró el pase a la Final de la Copa Santander Libertadores y en cuanto concluyó el duelo salieron a las calles de Guadalajara para mostrar su entusiasmo junto con otros aficionados. En unos minutos había más de 200 seguidores rojiblancos alentando a los suyos, ilusionados, emocionados porque en dos ocasiones anteriores el Sao Paulo, les arrebató el boleto a la instancia final y ahora en su tercera Semifinal se instalaron en la ronda que define quién será el campeón del torneo más importante a nivel de clubes. Las canciones en la Glorieta de la Minerva fueron las mismas que se cantaron en el estadio, le cantaron a un amor que está a más de ocho mil kilómetros de distancia y le agradecieron el paso a la historia que dieron con esta victoria. Los presentes intentaron cerrar la circulación por las avenidas que confluyen en el monumento pero al no ser una cantidad suficiente, dos patrullas escoltaron a los aficionados que le daban vueltas a la diosa Minerva y no se entorpeció la circulación por la zona. Salvo un incidente entre dos particulares, no hubo más que lamentar, ya que había otras cinco patrullas, a la espera de entrar en acción, en caso de que fuera necesario. Poco a poco la afición se retiró, con la ilusión puesta en volver en 15 días para festejar el campeonato de la Libertadores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×