Toluca 1-1 Barcelona de Guayaquil... Tejada salvó la noche

Luis Tejada salvó una noche que parecía que terminaría en tragedia en la capital mexiquense. El panameño hizo un gol a cinco minutos del final en el partido contra el Barcelona de Guayaquil para...
TEJADA.mov
Estadio Nemesio Diez, Toluca, México -
  • Con el empate los Diablos Rojos legaron a cuatro puntos tras tres fechas disputadas de la Copa Libertadores
  • Damián Díaz adelantó a los ecuatorianos y el panameño empató al marcador cerca del final del juego

Luis Tejada salvó una noche que parecía que terminaría en tragedia en la capital mexiquense. El panameño hizo un gol a cinco minutos del final en el partido contra el Barcelona de Guayaquil para que los Diablos Rojos apenas rescataran un empate en la Jornada 3 de la Copa Libertadores, donde llegaron a cuatro puntos. Le costó casi todo el partido, pero al final el Toluca pudo abrir la defensa del equipo ecuatoriano que llegó al Estadio Nemesio Diez a encerrarse y que aprovechó la única jugada de peligro que tuvo para irse al frente en el marcador. Los Diablos tomaron rápido el papel de atacante y los visitantes su papel de defensores. Los mexiquenses se adueñaron de la pelota, la tocaron cuantas veces querían, a veces con cierto grado de confianza, la trasladaban de un lado a otro. Sin embargo, la zaga anaranjada aguantó los arribos de la ofensiva local que tuvo por lo menos dos jugadas claras para abrir el marcador en el primer tiempo. Al Barcelona nada le salía, metido atrás la mayor parte del tiempo reventando balones, no podía ligar tres toques, los rebotes no le favorecían y al ataque estaba prácticamente desaparecido. Parecía cuestión de minutos para que el conjunto escarlata hiciera el primer  gol de la noche en el Estadio Nemesio Diez. Pero al minuto 36 los jugadores del Guayaquil lograron conectarse en una jugada desde la media cancha y con toques precisos se metieron hasta el área y se fueron arriba en el marcador, ante la sorpresa del propio técnico, Gustavo Costas, quien festejó con gesto de sorpresa el gol del mediocampista argentino, Damián Díaz. Nadie creía lo que pasaba en el terreno de juego, sobre todo cuando el equipo visitante no había generado peligro en la portería de Alfredo Talavera. El conjunto dirigido por Enrique Meza mantuvo su postura. Ya en el segundo tiempo el “Ojitos” mandó a la cancha al brasileño Lucas Silva y a Carlos Esquivel, sin embargo, ninguno de los dos fueron el revulsivo que el equipo necesitaba y el partido se desenvolvió de la misma manera. Toluca arriba presionando y el Barcelona atrás aguantando. Los ecuatorianos cedieron hasta tres cuartos de cancha. Hasta ahí llegaban con pelota controlada y sin ningún problema “Sinha”, Thiago, Silva y compañía, el problema iniciaba a la hora de desbordar por las bandas o de meter un pase al área. Ninguno de los tocadores de los Diablos salieron finos y eso fue provocando desesperación en el equipo que se quedó sin ideas para abrir a la defensa visitante. Guayaquil se dedicó a retener la pelota las pocas veces que tuvo el control. Cuando no se estaban defendiendo, arrastraban el esférico a las bandas con la intención de hacer tiempo más que por incrementar la ventaja. Y fue a cinco minutos del final cuando el delantero panameño, Luis Tejada salvó la noche en el Estadio Nemesio Diez. El centroamericano remató solo de cabeza un centro medido de Edy  Brambila por la banda de la izquierda para empatar el marcador en el minuto 40. El gol fue una inyección de motivación para los Diablos Rojos que todavía al minuto 44 tuvieron el gol del gane en la cabeza de Lucas Silva, quien solo dentro del área chica, sacó un remate flojo directo a las manos del arquero visitante. Ya no hubo tiempo para más y el Toluca se tuvo que conformar con un punto para llegar a cuatro, en tanto el Barcelona de Guayaquil sumó dos unidades a la mitad de la Copa Libertadores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×