Costosa 'leve mejoría' del Tri

Un empate sin goles ante Honduras no alcanza a ser válvula de escape para una Selección Mexicana que, a pesar del resultado, esta noche perdió más de lo que ganó.
Después de un par de horas de cirugía, Javier Hernández salió con éxito tras la fractura de clavícula sufrida este miércoles por la noche en el amistoso contra Honduras.
 Después de un par de horas de cirugía, Javier Hernández salió con éxito tras la fractura de clavícula sufrida este miércoles por la noche en el amistoso contra Honduras.  (Foto: Notimex)
NRG Stadium, Houston, Texas -
  • El partido terminó caliente, con empujones y reclamos
  • El Tri ya no tendrá amistosos antes del debut en Copa Oro

Un empate sin goles ante Honduras no alcanza a ser válvula de escape para una Selección Mexicana que, a pesar del resultado, esta noche perdió más de lo que ganó.

La lesión de Javier Hernández, presumiblemente fractura y baja para Copa Oro, intranquilizó a un equipo que había mostrado una mejor cara respecto a la del sábado pasado ante Costa Rica.

El “Piojo” mantuvo la alineación con que terminó ese partido, con línea de cuatro y Chicharito y Carlos Vela en la dupla de ataque, con Giovani dos Santos como principal sacrificado.

Era difícil ofrecer una peor faceta y al menos en esta ocasión el equipo no tardó en convertirse en el propositivo.

Si bien los centroamericanos enseñaron primero los dientes con un par de disparos lejanos, el factor Carlos Vela de inmediato inclinó la balanza a favor del cuadro azteca.

Su sonrisa habitual fue la reacción al disparo de fuera del área que dejó en el palo al 25’ y también cuando al 36’ cobró un tiro libre directo a la horquilla.

Antes de este último había dejado solo a Chicharito frente al portero, quien celebró que el atacante no es zurdo. Porque así remató a un lado del arco.

Lastimosamente para Javier Hernández esa fue apenas la primera frustración de la noche, incomparable con la que sufriría al 39’, cuando Héctor Herrera le abrió una pelota hasta la banda.

Ahí llegó le delantero, quien cayó y fue arrollado por la inercia de la carrera por el hondureño Brayan Beckeles. Hernández de inmediato se incorporó pero con el brazo derecho inmóvil. El gesto fue de dolor y sólo alzó la mano sana a la banca para pedir el cambio y salir del estadio hacia el hospital.

A pesar de eso, el equipo mexicano terminó embalado la primera parte, ya con Oribe Peralta en lugar de Chicharito y Paul Aguilar a punto de vencer al arquero Donis Escober o con el hondureño Johnny Palacios cerca de marcar un autogol.

A poco de arrancar el primer tiempo, Miguel Herrera implementó el primer cambio táctico e ingresó a Giovani en lugar de Vela. El equipo tardó así en acoplarse y en cambio se calentaba en contra del árbitro.

Antes de dirigirse al vestidor en el descanso, el “Piojo” reclamó al silbante la jugada de Hernández.

Luego Jesús “Tecatito” Corona, que había entrado por Héctor Herrera, exigió un penal al 76’.

La jugada fue muy apretada y con ello el público se volcó a favor del Tri y en contra del silbante, al que luego le reclamaron de todo y quien fue incapaz de controlar un par de grescas en la recta final.

Pero Honduras también estuvo cerca y prueba de ello fue el remate de Andy Najar que Diego Reyes sacó en la línea al 80’, si bien México respondió con disparos de Giovani dos Santos y Miguel Layún que de milagro alcanzó el arquero centroamericano.

Al final el saldo fue de otro jugador lesionado, udespués del descartado Héctor Moreno; una racha sin ganar que aumenta a siete partidos desde la preparación para Copa América, así como todavía dudas futbolísticas de cara a la Oro, para la que aún faltan 8 días pero ya ningún juego amistoso.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×