Del "Chepo" al "Flaco"

Se tuvo que hacer el ridículo y poner en serios aprietos la posible calificación al Mundial para que viniera la decisión que todos, menos los dueños del futbol, habíamos tomado. La destitución de José Manuel De La Torre como Seleccionador Nacional se dio después de que ocurriera una verdadera catástrofe, ya que la derrota ante Honduras en el otrora  imbatible Estadio Azteca provocó tal indignación que ocurrió lo que tenía que ocurrir. Nadie sobrevive a un “aztecazo”. El “Chepo” dejó al Tri en fase terminal y ahora el nuevo doctor tiene que hacer un trasplante de corazón inmediato, ya que parece que es ese órgano el que le anda fallando al equipo y sus jugadores, quienes se muestran tan nerviosos y endebles que no fueron capaces de sostener un resultado, y por el contrario, bastó recibir el gol del empate para que se desmoronaran al grado de verse superados por un equipo en apariencia y en nómina tan inferior como el hondureño. Considero sin el necio afán de hacerle al Técnico y por supuesto respetando la labor de Luis Fernando Tena, de quien puedo decir conozco su manera de trabajar, que deberá atacar primero a esa debilidad mental, porque de pronto todo lo bueno que hacen los jugadores en sus clubes parece desaparecer al ponerse la playera nacional, el nervio de jugar para México hoy en día es tal que la baja de juego comienza al momento mismo de ser convocado. Después se tiene que mejorar  el manejo de los ritmos y tiempos de partido, no puede ser que equipos como el hondureño le enseñen a los mexicanos como se debe conservar un marcador, como esconder la pelota y enfriarle al juego al rival. Dicen también que el fútbol es de momentos y que se debe respetar cuando algún jugador pasa por una buena racha, es decir que no importa si se juega en Europa, América, África o Timbuktú se debe alinear a quien esté mejor. Finalmente deberá dejarse atrás la novela de Carlos Vela y su secuela llamada Guillermo Ochoa, creo yo que con el “Flaco” al frente las susceptibilidades en el caso tienen que terminar y que a su vez los jugadores deben responder a un llamado que tendría que ser considerado un privilegio. En Luis Fernando Tena se tiene la ventaja de dar un giro al timón sin que sea tan drástico, toda vez que es alguien de adentro, que conocer las entrañas del equipo y al futbolista mexicano. Tiene la capacidad de mantener un buen vestidor sin perder  de vista el objetivo y que  dio excelentes  buenos resultados cuando se le dejo el mando del representativo nacional. La misión es dura pero se puede conseguir si es que se le logra cambiar la cara y la coherencia vuelve al seno del equipo, si la humildad aparece en lugar de la soberbia. Sigo confiando en que México estará en Brasil, que hoy es lo único que importa, la forma será lo de menos, creo que Tena es el entrenador ideal para una situación de emergencia. Mi twitter: @betoruizg

Recomendaciones
Comentarios