Con sed de venganza se concentra la Selección Mexicana para enfrentar a EU

Con el ánimo de tomar revancha de la eliminación sufrida por Estados Unidos en la Copa del Mundo Japón-Corea 2002, la selección de México se concentró este lunes para encarar su partido...
 Con el ánimo de tomar revancha de la eliminación sufrida por Estados Unidos en la Copa del Mundo Japón-Corea 2002, la selección de México se concentró este lunes para encarar su partido eliminatorio del domingo.

MEDIOTIEMPO | Agencias21 de Marzo de 2005

Con el ánimo de tomar revancha de la eliminación sufrida por Estados Unidos en la Copa del Mundo Japón-Corea 2002, la selección de México se concentró este lunes para encarar su partido eliminatorio del domingo.

Uno a uno, los seleccionados mexicanos fueron llegando a la sede de concentración en el Centro de Alto Rendimiento de la FMF, y la mayoría coincidió en que se tiene una espina clavada por esa derrota y otras tantas con los estadunidenses.

El delantero Jared Borgetti explicó que esa derrota en el pasado Mundial no debió ser, porque históricamente el Tricolor ha sido mejor que el conjunto de las barras y las estrellas, "pero nos dejaron fuera y hay que aceptarlo, ahora haremos lo nuestro y si se puede de forma contundente, mejor".

El artillero del club Pachuca agregó que eso es algo que traen como una espina clavada, por lo que resaltó la importancia de salir con los tres puntos de su compromiso del domingo en el Estadio Azteca, así como el que sostendrán ante Panamá.

Dijo que es importante sacar el resultado en casa, sobre todo porque se trata de un rival diferente a Costa Rica y que depende de ellos salir adelante de este compromiso.

Sobre el hecho de que a los estadunidenses les ofrecen una prima superior a los siete mil dólares por derrotar a México, Borgetti comentó que eso es muestra de que están preocupados por el Tri, al que han visto que se ha preparado bien para ganar este encuentro.

Por su parte, el también atacante Francisco "Kikín" Fonseca, coincidió con su compañero en el sentido de la espina que se tiene clavada por aquella eliminación, "fue una situación que nos dolió mucho, pero ahora tenemos enfrente el momento de la revancha y hay que aprovechar que jugamos en casa".

Para el delantero cruzazulino es muy importante que México vuelva a recuperar la jerarquía que tenía sobre los equipos de la zona, incluido el de Estados Unidos, al que tratarán de vencer este domingo para demostrar que sigue siendo el Gigante de CONCACAF.

"Kikín" Fonseca aceptó que, sin faltarle el respeto a los demás equipos del área, el duelo con los vecinos del norte es el más difícil de todos, por lo que no se puede perder nunca más en el Azteca en una eliminatoria, "mucho menos ante este rival".

En tanto, el mediocampista Jaime Lozano señaló que tienen que hacer valer su condición de locales porque Estados Unidos es el rival más fuerte que van a tener que enfrentar en esta eliminatoria, "hay que cobrar venganza de la eliminación sufrida en la pasada Copa del Mundo, ahora nos toca a nosotros dejarlos fuera a ellos".

Indicó que este tipo de enfrentamientos se ha tornado en un Clásico sobre todo porque los norteamericanos han crecido mucho, así que México deberá demostrar que sigue siendo el Gigante de la zona y el domingo quedará acentado.

A su vez, el portero Oscar Pérez señaló que no se olvidan de la eliminación de hace tres años, ahora tienen a la mano la revancha y tratarán de hacer las cosas lo mejor posible para ganar y estar presentes en la Copa del Mundo Alemania 2006.

[ntx][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×