Previo México-Panamá... ¡Qué sea oficial el boleto al Mundial!

El júbilo se quedó guardado en las gargantas del pueblo mexicano.  Los deseos de alcanzar la Copa del Mundo en casa del odiado enemigo del norte se hicieron patentes, en ningún instante fueron...
 El júbilo se quedó guardado en las gargantas del pueblo mexicano.  Los deseos de alcanzar la Copa del Mundo en casa del odiado enemigo del norte se hicieron patentes, en ningún instante fueron ocultados. A Estados Unidos se le tenía que vencer de la

Mauricio Cabrera |  MEDIOTIEMPOEstadio Azteca. Miércoles 7 de septiembre de 2005 a las 21:00 hrs.

El júbilo se quedó guardado en las gargantas del pueblo mexicano.  Los deseos de alcanzar la Copa del Mundo en casa del odiado enemigo del norte se hicieron patentes, en ningún instante fueron ocultados. A Estados Unidos se le tenía que vencer de la forma que fuera. Con esa encomienda viajaron La Volpe y sus pupilos rumbo a Columbus. El resultado es por todos conocido: el equipo de Bruce Arena festejó el acceso a la máxima fiesta futbolística del orbe mientras el tricolor regresaba a su terruño con el orgullo seriamente afectado. El consuelo azteca se fundamenta en la posibilidad de amarrar el boleto a piso teutón cuando se enfrente a Panamá. Seguramente podremos saltar y presumir que “Nos vamos al Mundial”, pero nada borrará la nueva herida producida por Donovan y compañía.

Ricardo La Volpe se ha encargado de reubicarse en el ojo del huracán. El planteamiento táctico utilizado frente a los norteamericanos despertó cualquier cantidad de críticas, algunas justificadas y otras no tanto. El timonel nacional se equivocó notablemente al respetar en demasía al rival. El sector ofensivo de los nuestros fue inoperante de principio a fin; Borgetti y Fonseca jamás pudieron superar la retaguardia enemiga. Sinha hizo lo humanamente posible por evocar el recuerdo a Cuauhtémoc Blanco. La defensa se fracturó en cuanto el “Maza” Rodríguez y Duillo Davino sacaron a relucir sus escasas virtudes técnicas. En el análisis global, el seleccionador verde sale perdiendo. Espera reivindicarse lo más posible con un holgado marcador ante la débil representación panameña.

Las características del contrincante hacen pensar que la contienda será resuelta sin mayores complicaciones. La artillería del conjunto mexicano buscará ensañarse con el frágil oponente. Si contra Estados Unidos las aportaciones de Borgetti y Fonseca resultaron insuficientes, frente a Panamá, ambos elementos gozarán de las libertades requeridas para explotar su estilo de juego. Sólo es una cuestión de puntería.  Panamá  está liquidado por la matemática. Los dos puntos que registra no le sirven más que para ocupar el último lugar del Hexagonal Eliminatorio. El cuadro caribeño tiene el gran mérito de haberse colado hasta las últimas instancias con un plantel limitado. La experiencia adquirida en este tipo de enfrentamientos traerá mayores certezas para trabajar a futuro en el balompié canalero. José Hernández, director técnico, y sus jugadores escribieron una página de oro en el deporte de dicha nación. Es deseable que éste sea el despegue definitivo hacia un mejor futuro.

El partido se inclina claramente a favor de la Selección Mexicana. La victoria se da por un hecho. Sin embargo, el tricolor deberá tomar la ventaja desde los primeros minutos de las hostilidades; de lo contrario, no sería raro que el público asistente empiece a expresar inconformidad en torno al trabajo de Ricardo La Volpe. El estadio Azteca es fiel cuando se ve correspondido sobre el terreno de juego. Cualquier imprevisto podría romper irremediablemente la tensa relación entre los aficionados y ciertos elementos de la oncena verde. Sea como sea, podemos anticipar que “NOS VAMOS AL MUNDIAL ALEMANIA 2006”.[mt][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×