FIFA dice que 'Kikín' es 'El León Mexicano'

La página web fifaworldcup.com destaca hoy al mexicano Francisco Fonseca como uno de los jugadores a seguir entre las selecciones calificadas para la Copa del Mundo Alemania 2006.
 La página web fifaworldcup.com destaca hoy al mexicano Francisco Fonseca como uno de los jugadores a seguir entre las selecciones calificadas para la Copa del Mundo Alemania 2006.

MEDIOTIEMPO | Agencias 17 de Octubre de 2005

La página web fifaworldcup.com destaca hoy al mexicano Francisco Fonseca como uno de los jugadores a seguir entre las selecciones calificadas para la Copa del Mundo Alemania 2006.

Con el título Jugador a seguir: Francisco Fonseca, el león mexicano, la FIFA valoró los 15 goles que lleva "Kikín" en los 20 partidos con la Selección Mexicana, cantidad que es superior, dice, a la de glorias mexicanas como Enrique Borja, Luis Hernández, Cuauhtémoc Blanco o el mismo Jared Borgetti, su compañero en el ataque tricolor.

También resalta que esa marca es incluso mejor a la de grandes astros mundiales como el brasileño Ronaldo, el francés Thierry Henry o el inglés Michel Owen.

La FIFA relata un pasaje significativo en la infancia del artillero, el fallecimiento de su hermano Enrique, de quien adquirió el apodo de "Kikín", así como su andar por las divisiones inferiores hasta llegar a Pumas para saltar a la fama con dos títulos y también arribar a la selección para sobresalir.

A continuación, el texto íntegro de Jugador a seguir: Francisco Fonseca, el león mexicano:

El triunfo de México ante Guatemala (5-2) tuvo nombre propio: Francisco Fonseca. El delantero de Cruz Azul marcó en cuatro ocasiones, convirtiéndose apenas en el cuarto jugador tricolor en conseguir dicha hazaña en una fase clasificatoria para una Copa Mundial de la FIFA.

Humilde como siempre, al conocer ese dato, Fonseca sólo mencionó: "La verdad es que no hubiera hecho uno solo si mis compañeros de la Selección no me hubieran puesto antes un pase, así que todo lo debo precisamente al equipo".

LA FUERZA DE LA TRAGEDIA

En la vida y el futbol, Francisco Fonseca ha sabido sacar fuerza de la tragedia. La dramática muerte de su hermano y los largos años pasados en divisiones inferiores sólo consiguieron endurecer su carácter y fortalecer sus ansias de triunfo.

El primer golpe llegó cuando sólo tenía 2 años. Una noche, Enrique, su hermano mayor, falleció mientras dormía. El pequeño Francisco creció admirando al hermano que nunca conoció, pero de quien heredó dos cosas que lo marcarían para toda la vida: el apodo “Kikín” y la pasión por el futbol.

Así, Fonseca creció con la firme intención de convertirse en jugador profesional. Sin embargo, el inicio no fue fácil. Pasó por las fuerzas inferiores del equipo de su ciudad, el León, pero no pudo debutar en Primera División. En lugar de ello, Francisco fue prestado hasta en 3 ocasiones a pequeños equipos de Primera “A”: Yucatán, Curtidores y La Piedad, con el que consiguió el ascenso y, al fin, la posibilidad de jugar, a los 22 años, su primer partido en el Máximo Circuito.

Una vez ahí, sus números estuvieron lejos de convencer: 28 partidos y 0 goles como extremo derecho, una posición poco usual para él. A pesar de ello, la leyenda del futbol mexicano, Hugo Sánchez, entrenador de los Pumas, descubrió al diamante en bruto y lo fichó para su equipo.

Después de 14 partidos en la banca, Sánchez le dio la posibilidad de jugar y Fonseca nunca miró atrás. En 2 años y medio con los Pumas, disputó 71 encuentros y marcó 25 goles. Pero no sólo eso: fue pieza fundamental del equipo que logró romper la sequía del equipo felino, que tras 13 años, volvía a consagrarse campeón de la Primera División del futbol mexicano. No extrañó, entonces, que se convirtiera en ídolo total de la afición ¿Más razones? Su olfato goleador, entrega y corazón dentro de la cancha, así como su cercanía con la afición. A diferencia de muchos jugadores, “Kikín” acostumbra quedarse una hora después de los entrenamientos para mejorar sus remates y pulir sus carencias, y otros 60 minutos más para firmar autógrafos y tomarse fotos con el público.

UN PRESENTE BRILLANTE

En Noviembre de 2004, Fonseca debutó con la Selección Mexicana en un amistoso frente a Ecuador. El resultado fue concluyente: México ganó 2-1 con 2 goles de su nuevo delantero. A partir de entonces, el “Kikín” casi nunca ha faltado a una convocatoria y su nombre entre los titulares se ha hecho una costumbre. Con 10 goles, fue el tercer mejor anotador de la fase clasificatoria de la zona Norte, Centroamericana y del Caribe rumbo a Alemania 2006.

Transferido a Cruz Azul en Enero de 2005 por casi 4 millones de dólares -una suma muy alta para el mercado mexicano-, ha trasladado su talento y éxito a su nuevo equipo. En 28 partidos ha marcado 16 goles y ha creado una dupla letal con el seleccionado argentino César “Chelito” Delgado.

Ahora, Fonseca tiene 2 sueños por cumplir. El primero, evidentemente, jugar una Copa Mundial de la FIFA y hacer historia en ella. "Estoy muy emocionado por jugar el Mundial. La Selección está cada vez mejor, veo un grupo muy bueno, muy sano, y con muy buen tiempo para llegar a tope al Mundial. Estamos bien para lo que todos queremos: ser campeones del mundo."

El segundo es llegar a Europa. "Una de mis metas, es probarme allí, y cada día me preparo para estar listo, así que Dios dirá si llega ese momento. Si algún día se da la oportunidad, estaré listo." Con su entrega, su olfato goleador y su carisma, ofertas no le faltarán cuando el mundo lo conozca en el gran escenario de Alemania 2006.

[ntx][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×