México 3-1 Uruguay… Sucio y feo partido que sirvió para poco

En un muy mal partido de futbol, muy sucio, con poco ritmo y con una segunda parte terrible, México derrotó 3-1 a una Selección Uruguaya inventada que sufrió, se enojó, pegó y perdió en un estadio...
 En un muy mal partido de futbol, muy sucio, con poco ritmo y con una segunda parte terrible, México derrotó 3-1 a una Selección Uruguaya inventada que sufrió, se enojó, pegó y perdió en un estadio Jalisco que tuvo una gran y meritoria entrada.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Jalisco, 26 de Octubre de 2005 ante una gran entrada

En un muy mal partido de futbol, muy sucio, con poco ritmo y con una segunda parte terrible, México derrotó 3-1 a una Selección Uruguaya inventada que sufrió, se enojó, pegó y perdió en un estadio Jalisco que tuvo una gran y meritoria entrada.

Hugo León, el árbitro, tuvo gran parte de culpa e hizo enfurecer a los charrúas, y luego los mexicanos pagaron los platos rotos. Lo mejor, el regreso de Diego Martínez al Tri que demostró que tiene todo para ser ya considerado para el grupo mundialista. Sin duda Diego Martínez fue el mejor del partido.

Los goles fueron al menos bastante buenos, primero Salcido con un gran disparo, luego Diego Martínez cobrando como crack un penal con mucha presión y luego Luis Pérez que hizo arte en un tiro libre. Al final, el juego dejó sólo moretones.

Disfruta aquí la Galería de este partidoNúmeros del Tri de Ricardo La Volpe ante Sudamericanos

PRIMER TIEMPO

Uruguay, presentó una Selección totalmente alterna, con varios jugadores que militan en la liga mexicana y que buscan un huequito en el equipo grande charrúa. México, con una alineación un tanto extraña también, con “Maza”, Huiqui y Osorio como centrales, Salcido como lateral por izquierda, Mario Méndez por derecha, “Chato en el medio campo, Diego Martínez y Lozano en medio, Guille y “Kikín” adelante.

Pese a que el partido comenzó muy parejo, México salió a tratar bien la pelota, con lo que logró cierta presencia en el área rival en los primeros 15 minutos, consiguió dos tiros libres en zona peligrosa y un par de disparos de media distancia que no trajeron nada importante a final de cuentas, sin embargo, el toque a ras de pasto y rápido, funcionaban a la perfección.

Al minuto 16, carlos Salcido se incorporó al frente y sacó un obús impresionante para anotar el 1-0 con un golazo y encender su casa, el estadio Jalisco, sin embargo, la alegría duró muy poco, puesto que mientras los mexicanos aun no terminaban el festejo fuera del campo, Uruguay cobró, trianguló, Vicente Sánchez recibió en el área y tocó para Abreu que definió por encimita de la salida de Oswaldo, empatando el marcador cuando sólo Oswaldo Sánchez estaba atento e incluso algunos de los mexicanos venían corriendo desde la zona de bancas, intentando reaccionar del campo para un extrañísimo 1-1 30 segundos después del gol mexicano.

Luego de estos segundos de confusión, el partido cayó en un bachecito, Uruguay se asentó en su propio terreno y vino un dominio mexicano un tanto estéril pero respetando la idea de elaborar las jugadas a ras de pasto. Las acciones se tornaron un tanto ríspidas por momentos, incluso Abreu reventó contra Hugo León Guajardo que tuvo un par de decisiones erróneas y amonestó al uruguayo por los reclamos.

Guille Franco no aparecía mucho, jalaba la marca con movimientos de poste, pero los hombres que más se notaban en el equipo mexicano eran Salcido, Lozano, “Maza” y por ahí Juan Pablo Rodríguez, quienes podían llegar de atrás un tanto más libres y con posibilidad de estar de cara al arco para disparar. No hubo mucho más que rescatar de esta primera mitad, las jugadas un tanto peligrosas se reducían a disparos desde fuera del área sin exageradas complicaciones para los porteros.

SEGUNDO TIEMPO

Apenas arrancaba la segunda mitad y aun no acabábamos de descifrar los cambios que se dieron, cuando Puoso abrazó a Diego Martínez en el área en una jugada muy difícil y que no parece como para penal, pero Hugo León sintió el peso de ya haberse equivocado en el gol uruguayo y le dio el cobro de la pena máxima.

Los uruguayos se enojaron mucho más de lo que ya estaban y, aunque le dijeron de todo a Diego Martínez cuando este se disponía a cobrar el penal, el mexicano lo hizo como un auténtico crack, esperando a que se tirara el portero y tocando suave, rodadita por el casi por el centro; 2-1 al 60’.

Hugo León ya no sentía lo duro si no lo tupido, a los charrúas ya no les parecía nada, les tiraron un balonazo a los nuestros cuando festejaban y luego siguieron sufriendo con la intensidad de sus entradas y las marcaciones de Hugo León. Así, al 62’, Luis Pérez aprovechó un tiro libre para anotar el 3-1 con un golazo al poste del portero.

El partido se convirtió en un desorden, los uruguayos se hicieron sentir con su dureza y los mexicanos se desorganizaron y comenzaron a sobrellevar el partido. Los cambios, que realmente fueron en una cantidad exagerada, no ayudaron en nada a esta situación, al contrario, acabaron de echar a perder el juego.

Lo más atractivo se volvió el duelo que armaron Diego Martínez con Sergio “Chapita” Blanco por la banda derecha de México; Sergio Blanco quiso meterle la pierna a Diego que, nada blandito y mucho menos dejado, inició una batalla dura pero que no sobrepasó los límites de lo deportivo.

Ya el juego era un suplicio, nada le aportaba a ninguno de los dos equipos. Uruguay apretó un poquitito al final, más porque México ya estaba más preocupado por no arriesgarse a una lesión que por buscar otro gol. Las más peligrosas fueron, una que dejó ir el Guille en el 83’ cuando quedó con espacio en el área por la derecha, pero no supo resolver ante la barrida de un defensa y otra que inventó el propio Franco pero que culminó apenas por encima del arco.

GOLES

(16’) 1-0 Carlos Salcido. Golazo con un disparo impresionante de media distancia.(17’) 1-1 Sebastián Abreu. Uruguay madruga al Tri que aun festejaba y Abreu define a pase de Vicente Sánchez.(48’) 2-1 Diego Martínez al cobrar magistralmente un penal.(62’) 3-1 Luis Pérez. Gran gol de Luisito cobrando un tiro libre al poste del portero.

ALINEACIÓN

MÉXICO: 1 Oswaldo Sánchez, 16 Mario Méndez (amonestado al 20’, salió al 46’ por el 23 Luis Pérez), 2 Francisco Javier Rodríguez, 4 Ricardo Osorio, 18 Joel Huiqui (salió al 46’ por el 14 Gonzalo Pineda), 3 Carlos Salcido, 20 Juan Pablo Rodríguez (amonestado al 54’, salió al 62’ por el 5 Irael López), 15 Diego Martínez (amonestado al 77), 19 Jaime Lozano (salió al 46’ por el 11 Daniel Osorno, amonestado al 71’), 10 Guillermo Franco, 17 Francisco Fonseca (salió al 63’ por Omar Bravo). DT Ricardo La Volpe.

URUGUAY: 1 Navarro, 2 Diego Godín (amonestado al 68’), 15 Carlos García (amonestado al 45’) , 8 Guillermo Rodríguez, 6 Pablo Lima (salió al 81’ por el 4 Pablo Mello), 16 Pereira (salió al 70’ por el 18 Darío Flores), 5 Pouso (salió al 73’ por el 14 Gabriel Alcoba), 11 Richard Núñez (salió al 62’ por el 21 Sergio Blanco), 10 Martín Ligüera (salió al 46’ por Gonzalo Castro), 22 Vicente Sánchez (amonestado al 22’, salió al 46’ por el 7 Sebastián Vázquez que fue amonestado al 78’), 13 Sebastián Abreu (amonestado al 37’, salió al 57’ por el 9 Pablo Granoche que fue amonestado al 92’). DT Jorge Fossatti.

Disfruta aquí la Galería de este partido

Números del Tri de Ricardo La Volpe ante Sudamericanos

ARBITRAJE

Pésimo de Hugo León, tuvo gran parte de culpa en que el partido se convirtiera en una porquería. Se equivocó en el gol uruguayo, luego se equivocó en el penal para México y luego no se atrevió a parar la serie de patadas con la que los charrúas encontraron el desahogo.

[mt][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×