Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Las dos atracciones del Mundial: futbol y sexo

La gran afluencia de aficionados al futbol, en su mayoría hombres, que se desplazarán a Alemania para seguir el Mundial del 9 de Junio al 9 de Julio, hará aumentar también los servicios de prostitución en las ciudades del país, algo contra lo que ya levan
Las dos atracciones del Mundial: futbol y sexo

MEDIOTIEMPO | Agencias
14 de Mayo del 2006

  • Se trata de evitar la prostitución en el Mundial

La gran afluencia de aficionados al futbol, en su mayoría hombres, que se desplazarán a Alemania para seguir el Mundial del 9 de Junio al 9 de Julio, hará aumentar también los servicios de prostitución en las ciudades del país, algo contra lo que ya levantaron la voz diversas organizaciones internacionales.

La Red Alemana de Salud de Mujeres puso en marcha una campaña contra el tráfico de mujeres para la prostitución bajo el slogan de "comprar sexo no es un deporte", para concientizar a los aficionados masculinos de la explotación forzosa de mujeres que tendrá lugar durante el torneo.

La asociación calcula que alrededor de 36 millones de espectadores, en su mayoría varones, seguirán la competencia y estima que unas 40 mil mujeres serán "importadas" desde Europa central del este hacia Alemania para "servirles sexualmente".

En Alemania el proxenetismo y la industria del sexo están legalizados y regulados por ley desde 2002 y existen barrios reservados para su ejercicio.

Ante la afluencia prevista de miles de turistas y en vista del auge del comercio sexual que se producirá durante el torneo, la industria del sexo alemana construyó un gigantesco complejo "prostitucional", según denuncia la organización.

Un abogado del nuevo gran prostíbulo levantado al lado del principal estadio de futbol del Mundial en Berlín, con una extensión de tres mil metros cuadrados y una capacidad para 650 clientes masculinos a la vez, declaró recientemente que "el futbol y el sexo van a la par".

En zonas acotadas del tamaño de un campo de futbol, se construyeron "casetas del sexo" que parecen servicios públicos, a las que se les ha llamado "cabinas de prestación".

Preservativos, duchas y aparcamientos se pondrán a disposición de los compradores, haciendo especial hincapié en la protección de su "anonimato", denunció la organización.

Las asociaciones contrarias a este fenómeno protestaron en las últimas semanas y basaron su reclamo en que el comercio del sexo viola los valores internacionales del deporte, que promueven la igualdad, el respeto mutuo y la no discriminación e hicieron diversas reivindicaciones.

La Red de Salud de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe pidió a los 32 países que participan en el Mundial de futbol, que han ratificado las Convenciones y/o los Protocolos contra la prostitución y la trata, se opongan a la promoción de la prostitución por parte de Alemania, y disocien públicamente a sus respectivos equipos de la industria del sexo.

También exigió que los componentes de los equipos de futbol se manifiesten públicamente contra la explotación sexual de las mujeres y que el Comité de la FIFA y su presidente se opongan a la unión que se ha establecido entre el futbol y el comercio del sexo.

"Les pedimos que protesten contra la explotación sexual de las mujeres ante el gobierno alemán y su Canciller, Angela Merkel, ante la Federación Alemana de Futbol y su presidente, Gerhard Mayer-Vorfelder", se podía leer en un comunicado distribuido por la asociación.

Durante las últimas semanas el Consejo de la Mujer, organización que agrupa a varias asociaciones de mujeres alemanas, lanzó otra campaña bajo el título "Punto final a la prostitución forzosa" y defendió que durante la Copa del Mundo debe vigilarse que quienes se prostituyan lo hagan voluntariamente.

La presidenta de la Confederación Alemana de Servicios Sexuales, una organización de prostitutas participante en la campaña del Consejo de la Mujer, Carolina Leppert, insistió recientemente en el carácter delictivo de la prostitución cuando no es consentida.

Para vigilar este aspecto se repartirán en los estadios de futbol durante el Mundial folletos con indicaciones que orienten a la hora de reconocer si una mujer se prostituye por voluntad propia o si es forzada a hacerlo.

Que la mujer no hable alemán, que no tenga permitido abandonar la habitación o que tenga signos visibles de violencia, como por ejemplo heridas o manchas moradas, se indicarán como posibles indicios.

[ntx][foto: EFE]

Comentarios

Partidos en Vivo (-)
...

Cargando los partidos,

por favor espera