Brasil no está preparado para ser eliminado: Parreira

El seleccionador brasileño, Carlos Alberto Parreira, admitió este lunes, después de anunciar la convocatoria definitiva que disputará la Copa del Mundo Alemania, que Brasil "no está preparado para...
El seleccionador brasileño, Carlos Alberto Parreira, admitió este lunes, después de anunciar la convocatoria definitiva que disputará la Copa del Mundo Alemania, que Brasil "no está preparado para ser eliminado".
 El seleccionador brasileño, Carlos Alberto Parreira, admitió este lunes, después de anunciar la convocatoria definitiva que disputará la Copa del Mundo Alemania, que Brasil "no está preparado para ser eliminado".

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Mayo del 2006

  • Descartó que Ronaldo tendrá problemas en el Mundial

El seleccionador brasileño, Carlos Alberto Parreira, admitió este lunes, después de anunciar la convocatoria definitiva que disputará la Copa del Mundo Alemania, que Brasil "no está preparado para ser eliminado".

En declaraciones a periodistas después de hacer pública la nómina de 23 futbolistas que disputarán el Mundial, Parreira sostuvo que "mentiría si digo que estamos preparados para ser eliminados. No estamos preparados para ser eliminados, sólo para ganar".

"El favoritismo no influenciará en el desempeño del equipo y cada adversario será respetado", agregó el entrenador que evitó referirse a casos particulares de los llamados, aunque algunos fueron inevitables.

Para el entrenador, el debut ante Croacia, genera "una expectativa grande, pues será el adversario del debut y tiene mucha calidad", mientras que consideró a Argentina, Alemania y Holanda como también favoritos al título.

"Espero que cuando enfrentemos a Japón, de (el técnico brasileño Arthur Antunes Coimbra) Zico, en el tercer partido, ambos ya estemos clasificados", añadió.

Brasil debutará en el Grupo "F" el 13 de Junio ante Croacia, en la ciudad de Berlín; luego se medirá a Australia, el día 18 en Munich, y cerrará su participación en primera fase el 22 ante Japón, en Dortmund.

Tras anunciar la plantilla, más afín al pedido de la prensa y al clamor popular que a su inclinación en la eliminatoria, con apenas cuatro "sorpresas", Parreira señaló, entre otras cosas, que Edmilson "jugará como lo viene haciendo en el Barcelona, de volante".

Reveló que le preocupa el estado físico de jugadores que están disputando torneos, en especial el desgaste de Ronaldinho Gaúcho, quien "tendrá a su disposición a toda la Comisión Técnica de la Selección para su trabajo personal y colectiva".

Ronaldinho Gaúcho, astro del bicampeón español Barcelona, "tendrá también libertad (dentro del campo) en la Selección", aseveró Parreira.

El estratega se despreocupó por la euforia que puede despertar el seleccionado brasileño en los lugares de entrenamiento, "el equipo ya está acostumbrado a esa situación. Lo que no puede pasar es que eso perjudique el trabajo".

Descartó también que Ronaldo tenga problemas de cara al Mundial, "él se está cuidando de su lesión en el muslo. Continúa siendo el ´Fenómeno´" y destacó a su compañero de ataque, Adriano, como un jugador "para todas las grandes ocasiones".

"Cuando Brasil lo necesite, él aparecerá. Así sucedió en la Copa América (Perú 2004) y en la Copa Confederaciones (Alemania 2005). Cuando él está con el equipo brasileño, encuentra afecto. Le gusta jugar para Brasil y se siente muy feliz", subrayó.

Ante la salida del portero Marcos, el zaguero Roque Júnior, el lateral Gustavo Nery y el volante Julio Baptista, Parreira señaló que "entiendo la tristeza de aquellos que no fueron convocados. Pero tenemos que pensar siempre en lo mejor para la Selección".

Los lugares fueron ocupados, de manera respectiva, por Rogerio Ceni (Sao Paulo FC), Cris (Lyon, Francia), Gilberto (Hertha de Berlín, Alemania) y Fred (Lyon, Francia).

Entrevistados por el canal TV Globo, Fred prometió "trabajo", mientras Cris, en sollozos, manifestó que debía "dejar la emoción y poner los pies en el piso. La Copa no es para todos".

El único jugador que sufrió cierta objeción por parte de la prensa fue el volante Ricardinho, del Campeón Corinthians y afectado por la eliminación de su equipo en la Copa Libertadores, mientras que la crónica admitió ausencias como las de Renato, Rivaldo y Nilmar.

El Presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, en tanto, expresó su optimismo y confianza por el seleccionado y manifestó a periodistas en la capital Brasilia que "el sexto título mundial está  fácil, pero la teoría no vale".

"Si depende de la teoría está fácil, pero en 1950 Brasil ya casi era campeón mundial y no lo fue; en el 2002 Argentina también era casi monarca y tampoco lo fue. Brasil va a precisar, además de los jugadores extraordinarios que tiene, de mucha humildad", opinó.

El mandatario apuntó que Parreira ha convocado a "lo mejor que tiene Brasil. En la lista no ha habido sorpresas, ya que el equipo estaba prácticamente montado".

"Ahora, dependerá de la suerte, de la preparación física y de los rivales. Nadie gana un partido antes de jugarlo. Deberán tener mucha disposición y voluntad. Si cada uno hace su trabajo y está convencido, ciertamente no tendremos adversarios", manifestó.

[ntx][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×