La inauguración ante Alemania es percibida como constructiva por los ticos

La presión sobre la Selección Nacional de Costa Rica a raíz de protagonizar el 9 de Junio próximo, con su contraparte de Alemania, equipo anfitrión, el partido inaugural del Mundial, es percibida...
La presión sobre la Selección Nacional de Costa Rica a raíz de protagonizar el 9 de Junio próximo, con su contraparte de Alemania, equipo anfitrión, el partido inaugural del Mundial, es percibida como constructiva.
 La presión sobre la Selección Nacional de Costa Rica a raíz de protagonizar el 9 de Junio próximo, con su contraparte de Alemania, equipo anfitrión, el partido inaugural del Mundial, es percibida como constructiva.

MEDIOTIEMPO | Agencias16 de Mayo del 2006

  • Tomará como fracaso si no pasan de la primera fase

La presión sobre la Selección Nacional de Costa Rica a raíz de protagonizar el 9 de Junio próximo, con su contraparte de Alemania, equipo anfitrión, el partido inaugural del Mundial, es percibida como constructiva.

Ello se traduce en la expectativa de que todos los jugadores involucrados cumplan el esfuerzo máximo para desempeñarse de la mejor manera posible en el debut costarricense y alemán, el 9 de Junio, en el torneo por la Copa Mundial 2006.

Exponente de esta línea de razonamiento, el Director Técnico de "La Sele", el brasileño nacionalizado costarricense Alexandre "Guima" Guimaraes, ve el reto de abrir el torneo como el saldar una cuenta pendiente desde la competencia mundial anterior.

El intenso entrenamiento cumplido por los jugadores en la concentración, en una playa costarricense, antes de viajar a Europa, donde jugarán tres partidos de fogueo antes del campeonato, fue beneficioso física y mentalmente, mencionó.

El entrenador considera que los tres rivales -Ecuador y Polonia, además de Alemania- con los que el equipo a su cargo fue sorteado en el Grupo "A" mundialista, son difíciles de enfrentar.

En opinión de Guimaraes, ello hace que sea considerable el reto que "La Sele" tiene ante sí: a diferencia de los dos intentos anteriores, ganar este campeonato.

"Es una presión constructiva, sí", respondió reflexionando, el Director Técnico, interrogado respecto al papel de Costa Rica como protagonista, con Alemania, de la inauguración.

"Es una presión constructiva en donde estoy seguro que todos se van a esforzar al máximo", agregó.

"Emocionalmente está claro que el ir a jugar un Mundial, el ir a jugar un primer partido, de debut, el tener con nosotros mismos una cuenta pendiente desde hace cuatro años, son elementos para llegar al tope" a ese juego, según el entrenador.

La cuenta pendiente data del campeonato anterior, desarrollado en 2002, cuando Costa Rica no pasó de los tres partidos iniciales.

En coincidente opinión en cuanto a la expectativa por el partido inaugural, el kinesiólogo de "La Sele", el Médico mexicano Francisco Uribe, planteó que se trata de una presión generadora de motivación.

"Creo que hay una presión extra, por ser un juego visto por tanta gente, por ser una inauguración", planteó en referencia a la transmisión en vivo por televisión a nivel mundial.

"Pero también sabemos que la presión que ellos tienen -el equipo adversario- también es muy grande", puntualizó Uribe al mencionar a la Selección Alemana.

"Entonces, creo que, en ese aspecto, más bien tiene que ser una motivación, tiene que ser un aspecto psicológico positivo, puesto que muy pocos serán privilegiados en la vida de hacer esta situación, y hay que aprovecharla", explicó.

"Creo que nosotros, todos, actuamos bajo ciertas hormonas a la hora del estrés", y "si esas hormonas las manejamos correctamente en lo positivo, creo que podemos sacarle mucho provecho", agregó el kinesiólogo.

Uribe evaluó al equipo como "en buenas condiciones", y dijo que "me parece que son jugadores de una actitud mental positiva muy grande", además de que "son muy fuertes físicamente".

"Obviamente tienen talento futbolístico, son disciplinados tácticamente y acá afuera", señaló el profesional.

"Eso me hace pensar que este equipo va a ser protagonista, que va a ser alguien que va a ir a brindarse en cada partido y que no tengo duda que podemos hacer cosas buenas", expresó.

En opinión de Guimaraes, "los jugadores han tenido una etapa bastante buena de descongestionamiento físico y mental", con un período de 10 días de vacaciones previo a la concentración en la noroccidental playa Conchal.

El equipo cumplió desde el 29 de Abril hasta el 8 de Mayo ese relajamiento, durante el cual cada jugador tuvo que desarrollar actividad física cotidiana de por lo menos 45 minutos, según el plan del preparador físico del cuadro, Alejandro Villegas.

El conjunto, que venía efectuando prácticas en instalaciones deportivas en la periferia o fuera de esta capital, se concentró del 9 al 15 de Mayo en esa playa en el sector norte del litoral pacífico de Costa Rica.

En los breves ratos de descanso, los jugadores nadaron en el mar o en la piscina del lujoso hotel en que se hospedaron, o desarrollaron juegos, y socializaron con fanáticos que llegaron a saludarlos, pedirles autógrafos o tomarse fotos con sus ídolos.

Cuando se refirió al grupo en que Costa Rica debe iniciar su participación en el campeonato, "Guima" lo calificó de "difícil".

De acuerdo con el sorteo llevado a cabo el 9 de Diciembre en Leipzig, Alemania, por la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA), Costa Rica integra el Grupo "A" del Campeonato Mundial de este año, junto con el país anfitrión, Ecuador y Polonia.

Según el calendario mundialista, Costa Rica debe enfrentar a Alemania -país anfitrión- el 9 de junio, a Ecuador el 15 del mismo mes, y a Polonia cinco días después.

Los encuentros del Grupo "A" están programados para desarrollarse respectivamente en las ciudades alemanas de Munich, Hamburgo y Hannover.

"Es un grupo bastante difícil", admitió el entrenador. 

"Alemania es casa, siempre ha sido finalista", planteó en su evaluación del primer adversario de "La Sele".

"Ecuador lo conocemos bien, sabemos que es una selección que al igual que nosotros ya tiene una experiencia de dos clasificaciones seguidas", agregó respecto al segundo que el equipo centroamericano debe enfrentar.

"Polonia es tal vez el equipo o la selección que acá menos se conoce, pero que es durísima", advirtió.

"La hemos visto ya varias veces en videos y en vivo", y es seguro que "ese partido va a ser muy duro", planteó Guimaraes.

En cuanto a sus primeros rivales, en la rifa se hizo realidad su presentimiento de que el equipo anfitrión sería uno de sus rivales, además de su deseo de no tener que enfrentar a Brasil.

Según "Guima", si regresara del torneo mundial sin haber superado la primera etapa, la Selección a su cargo habría fracasado.

Existe la virtual exigencia nacional de que "La Sele" al menos repita esta vez la gestión que cumplió en 1990, en Italia, cuando pasó a la segunda etapa, señaló.

"Casi que uno puede asegurar que si nos venimos de allá (Alemania) después de tres partidos, ahí sí el rótulo "fracaso" va a estar así puesto en la entrada", planteó el entrenador.

"Hay casi una exigencia nacional de al menos igualar lo que se hizo en los 90", agregó Guimaraes, quien fue entonces jugador del equipo mayor de esta nación centroamericana.

"Yo creo que producto, también, de que el equipo es un grupo experimentado, se puede repetir esa experiencia en Alemania 2006", expresó el Director Técnico, quien reflexionó en el sentido de que ahora "el compromiso es mucho más grande".

"Todos queremos ir allá para seguir jugando ojalá hasta la última fecha del torneo", planteó.

Costa Rica clasificó al próximo campeonato mundial por haberse ubicado en 2005 en tercer lugar en el torneo eliminatorio de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Futbol (CONCACAF).

Las selecciones nacionales participantes en el hexagonal de la CONCACAF fueron las de Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, México, Panamá, y Trinidad y Tobago.

Estados Unidos y México, con 22 puntos cada uno, resultaron respectivamente líder y sublíder de la competencia, mientras Costa Rica, con 16, quedó en tercer lugar, Trinidad y Tobago (13) resultó cuarto, Guatemala (11) quinto y Panamá (dos) cerró la lista.

Costa Rica se dispone a cumplir su tercera participación mundialista en 16 años -la segunda consecutiva-, gestión respecto a la cual son altas las expectativas tanto de equipo como de seguidores.

En su primera incursión en la competencia global, en 1990 en Italia, "La Tricolor" llegó a la segunda etapa del torneo, y 12 años después, en el campeonato mundial que se desarrolló en 2002 en Corea del Sur y Japón, no pasó de la primera etapa.

Costa Rica contó en sus filas, en los dos torneos anteriores –en Europa como jugador, y en Asia como Director Técnico-, a Guimaraes, quien ahora repite gestión como entrenador.

[ntx][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×