FIFA dedicó en su página un espacio sobre la vida personal del Guille

-"Kikín" y La Volpe se reconcilian
-"Kikín" y La Volpe se reconcilian
 -"Kikín" y La Volpe se reconcilian

MEDIOTIEMPO | Agencias31 de Mayo del 2006

  • Habla sobre un accidente que sufrió de niño
  • Recalca el orgullo que siente por vestir la playera de México

-"Kikín" y La Volpe se reconcilian-Lavolpe es quien necesita a un psicólogo: Aspe

La Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), en su página de Internet, le dedicó un espacio a la vida del delantero argentino naturalizado mexicano Guillermo Franco, quien forma parte de la Selección "azteca" que disputará la Copa del Mundo en Alemania.

En entrevista, el jugador de 30 años, que milita con el club español Villarreal, explica cómo su vida ha sido de constante lucha desde el principio, pues dos semanas antes de nacer su madre sintió que había algo mal en el desarrollo del embarazo.

"Mi madre dijo que había tenido una premonición: estaba convencida de que me estaba muriendo y convenció al Doctor para que la llevara al hospital. Allí descubrieron que tenía el cordón umbilical enrollado en el cuello y me estaba estrangulando", explicó el ariete al portal de la FIFA.

El jugador nacido en Corrientes, al noroeste de Argentina, señaló que tuvo que pasar dos semanas en una incubadora para salir adelante, pero que el destino le tenía preparado un duro golpe: el divorcio de sus padres cuando contaba con cuatro años, lo que lo obligó a ser criado por su abuela Eva.

A la edad de nueve años, Franco enfrentó, por segunda ocasión en su corta vida, a la muerte. Salió de la ducha empapado, buscó algo de beber en el "viejo refrigerador de su abuela", del cual recibió una descarga eléctrica de 120 vatios.

"Eva lo oyó gritar, corrió hacia la cocina e intentó apartar a su nieto del refrigerador con una mano mientras agarraba una silla de madera con la otra. Ambos se electrocutaron durante varios minutos, pero milagrosamente sobrevivieron", explica el artículo.

Franco afirmó que tanto él como su abuela "teníamos que haber muerto. Unos expertos nos lo dijeron. Nos explicaron que mi cuerpo tenía que haber estallado porque la tensión es el doble cuando dos cuerpos se tocan. El  poco de madera que mi abuela agarró no podía haber repelido la descarga".

Este hecho es considerado como un milagro por la Iglesia de Corrientes que tiene una placa que conmemora el suceso: "En la vida suceden milagros".

Franco comenzó su andar por el balompié a la edad de 14 años, cuando fue fichado por el Club San Lorenzo para que militara en sus fuerzas inferiores, por lo que se tuvo que mudar a Buenos Aires, una ciudad en la que  experimentó momentos difíciles al tener que vivir en un barco anclado.

A la edad de 17 años, según relata Guillermo, encontró "a Dios. "Una persona se me acercó en la calle, me dijo `Jesús te ama" y me invitó a una reunión. Desde ese día entendí a Dios de una forma distinta. Me cambió como persona y hoy soy lo que soy gracias a él".

En 2002 fue fichado por Rayados de Monterrey de la Primera División de México, su calidad no pasó desapercibida para el técnico de la Selección Mexicana, el argentino Ricardo La Volpe, quien le preguntó si estaría "preparado para defender los colores de la Selección Mexicana".

"México me ha dado todo lo que tengo. Me dio dos hijas, estabilidad económica y la oportunidad de mejorar como persona. Pensé que se me ofrecía una excelente oportunidad para expresar mi gratitud", afirmó.

Sobre las perspectivas que tiene el conjunto Tricolor en tierras alemanas, Franco lo resume de la siguiente manera: "Mi vida ha sido un milagro. Si es mi hora y la de México, Dios lo decidirá".

-"Kikín" y La Volpe se reconcilian-Lavolpe es quien necesita a un psicólogo: Aspe

[ntx][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×