El Mundial de la cerveza... Su venta ya rompe récords

La cerveza es parte de la cultura gastronómica alemana, de ahí que ninguna de las ciudades anfitrionas del Mundial de futbol, que comenzará el próximo viernes, haya olvidado mencionar la...
 La cerveza es parte de la cultura gastronómica alemana, de ahí que ninguna de las ciudades anfitrionas del Mundial de futbol, que comenzará el próximo viernes, haya olvidado mencionar la posibilidad de degustar esta bebida en sus campañas de información p

MEDIOTIEMPO | Agencias4 de Junio de 2006

  • No faltará la bebida en ningún momento

La cerveza es parte de la cultura gastronómica alemana, de ahí que ninguna de las ciudades anfitrionas del Mundial de futbol, que comenzará el próximo viernes, haya olvidado mencionar la posibilidad de degustar esta bebida en sus campañas de información para atraer a los visitantes del torneo.

Todo apunta a que la cerveza será la bebida más consumida y que fluirá a raudales durante el mes que durará el campeonato; las cerveceras alemanas tomaron nota y tranquilizaron los ánimos asegurando que no faltará la bebida y que en caso contrario, están preparadas para embotellar a gran velocidad.

Tanto los dueños de restaurantes, bares y otros clubes, así como los consumidores están bien aprovisionados para la cita que se acerca.

Unos días antes del silbatazo inicial del torneo, las mayores cerveceras alemanas vendieron ya más cerveza que nunca.

Krombacher, por ejemplo, la mayor cervecera privada del país vendió en mayo casi 600 mil hectolitros de cerveza y registró el mejor resultado mensual de su historia, una cifra que se podría equiparar al rendimiento de un año completo, comentó un portavoz de la firma a medios alemanes.

Otras firmas como Veltins vendió algo menos, 270 mil hectolitros durante ese mes, lo que supuso también un récord en su libro de negocios. Warsteiner se mostró también satisfecha con sus resultados de mayo, aunque no publicó cifras.

Las cerveceras pusieron en marcha campañas publicitarias para fomentar su consumo durante el Mundial y muchas pretenden también elevar los precios durante la segunda mitad del año para compensar el encarecimiento de la energía y el transporte y para que, transcurrido el evento, no se encuentren con caídas drásticas de resultados y beneficios.

No será sin embargo una cervecera alemana la suministradora oficial de cerveza en los estadios del Mundial de la FIFA, sino su patrocinadora estadounidense Anheuser-Busch, aunque eso sí, junto a su socia Bitburger.

Las cervecerías se muestran muy optimistas respecto al torneo que acecha y esperan que el sol y el aumento de temperatura sean sus aliados durante estos días para incrementar el consumo de cerveza. Esperan además, que la selección alemana llegue lejos y, con ella, sus seguidores más cerveceros.

Pero si bien los espectadores que acudan a los estadios de futbol consumirán cerveza, no lo harán en la medida que deseen, sino de forma limitada, siguiendo las normas de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

El Comité Organizador ya anunció que se podrá beber cerveza con alcohol en los estadios, pero que se limitará la venta a un litro por persona; de momento, también se venderá cerveza en los partidos que se considere que entrañan algún riesgo para la seguridad, aunque esta decisión podría revocarse si tiene lugar alguna situación excepcional.

La competencia para ello la tendría la policía, pero antes tendrían que evaluar la situación el puesto de información central para intervenciones deportivas (ZIS), junto a las autoridades deportivas de la ciudad anfitriona y el Comité Organizador de la FIFA. Los responsables reaccionarían con rapidez, señaló recientemente ese comité.

En principio la cerveza fluirá en los estadios de futbol y fuera de ellos. La instalación de zonas de ocio que las ciudades anfitrionas ofrecen con vistas a reunir a los visitantes para seguir los partidos en pantallas gigantes o disfrutar de diversos espectáculos es un reclamo también para tomarse, mientras tanto, un par de cervezas.

Y eso lo saben bien las cerveceras. En Alemania existen mil 274 cerveceras, la mitad de las cuales se encuentran en el estado de Baviera; otros estados con gran producción cervecera son Baden-Württember, que cuenta con 170 cerveceras y Renania del Norte Westfalia, con 115.

Desde mediados de los años 90, cuando había mil 282 cerveceras en el país, la cifra creció de forma constante, más en el caso de las pequeñas industrias de hasta cinco mil hectolitros de producción, entre las que se encuentran las cerveceras de los estados anfitriones del Mundial, que pasaron de 643 en 1995 a 804 en 2005, lo que supone un aumento de 25 por ciento.

El número de cerveceras con una producción entre cinco y mil y 500 mil hectolitros se redujo, sin embargo, en 28 por ciento, de 585 que había en 1995 a 421 registradas el pasado año.

Las firmas con una producción superior a los 500 mil hectolitros, es decir, las grandes cerveceras alemanas, también menguaron de 54 a 49 en los últimos diez años.

El mítico consumo de cerveza en Alemania parece reducirse también paulatinamente: recientes estudios estadísticos mostraron que en los últimos años cayó el consumo interno de cerveza en el país, al mismo tiempo que aumentaban las ventas de las cerveceras en los países de la Unión Europea y que las firmas se planteaban aumentar sus negocios en el exterior.

El desarrollo demográfico, las leyes que limitan el alcohol a los conductores y los cambios en las tendencias de consumo se apuntan como las principales causas de que los alemanes tengan cada año menos sed de cerveza. Aunque seguro que no faltará durante el Mundial que comienza el viernes.

[ntx][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×