El sueño del 'Káiser' Beckenbauer se hace realidad

El sueño del "Káiser" está a punto de hacerse realidad después de 6 años de desvelos y de viajes por todo el mundo para mostrar la bondad de su proyecto.
El sueño del "Káiser" está a punto de hacerse realidad después de 6 años de desvelos y de viajes por todo el mundo para mostrar la bondad de su proyecto.
 El sueño del "Káiser" está a punto de hacerse realidad después de 6 años de desvelos y de viajes por todo el mundo para mostrar la bondad de su proyecto.

MEDIOTIEMPO | Agencias8 de Junio de 2006

  • Si todo sale bien, el "Káiser" podrá descansar el 9 de Julio

El sueño del "Káiser" está a punto de hacerse realidad después de 6 años de desvelos y de viajes por todo el mundo para mostrar la bondad de su proyecto.

El "Káiser", como se le conoce en el universo del futbol, es Frank Beckenbauer, Presidente del Comité Organizador del Mundial de Alemania 2006, cuyo telón se levanta mañana, viernes, con el partido de los anfitriones contra Costa Rica.

La XVIII Copa Mundial de la FIFA echa a andar en Munich después de 847 partidos eliminatorios y 2.464 goles que han trasladado a Alemania a 32 selecciones, con 736 jugadores listos para exhibir en 12 estadios y en 64 partidos su clase futbolística durante un mes.

Si todo sale bien, el "Káiser" (Emperador) podrá descansar el 9 de Julio después de que el Capitán de una de las 32 selecciones levante en el Estadio Olímpico de Berlín el trofeo de oro macizo de 18 quilates que simboliza el título mundial.

En ese momento, el extraordinario líbero alemán podrá decir que ha superado todas las metas que el futbol puede ofrecer, en calidad de jugador, entrenador y Presidente de una asociación.

Como jugador ganó 4 Ligas, 3 Copas de Europa, una Recopa y una Intercontinental con el Bayern Munich, la Eurocopa de Naciones de 1972 y el Mundial de Alemania de 1974.

Dos veces Balón de Oro, su elegante dominio del juego y su extraordinario toque de balón le valieron el apodo de "Káiser". Su nombre quedó unido al grupo selecto de mejores futbolistas de la historia del siglo XX, al lado de Di Stéfano, Pelé, Maradona y Johan Cruyff.

Como seleccionador alemán ganó la Copa del Mundo de 1990 y como entrenador del Bayern Munich una Liga, mientras como Presidente del club de sus amores sumó 6 campeonatos, la Copa UEFA de 1996 y la Champions League 2000-01.

En Italia ´90, Beckenbauer se convirtió en el segundo en ganar un Mundial como jugador y como entrenador (el anterior había sido el brasileño Mario Zagallo). Dejó el banquillo al finalizar la competición.

"Siempre me impacto su elegancia para jugar al futbol", dijo una vez Maradona del líbero que protagonizó en las Semifinales de México 1970 la imagen que mejor reflejó su espíritu competitivo.

Corría como una gacela hacia la meta italiana cuando fue brutalmente zancadilleado por un jugador transalpino. El tiempo reglamentario finalizó con empate a uno. La lesión le obligó a jugar la prórroga con el brazo en cabestrillo. Alemania perdió 4-3, en uno de los partidos más espectaculares de la historia.

Si "su" Mundial se cierra con un éxito, Beckenbauer puede sentirse tentado a subir un peldaño más en su carrera de directivo: la presidencia de la FIFA.

Sus relaciones con el actual Presidente, Josep Blatter, no son cordiales. El dirigente suizo anunció hoy que se presentará a la reelección en los comicios del próximo año. Hace unos días, el "Káiser" insinuó la posibilidad de ser candidato al cargo en el futuro.

Beckenbauer ha sido muy crítico con Blatter en las últimas semanas. En Abril, achacó a la FIFA de practicar "fuego de hostigamiento" contra el Comité Organizador del Mundial, harto de la "continua censura" al sistema de venta de localidades como a otros aspectos.

Si Beckenbauer decide entrar en la liza por la presidencia, Blatter se enfrentará a un rival de enorme prestigio que puede minar su aspiración a la reelección en un puesto que ocupa desde 1998.

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×