Los cazagoles acechan en el Mundial

Les basta un mínimo resquicio de oportunidad para que los críticos se traguen lo que estaban diciendo
Les basta un mínimo resquicio de oportunidad para que los críticos se traguen lo que estaban diciendo
 Les basta un mínimo resquicio de oportunidad para que los críticos se traguen lo que estaban diciendo

MEDIOTIEMPO | Agencias9 de Junio de 2006

Les basta un mínimo resquicio de oportunidad para que los críticos se traguen lo que estaban diciendo

Los delanteros que saben estar en el lugar y en el momento adecuados para marcar suelen producir escalofríos en los defensas rivales y sensación de éxtasis en sus seguidores.

Son auténticos "cazadores" de goles que pueden pasarse hasta el minuto 89 sin oler la pelota para, en el último suspiro, batir al meta rival aprovechando un rechace o el descuido de su marcador.

Les basta un mínimo resquicio de oportunidad para que los críticos se traguen lo que estaban diciendo, o gritando, durante los 89 minutos sin soluciones.

Sus admiradores, por el contrario, tiene fe ciega en que no les defraudará. Jamás abandonan los graderíos y si su ídolo les falla, se quedan unos minutos más después del final del partido como si esperaran el milagro.

Alemania verá algunos de estos jugadores que merodean por las áreas rivales con un solo fin: vivir por y para el gol.

Los defensas españoles se cuidarán muy mucho de la estrella ucraniana Andriy Shevchenko, un jugador que ya enseñó de forma implacable sus virtudes en partidos de la Champions League contra el Barcelona y el Real Madrid.

Shevchenko tenía 21 años cuando pasó por el Camp Nou como un huracán el 5 de Noviembre de 1997, precisamente el día del cumpleaños de Oleg Blokhin, el actual seleccionados de Ucrania.

Como si quisiera celebrar la efemérides del que hasta su aparición era el mejor jugador de la historia ucraniana, Shevchenko marcó 3 goles en el triunfo de su equipo, el Dinamo de Kiev, por 0-4. Europa descubrió una nueva estrella.

Un año más tarde, en Cuartos de Final de la Liga europea, "Sheva" dinamitó las opciones del Real Madrid de renovar el título europeo con 2 goles en el Estadio Olímpico de Kiev.

Su hasta hace poco compañero de equipo en el Milán, Paolo Maldini, define muy bien al flamante fichaje del Chelsea. "Desde el primer entrenamiento comprendimos cuál era su verdadera característica: encontrarse en el lugar adecuado en el momento justo para marcar".

Uno de los mejores "cazagoles" de la historia de los Mundiales fue el alemán Gerd "Torpedo" Mïller, Campeón Europeo en 1972 y Mundial en 1974, máximo goleador de México 1970, con 10 tantos, batió a los metas rivales en 636 ocasiones en torneos oficiales de 1964 a 1979.

Los defensas jamás podían descansar cuando el asombroso oportunista merodeaba por el área.

Se jugaba la Semifinal del Mundial de Alemania 1974 entre los anfitriones y la Polonia de Deyna, Lato y Gadocha. El partido fue un toma y daca permanente. Sepp Maier salvó a Alemania con una increíble doble parada a disparos de Lato y Gadocha. Tomaszeski detuvo un penalti a Hoeness.

El gol de la victoria procedió de un lanzamiento del propio Hoeness que llegó rebotado a Müller. El "Torpedo" no perdonó. Alemania ganó la Copa al derrotar a la Holanda de Johann Cruyff por 2-1.

Müller controló el balón con una pierna y batió a Jongbloed con la otra. Un torpedo letal que deshizo la maravillosa "Naranja Mecánica" en el estadio de Munich, escenario hoy de la apertura de la Copa del Mundo con el Alemania-Costa Rica.

Lobos del área, imanes irresistibles para el balón, ratones que avizoran resquicios imposibles, los "cazagoles" aguardan sus partidos del Mundial con la ansiedad de leones hambrientos. Tiemblen, defensas, tiemblen. [EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×