Suecia 0-0 Trinidad y Tobago... Bonito futbol sueco pero gran empate Trinitario

En un 0-0 que fue realmente agradable, Suecia desplegó clase, un bonito futbol y velocidad excelente, pero no pudieron resolver ante el arco y se quedaron sin derrotar a Trinidad y Tobago.
En un 0-0 que fue realmente agradable, Suecia desplegó clase, un bonito futbol y velocidad excelente, pero no pudieron resolver ante el arco y se quedaron sin derrotar a Trinidad y Tobago.
 En un 0-0 que fue realmente agradable, Suecia desplegó clase, un bonito futbol y velocidad excelente, pero no pudieron resolver ante el arco y se quedaron sin derrotar a Trinidad y Tobago.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio de Dortmund, 10 de Junio de 2006 ante un lleno total

  • Bonito futbol sueco
  • Debut de ensueño para Trinidad

En un 0-0 que fue realmente agradable, Suecia desplegó clase, un bonito futbol y velocidad excelente, pero no pudieron resolver ante el arco y se quedaron sin derrotar a Trinidad y Tobago.

Ante una tremenda afición que ha puesto hasta el momento el mejor ambiente del Mundial, Suecia se quedó sin lograr el triunfo y podemos decirles a sus seguidores que no deben estar tristes, pues su futbol realmente fue agradable y merecieron la victoria. Jugando de esa forma, realmente ganamos los aficionados.

En tanto, Trinidad y Tobago hizo un perfecto trabajo defensivo, sin encerrarse tácticamente, con buena dirección de Leo Beenhakker y una entrega y disposición digna de aplauso. Se pasaron de rosca en algunas entradas, pero con mucho mérito lograron su primer punto en su debut en Mundiales pese a jugar con 10 hombres todo el segundo tiempo.

De esta forma, Suecia e Inglaterra quedan en segundo y tercer puesto del Grupo B con un punto, detrás de Inglaterra que tiene 3 unidades y dejando a Paraguay en el fondo sin puntos.

PRIMER TIEMPO

Arrancó el partido con un espectacular ambiente, con los aficionados suecos como aplastante mayoría y con unos cánticos que emocionaban sobremanera, ayudados por una excelente acústica en este estadio.

Trinidad y Tobago, en el calentamiento previo perdió al que sería su portero titular, Kelvin Jack quien se lesionó la rodilla. Así, de último momento tuvo que alinear Beenhakker a Shaka Hislop quien se convertiría en uno de los héroes del partido.

Trinidad y Tobago se extendía bien en el campo y aunque intentaban manejar la pelota desde el arranque, tuvo que aceptar su nerviosismo y que Suecia tuviera un arranque con velocidad, potencia, lleno de emotividad y empujado por su metidísimo público. El equipo europeo tenía llegada y el primer aviso fue un balazo de Larsonn al 4’ en un tiro libre desde la media luna que pasó a nada del poste a la derecha del portero Hislop que había quedado fuera de la jugada.

Los trinitarios, no se metían en propio campo, se extendían en la cancha y buscaban ir al frente, lo que provocaba un partido abierto y alegre, con franca superioridad sueca pero con un equipo caribeño valiente. Sin embargo, defensivamente las barridas de los trinitarios eran tremendamente atrabancadas y cuando al 15’ Avery John se ganó la primera amonestación del duelo, ya incluso habíamos tenido un par de patadas que bien podrían haber anticipado la salida del cartón.

Suecia trabajaba el duelo, era superior por mucho y defensivamente era pulcro y paciente. Su velocidad, con el virtuoso deleite de ver a Ibrahimovic manejando los hilos del medio campo, dejaba muchas llegadas pero no el peligro suficiente para abrir el marcador pero sí para entretenernos totalmente.

Hay que valorar que Trinidad no cambiaba, seguía bien repartido en todo el campo, sacando la línea, intentando jugar sin encerrarse y sin asustarse. Los caribeños tuvieron su primera llegada digna de mención al 34’ con un balazo lejano de Carlos Edwards que el arquero Rami Shaaban atajó con algunos problemas.

Al 37’, a centro de Ljungberg, Larsson se adelantó a su marca con una espectacular palomita para rematar muy potente, pero apenas arriba del arco trinitario; dos minutos después, fue Wilhemsson quien culminó una gran jugada de toques de primera con un balazo que el arquero Hislop sacó por encima del arco con un manotazo y al 41’, con una espectacular media vuelta en el media luna prendió la pelota con violencia pero de nuevo el cancerbero rechazó con un gran lance.

Así terminó Suecia un agradable primer tiempo, tocando fuerte la puerta pero sin poder aun ponerse adelante en el marcador.

SEGUNDO TIEMPO

Así como es meritoria la postura de Trinidad de no encerrarse a rajatabla, también debemos reprocharles que en su entrega, sus entradas desbocadas ponen en serio riesgo la integridad física del rival. Como la que Avery John le hizo a Wilhemnsson con los tacos por delante y que si bien merecía la roja directa, fue castigada como segunda amarilla, resultando igualmente la expulsión del defensa trinitario que se había ganado la primera amonestación por una falta similar sobre el mismo jugador sueco en la primera parte.

Leo Beenhakker tuvo que hacer un movimiento, pero no sumó a un central si no que metió a Glenn, un delantero más, agrupando a siete en labores defensivas y partiéndose con dos hombres en punta para armar contragolpes y evitar que los suecos adelantaran líneas totalmente. En tanto, Suecia intensificó al máximo su dominio pero no encontraba la puerta para abrir el marcador.

Así, al 58’ por poco el equipo caribeño se pone adelante en el marcador con todo y el dominio total sueco. Cornell Stern entró al área europea por la esquina derecha del área y sacó un balazo impresionante que se estrelló en el travesaño violentamente, paralizando por un momento el corazón de toda la afición sueca.

Los europeos respondieron de inmediato con un jugadón de Ibrahimovic que bajó la pelota en la izquierda del área y de inmediato prendió la pelota a la media vuelta con gran potencia, pero el arquero Hislop con un nuevo atajadón, de nuevo evitó el gol sueco.

Al 73’ y el 75’, grandes jugadas con toques de primera por el centro, Suecia nos hizo aplaudir, pero la que falló Allback solo, sin poder vencer al portero Hislop al 79’ realmente fue una lástima, pues la combinación había sido fenomenal. Incansable Suecia, jugando bien, con un futbol agradable pero sin poder vencer el excelente y muy meritorio trabajo de los 10 hombres de Trinidad.

El partido se extinguió con un cero-cero extraño, pues fue un duelo muy agradable en el que vimos un futbol vistoso y que realmente me permito aplaudir por parte de Suecia y unos Trinitarios con un esquema arriesgado pero con un desempeño prácticamente perfecto a la defensiva.

ARBITRAJE

Bueno de Shamsul Maidin de Singapur que si bien en el primer tiempo dejó pasar algunas duras patadas trinitarias, en el segundo tiempo tuvo un trabajo casi perfecto.

[mt]]foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×