El reto alemán contra Polonia es mejorar la defensa

La satisfacción por haber empezado el torneo con una victoria, y con cuatro goles marcados, no parece hacer que los alemanes pierda de vista que su principal reto en el partido contra Polonia, el...
La satisfacción por haber empezado el torneo con una victoria, y con cuatro goles marcados, no parece hacer que los alemanes pierda de vista que su principal reto en el partido contra Polonia, el miércoles, es mejorar el comportamiento defensivo.
 La satisfacción por haber empezado el torneo con una victoria, y con cuatro goles marcados, no parece hacer que los alemanes pierda de vista que su principal reto en el partido contra Polonia, el miércoles, es mejorar el comportamiento defensivo.

MEDIOTIEMPO | Agencias11 de Junio del 2006

  • Ballack ya podrá jugar

La satisfacción por haber empezado el torneo con una victoria, y con cuatro goles marcados, no parece hacer que los alemanes pierda de vista que su principal reto en el partido contra Polonia, el miércoles, es mejorar el comportamiento defensivo.

"Naturalmente, estamos satisfechos por haber empezado el torneo con una victoria por 4-2 (frente a Costa Rica). Pero no vamos a cerrar los ojos ante los errores que cometimos. Los dos goles que encajamos ya los hemos analizado internamente", dijo hoy Klinsmann.

El equipo, según Klinsmann, es plenamente consciente de que el partido contra Polonia puede resultar más difícil que el duelo ante Costa Rica porque "es un rival de otro calibre" y además, tras la derrota ante Ecuador, está "contra la pared" y el partido para los polacos será prácticamente una final.

Klinsmann, además, no cree que se deba infravalorar a Polonia por su derrota ante Ecuador, que será para Alemania el último rival en la fase grupos, y sostuvo que los sudamericanos forman un equipo que merece respeto.

"Ecuador fue tercero en Sudámerica detrás sólo de Brasil y Argentina y ya hemos visto por qué. Hay que tenerle respeto", dijo Klinsmann.

"Polonia es un equipo fuerte y tras la derrota está contra las cuerdas y el partido contra nosotros será una final para ellos, tenemos que salir plenamente concentrados a buscar nuestra segunda victoria", añadió.

El defensa Christoph Metzelder también se refirió a los problemas de la retaguardia alemana y la discusión que han suscitado llevando a que algunos, como el ex-internacional Paul Breitner, pidan incluso que se retorne al viejo esquema y vuelva a jugarse con líbero y "stopper2.

"Tenemos un estilo de juego que no es frecuente en equipos alemanes. Jugamos agresivamente y hacia adelante y eso implica riesgos", dijo Metzelder.

El partido contra Costa Rica, según Metzelder, tuvo cierto parecido con un amistoso contra Costa Rica que Alemania ganó 7-0 y en el que durante la mayor parte de los noventa minutos el balón y la mayoría de los alemanes estuvieron en la mitad contraria.

"Jugando así, puede ocurrir que te sorprendan con un contragolpe y naturalmente Costa Rica era un rival más serio que Luxemburgo", aclaró.

Metzelder, sin embargo, está convencido de que el partido contra Polonia será distinto porque Alemania tendrá que trabajar también en defensa desde el comienzo y eso es algo que facilita las cosas a los zagueros.

"Contra Polonia nos ocuparán desde el comienzo y eso es mejor que tener que reaccionar en dos o tres contragolpes", dijo el defensa.

Por otra parte, todo parece indicar que en el duelo ante los polacos Klinsmann podrá volver a contar con su capitán Michael Ballack que se perdió el partido contra Costa Rica por un endurecimiento del gemelo derecho.

Klinsmann, al menos, se mostró convencido de que el capitán estará otra vez curado y en forma y dijo que el departamento médico parte de la base de que podrá volver a entrenar mañana con el equipo.

Esta mañana, Ballack estuvo haciendo bicicleta y corriendo mientras que los otros jugadores jugaron tenis y baloncesto con el propósito, según Klinsmann, de despejar un poco la cabeza antes de empezar la recta final de la preparación del partido contra Polonia.

Klinsmann tuvo que volver además a pasar revista a las discrepancias que hubo entre él y Ballack antes del partido contra Costa Rica, en el que el capitán quería jugar a toda costa en contra del consejo de los médicos e incluso se puso a disposición del seleccionador, a través de unas declaraciones intempestivas al popular diario "Bild".

"Entiendo que Michael ardiera y quisiera jugar. Pero como entrenador tengo la responsabilidad de frenarlo si los médicos ven algún riesgo y se lo dije", dijo Klinsmann.

"Ahora lo importante es que volverá a estar contra Polonia", agregó tratando de dar por cerrado el capítulo que hizo pensar a muchos en un enfrentamiento entre capitán y seleccionador.

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×