México 1-1 Irán… Al medio tiempo, tenso empate

Al medio tiempo, México empata 1-1 con Irán en la apertura D del Mundial Alemania 2006 ante un estadio pintado de verde.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio de Nuremberg, 11 de Junio de 2006

  • El Tri comenzó ganando

Al medio tiempo, México empata 1-1 con Irán en la apertura D del Mundial Alemania 2006 ante un estadio pintado de verde.

ASÍ SE PARARON

México saltó al campo con tres movimientos importantes. La Volpe alineó a Méndez, Torrado y Bravo. Así, con su 5-3-2, el Tri presentó a Oswaldo en el arco, Márquez, Osorio, Salcido como centrales; en las laterales, Pineda por izquierda, Méndez por derecha. Pavel en la contención con Torrado cargado a la izquierda, Bravo entrando por derecha como un extremo, Guille afuerita del área y Jared en punta.

Por su parte, Irán se plantó sin sorpresas, con un clásico 4-4-2 formado por Mizrapour en el arco, Rezaei y Golmohammadi como centrales, Nosrati en la lateral izquierda, Kaabi por la derecha. En el medio campo, dos contenciones fijas, Teymourian, Nekounam, con Mahdavikia por la derecha y su mejor hombre, Karimi, cargado al lado izquierdo. Adelante, dos delanteros de pura área, Hashemian y Daei.

PRIMER TIEMPO

Impresionante fue el marco, el estadio de Nuremberg se sentía como el Azteca, era prácticamente verde y cuando cantaron el himno de México más de uno dudamos si realmente estábamos en Alemania. El detalle tras la ceremonia de los himnos fue que el equipo iraní le dio un ramo de flores a Oswaldo como muestra de sus condolencias por la muerte de su padre.

El primer disparo a puerta fue de Irán, que arrancó achicándole la cancha a México, presionándole la salida. Así, al minuto 2 probó Mahdavikia de lejos sin ningún problema para Oswaldo. El nerviosismo en el equipo mexicano era evidente, aunque intentaban zafárselo con mucho entusiasmo, tocando la pelota y buscando elaborar las jugadas.

El minuto 10 fue de pesadilla para el Tri. Irán se dio cuenta que podía comenzar a atacar al Tricolor y estuvo en dos ocasiones consecutivas demasiado cerca del gol. Primero fue un centro raso desde la derecha de Mahdavikia que Daei quiso rematar de taco en el área chica pero abanicó la pelota y se perdió el gol. En el corner que dejó esa jugada, el mismo Daei se quedó solo en el punto penal en un importante descuido y cabeceó excelente, obligando a Oswaldo a su primera gran atajada del Mundial volando sobre su izquierda cuando ya parecía inminente la anotación.

México se dio cuenta que debía apretar y tuvo cierta mejoría, aunque tuvo Franco su primer cabezazo en el área, la pelota salió muy débil a las manos del portero. Sin embargo, pese a todos los intentos del Tri, no lograba zafarse el achique de los iraníes, pero tampoco renunciaba a salir jugando, incluso llegando a arriesgar la pelota en área propia.

Al 22’, Rafa Márquez tuvo un buen cabezazo en el área chica que merecía más que pasar por encima del travesaño, pero un defensor alcanzó a taparle la visión y ya no pudo ser efectivo y dos minutos después, Bravo entraba solo por la derecha pero no centró bien y todo acabó en tiro de esquina.

¿Cómo intentaba solucionar México el trabuco iraní? Primeramente, sacaron unos diez metros la línea defensiva y al momento de tener la pelota, se buscaban las jugadas de atracción para crear espacios por las bandas. Así conseguíamos algunas llegas y sobre todo muchas opciones a balón parado tanto en corners como en tiros libres.

Fue precisamente en un tiro libre que llegó el gol mexicano cuando Pavel Pardo centró desde el callejón derecho del área para que gracias a buenos movimientos de atracción, el Guille cabeceó sobre el punto penal, poniendo la pelota en el área chica para que Bravo, totalmente solo, empujara con la pierna derecha directo a las redes para anotar el 1-0 al 28’, que trajo un grito impresionante de gol en este estadio de Nuremberg,

Irán no se inmutó, siguió jugando igual e inmediatamente consiguieron estar cerca del gol nuevamente cuando Mahdavikia centró desde la derecha y la pelota se paseó dramáticamente enfrente del arco mexicano con los dos delanteros quedando a muy poco de alcanzar la pelota.

El equipo iraní consiguió un tiro de esquina y así, en una jugada a balón parado, el eterno problema de esta Selección Mexicana, llegó el empate. El centro primero fue al corazón del área y de manera alarmante, Rezaei se levantó solo por lo que Oswaldo tuvo que salir apresuradamente y aunque en primera instancia logró tapar, la pelota quedó suelta y Golmohammadi la empujó ante el arco descubierto para el 1-1 al 35’.

Al Tri si le afectó el recibir la anotación, regresó el nerviosismo y comenzaron a perder muchos balones en territorio propio. Así, el primer tiempo terminó con un parejo, justo y tenso empate.

[mt]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×