El país anfitrión del Mundial vive una ola de patriotismo

 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Junio de 2006

  • El Gobierno Alemán hará una campaña aprovechando el Mundial

Los colores de la bandera alemana, el rojo, negro y amarillo se adueñaron de las calles del país europeo en una muestra de patriotismo que hace décadas no se veía en Alemania y que las generaciones jóvenes no habían conocido hasta el momento.

La población alemana tuvo que luchar desde hace años contra una serie de prejuicios que la obligaron a no mostrar su sentimiento patriótico a causa de la culpa que el mundo y ellos mismos se achacaban por las catástrofes que causaron en el siglo XX.

Esto, sin embargo, desapareció con la llegada de la Copa del Mundo al país teutón y las banderas alemanas se esparcen por doquier.

"El amarillo, rojo y negro son los colores de moda de la temporada", escribió hoy el diario sensacionalista alemán Bild, el más vendido del país.

Efectivamente, los alemanes llevan estas banderas con orgullo en el coche, en la bicicleta, las cuelgan en el balcón y en el despacho del trabajo, se visten con sus colores y llevan pelucas de la combinación tricolor.

Hasta la tienda más pequeña vende listas interminables de productos sorprendentes de los tres colores: bolígrafos, corbatas, calcetines, sábanas, toallas, latas de cerveza y bolsas de papas fritas, todo el equipo para ir a los estadios ataviados con los colores de la Selección Nacional.

Se dice en el país europeo que desde el Nazismo no se vendieron tantas banderas alemanas y es que en los sitios públicos y privados, en los bares y en los teatros, en los estadios y por las calles se deja ver una marea de banderas de Alemania, aunque sólo sea porque representan a la Selección dirigida por Jürgen Klinsmann.

Es esta, para muchos una superación de la memoria histórica con motivo de un acontecimiento deportivo que parece haber hecho resurgir el sentimiento nacional positivo en un país que se avergonzaba de tenerlo.

Varios jóvenes alemanes consideran que esta "fiebre patriótica" y el orgullo por lo alemán tiene que ver con el hecho de que el Mundial esté teniendo lugar en ese país. Para ellos, no es lo mismo seguir a la selección propia en el país de origen, donde se tiene la sensación de que se es más fuerte, que en el extranjero.

Además, según estas opiniones, a ello se une la satisfacción personal producida al ver el curso del desarrollo de los preparativos para el acontecimiento deportivo y la eficacia policial y ciudadana hasta el momento en Alemania.

El Gobierno Alemán, por su parte, lanzó una campaña publicitaria en el marco del Mundial, que con el título "Alemania: país de las ideas", pretende promocionar una imagen de nación "innovadora, creativa y abierta al mundo que tiene más que ofrecer que salchichas asadas, cerveza y autopistas sin límite de velocidad".

El entrenador de futbol Christoph Daum destacó hoy en una entrevista en el canal de noticias alemán N24, la "nueva forma de patriotismo" en el país y "la aprobación de este país" por parte de sus ciudadanos, aunque reconoció que en Alemania hay "una distancia crítica con respecto a la conciencia nacional".

[ntx][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×