Enmascarado, salió el 'Kikín' a conocer como vivió la afición el triunfo

 
 
  

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | AgenciasGottingen, 12 de Junio de 2006

  • "Estando concentrado no te das cuenta"
  • "El sentir esas cosas de los dos lados es impresionante"

El atacante Francisco Fonseca señaló que en esta su primera Copa del Mundo de Alemania ha comprendido el valor que tiene la afición de acudir a un país extranjero para apoyar a la Selección Mexicana de futbol.

"Kikín" tuvo la oportunidad de salir de incógnito la noche del domingo en Nuremberg al utilizar una máscara del desaparecido luchador "Fishman" y un sombrero de charro que le prestó un amigo, quien lo convenció de usarlos para que viviera de cerca la experiencia de convivir con los aficionados mexicanos.

"La verdad estoy disfrutando muchísimo estos momentos, está mi familia aquí y viene un amigo mío que está en silla de ruedas, él trajo la máscara y el sombrero y me dijo que me los pusiera para que viera cómo se siente y cómo es la forma de apoyar y disfrutar un partido", señaló.

El delantero transmitió su experiencia con algunos de los integrantes del Tri, a quienes explicó "que son cosas que uno no puede vivir porque venimos de otra forma, en otra situación y es muy difícil vivir lo que un aficionado. El sentir esas cosas de los dos lados es impresionante".

Con permiso del técnico del Tri, el argentino Ricardo Antonio La Volpe, salió del hotel y aseguró que es completamente distinta la manera en que se vive una Copa del Mundo como parte de una delegación, con el operativo de seguridad todo el tiempo y pocas ocasiones para convivir con los compatriotas.

"Realmente se vive diferente, (un Mundial) es algo importantísimo, algo que paraliza un país, es algo que pasa cada vez que juega la Selección de alguna nación, trasciende a todos los niveles, social, político, religioso; un balón une a todo un país y que muchas veces estando aquí no te das cuenta", indicó.

El atacante, quien jugó sus primeros minutos como mundialista en su carrera frente a Irán, juzgó que es maravilloso que de los 40 mil aficionados que entraron al juego ante Irán, casi el 75 por ciento eran compatriotas.

Rechazó que ese gran apoyo cause estragos al interior del Tricolor para conseguir resultados positivos. "Eso no es presión, es apoyo, es motivación para todos nosotros y lo viví dentro y fuera del partido, y es sensacional que la gente se une en las calles, ví a gente de México y de Irán caminando juntos".

Agregó, "La gente no viene a presionar, creo que vienen a apoyar y así lo tomamos nosotros. Siempre recibimos apoyo y nosotros tratamos de devolverlo entrenándonos al máximo dentro del campo, a veces no se da lo que queremos, pero siempre buscamos buenos resultados".

[ntx][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×