Goncalves, algo más que un seleccionador para los angoleños

Luis de Oliveira Goncalves, seleccionador de Angola, representa para sus jugadores más que un Técnico, pues en torno a su persona, además de las habituales funciones de un seleccionador, se ha...
Luis de Oliveira Goncalves, seleccionador de Angola, representa para sus jugadores más que un Técnico, pues en torno a su persona, además de las habituales funciones de un seleccionador, se ha creado una figura de consejero de los futbolistas con los que
 Luis de Oliveira Goncalves, seleccionador de Angola, representa para sus jugadores más que un Técnico, pues en torno a su persona, además de las habituales funciones de un seleccionador, se ha creado una figura de consejero de los futbolistas con los que

MEDIOTIEMPO | Agencias14 de Junio de 2006

  • "No es que sea como un padre o amigo para ellos, pero sí alguien muy cercano”

Luis de Oliveira Goncalves, seleccionador de Angola, representa para sus jugadores más que un Técnico, pues en torno a su persona, además de las habituales funciones de un seleccionador, se ha creado una figura de consejero de los futbolistas con los que cuenta en el Mundial de Alemania.

Es frecuente ver conversar a Goncalves por las inmediaciones del hotel con alguno de sus futbolistas, quienes muchas veces por iniciativas propia y otras por la del Técnico, recurren a su experiencia para comentar tanto asuntos futbolísticos como extradeportivos.

"No es que sea como un padre o amigo para ellos, pero sí alguien muy cercano. Se podría decir que por la forma de ser de Goncalves, los jugadores lo ven como un hombre de experiencia del que pueden aprender y del que pueden recibir consejos. La mayoría de ellos le consultan aspectos de la vida cotidiana más que otros asuntos referentes al fútbol", dijo uno de los miembros de la expedición angoleña.

Goncalves, único entrenador africano del Mundial, se convirtió en el responsable máximo de que Angola esté por primera vez en su historia en una Copa del Mundo y su popularidad fue máxima en su país una vez consolidada la clasificación, en la que superaron a una de las potencias futbolísticas del continente, como es Nigeria.

Con un pasado discreto como futbolista, una de las claves para su acceso a la dirección del primer equipo de Angola, fue la clasificación de la Selección Sub-20 angoleña a la segunda fase del Mundial de la categoría en 2001, en el torneo celebrado en Argentina, así como la Copa de África juvenil ganada ese mismo año por su equipo.

"Creo que su pasado como formador de jugadores jóvenes es la clave en su buena relación con los jugadores. Aunque es un hombre de carácter, también es muy afable, además de ser una persona muy reflexiva", dijo la misma fuente.

Luis Oliveira Goncalves asumió la riendas de Angola en 2003, en un momento difícil para el equipo, después de que en la ronda previa de la clasificación perdiese en el partido de ida por 3-1 ante la Selección del Chad.

Aquella derrota supuso la destitución del anterior seleccionador, el brasileño Ismael Kurtz. Goncalves ya dirigió al equipo angoleño en el encuentro de vuelta y superó por un 2-0 a su rival, lo que le valió para disputar la ya histórica fase clasificatoria para el Mundial.

A partir de ese momento, Angola inició un camino imparable hacia el Mundial al hacerse con la primera plaza del Grupo 4 de la zona africana, con 21 puntos sumados, en un balance de 6 victorias, 3 empates y una sola derrota.

Así, Goncalves se convirtió, junto a su goleador Fabrice Akwa, máximo goleador de su equipo y autor del gol que significó la clasificación para el Mundial, en uno de los héroes de su país tras este hito histórico para el futbol y el deporte angoleño.

Goncalves prepara esta semana a sus jugadores para enfrentarse, el próximo viernes, en Hannover, a la Selección de México, en la segunda jornada del Grupo B de la primera fase del Mundial de Alemania.

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×