Al medio tiempo, México está trabado en un 0-0 con Angola

Al medio tiempo de un partido que ha resultado sumamente trabado por la velocidad en la marca de los africanos, México y Angola empatan 0-0 en un estadio de Hannover totalmente mexicano. El Tri...

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio de Hannover, 16 de Junio de 2006

  • El Tri arrancó bien pero se fue cayendo

Al medio tiempo de un partido que ha resultado sumamente trabado por la velocidad en la marca de los africanos, México y Angola empatan 0-0 en un estadio de Hannover totalmente mexicano. El Tri inició bien, con intensidad, pero se fue perdiendo hasta acabar con pocas ideas.

PRIMER TIEMPO

México arrancó muy entusiasmado, con un impresionante apoyo del público que convirtió el interior del estadio de Hannover en una sucursal de México. Cerca de 30 mil de los 40 mil aficionados eran verdes y aquí dentro nadie podía intuir siquiera que estábamos en Hannover.

Así, apenas un minuto después de que arrancó el partido, Salcido le pegó desde fuera de la esquina izquierda del área grande y la pelota superó al portero, pero bajó un poco tarde y pasó por encima del arco angoleño.

El Tri consiguió acelerar el juego, ganaba absolutamente todos los balones en el medio campo y por ello Angola tenía que para las jugadas con faltas. Así, México consiguió 3 o 4 tiros libres en zona caiente y en uno de ellos, Rafa Márquez disparó raso, la barrera que era una burla se abrió y para colmo alcanzó a desviarle la pelota al portero, pero no cayó el arco angoleño porque el esférico se estrelló en la base del poste a la izquierda del portero Joao Ricardo.

El primer tiro de Angola llegó al minuto 22 con un disparo desde fuera del área que pasó por encima del arco de Oswaldo, pero el primer susto real fue al 26’ cuando un tiro libre muy potente de Mencoça, pasó cerquitita del ángulo de la portería mexicana aunque Oswaldo estaba vigilando muy de cerca.

México era claro dominador del partido, intentaba con corazón, aunque le faltaba un cambio de juego sorpresivo para evitar que los angoleños estuvieran siempre en superioridad numérica. El Tri intentó encontrar la chispa para abrir a los angoleños, Márquez ya se adelantaba constantemente al medio campo para ponerle creatividad a la solidez de Pavel y Torrado mientras que se comenzaron a intentar los arribos por las bandas pero sin la profundidad necesaria pues había demasiados toques laterales y retrasados. El Tri era superior pero no reflejaba esta clara diferencia en llegadas de gol de importancia.

Pasando los primeros 25 minutos, Angola comenzó a salir, ya afianzados defensivamente y viendo más o menos lo que necesitaban hacer para que México se estrellara contra ellos, empezaron a ir al frente de manera acertada, moviendo la pelota y ellos sí haciendo cambios de juego de un lado a otro aunque con limitaciones técnicas. México en cambio, creció en imprecisión, se comenzaron a fallar muchos pases, clara muestra de desesperación que les provocaba el perder siempre ante la velocidad africana.

Sin embargo, justo un minuto antes del descanso, México tuvo una ocasión casi de la nada cuando en un centro que no parecía llevar mucho, la pelota se quedó atorada entre Franco y Jamba con ventaja para el Guille que, pese a quedar solo ante el portero, se apresuró demasiado y punteó directo al cuerpo de Joao Ricardo.

[mt]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×