Un Tango arrollador acabó con Serbia y Montenegro

Argentina hizo gala de su categoría y humilló a Serbia y Montenegro por seis goles a cero. Los albicelestes no tuvieron piedad de un rival que simple y sencillamente no pudo meter ni las manos....
 Argentina hizo gala de su categoría y humilló a Serbia y Montenegro por seis goles a cero. Los albicelestes no tuvieron piedad de un rival que simple y sencillamente no pudo meter ni las manos. Messi, entró e hizo lo suyo; Maxi Rodríguez estuvo en plan gr

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOAufschalke Arena, Gelsenkirchen. Viernes 16 de Junio de 2006

Argentina hizo gala de su categoría y humilló a Serbia y Montenegro por seis goles a cero. Los albicelestes no tuvieron piedad de un rival que simple y sencillamente no pudo meter ni las manos. Messi, entró e hizo lo suyo; Maxi Rodríguez estuvo en plan grande… en fin, la escuadra pampera lució impresionante.

PRIMER TIEMPO

Argentina complació al Diego, presente en las tribunas, rápidamente, como pretendiendo no incomodarlo ni un solo minuto. La albiceleste saltó concentrada al terreno de juego y puso los cartones en movimiento a los cinco minutos, cuando una extraordinario combinación entre Sorín, Saviola y Maxi Rodríguez concluyó con el disparo aniquilador de este último sobre la puerta serbia. Maradona, al igual que millones de apasionados pamperos, gritaron jubilosamente el gol que abría las puertas para la calificación a los octavos de final.

La experiencia del cuadro argentino sirvió para que los dirigidos por Pekerman no se arrinconaran tratando de conservar la ventaja. Por el contrario, sin prisas pero con decisión, conservaron cierta presencia ofensiva y tuvieron destellos individuales que pusieron en peligro a un equipo que no pintaba sobre el rectángulo verde.

El único nubarrón que surgió en el panorama sudamericano se dio con la lesión de Luis González, quien tuvo que ser relevado tras sentir un pequeño tirón. Pekerman se preocupó, no quería perder a nadie para futuros compromisos. Riesgos de la vida, riesgos del futbol…

Serbia poco o nada pudo hacer en zona de concreción. Argentina, en cambio, capitalizó un momento de  inspiración colectivo, empezó a tocar y tocar hasta que decidieron firmar la obra con soberbio taconazo de Crespo y certera conclusión de Cambiasso. Las tribunas se pintaron de azul y blanco; Diego Armando volvió a sonreír. Era una fiesta pampera.

En la recta final de la primera mitad, Javier Saviola se murió sobre la raya para ganar un esférico. No conforme con ello, caminó en diagonal hacia el área y disparó; el arquero serbio rechazó. La pelota se fue hacia segundo poste para encontrar las piernas de Rodríguez, quien rubricó el tercer tanto de la albiceleste.

Los cabizbajos montenegrinos se fueron a los vestidores con la resignación reflejada en los rostros. Su aventura mundialista, tan soñada y esperada, estaba por concluir. Salvo que algo extraordinario ocurriera en el complemento, Serbia y Montenegro estaba liquidado, fuera de la Copa del Mundo.

SEGUNDO TIEMPO

EL duelo estaba liquidado al término de los cuarenta y cinco minutos iniciales. Argentina lo entendió y trabajó a medio gas, consintiendo al enemigo pero evitando que los serbios pudieran hacerse presentes en el marcador. No era necesario hacer el gasto. La albiceleste estaba en la segunda ronda y Serbia y Montenegro partido futbolística y políticamente.

El principal motivo de júbilo argentino no se dio a través de una jugada sino con el ingreso del nuevo ídolo, del hombre llamado a convertirse en la estrella del balompié mundial, Lionel Messi. El joven pampero no desaprovechó la ocasión y, cuatro minutos después de  ingresado, participó en la consecución del cuarto gol: escapa por el corredor izquierdo y saca centro raso que simplemente empuja Hernán Crespo.

Serbia de plano tiró la toalla. No quería saber nada que oliera a Argentina. Pero fue imposible, los de Pekerman no tuvieron piedad. Como si cuatro no fueran ya suficiente humillación, Tevez, también ingresado como sustitución, se quitó a dos hombres montenegrinos y cruzó ante la salida del cancerbero para concretar el puñado de anotaciones.

El show tenía que continuar. Los pamperos no tuvieron contemplaciones, fueron implacables, avorazados. Crueles como pocos en una Copa del Mundo, los sudamericanos decidieron de forma salomónica que cinco no bastaban, querían más… Y lo consiguieron con una genialidad de Messi, quien entró por el pasillo derecho y embistió a primer poste. Jevric se tendió, cerca estuvo de tapar, pero el balón se escapó por debajo de su pierna.

Argentina se va clasificado a los octavos de final. Serbia y Montenegro dice adiós a su sueño mundialista y se alista para oficializar su división política dentro de  un campo de futbol.

GOLES

1-0 Saviola toca apenas ingresando al área serbia; Maxi Rodríguez controla y saca disparo  para abrir el marcador. (5´) 2-0 Extraordinaria combinación argentina. Tras una serie de toques precisos, Crespo toca de taquito dentro del área para Cambiasso, éste tira de primera y se concreta el segundo golpe sudamericano. (32´) 3-0 Gran jugada de Saviola, que recupera el balón en línea de fondo y camina hacia    el área. El “Conejito” dispara; el cancerbero rechaza y la pelota queda lista para ser empujada por Maxi Rodríguez. Éste no falla. 4-0 Lionel Messi desborda por el costado izquierdo, centra raso y potente para la llegada de Crespo, quien simplemente empuja la de gajos. (78´)5-0 Crespo entra por izquierda, se quita a dos hombres y cruza su disparo ante la salida de Jevric. (84´) 6-0 Lionel Messi entra por derecha, dispara a primer poste; la pelota pasa por debajo de la pierna del arquero serbio y se cuela hasta el fondo de las redes.

EL ARBITRAJE

Bueno del italiano Rosetti. Cuando un equipo es tan superior a otro, el arbitraje pasa a segundo término.

[mt][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×