El balance total del Mundial ha sido tranquilo hasta el momento

 
 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias19 de Junio de 2006

  • Todos los boletos fueron vendidos

Un Mundial de futbol tranquilo y seguro y un cupo completo de ventas de boletos en todos los partidos disputados hasta el momento, es el balance total del campeonato del orbe de la FIFA Alemania 2006 diez días después de su comienzo.

El balance de seguridad en la Copa del Mundo hecho público en Alemania el pasado fin de semana mostró que "la situación es segura y satisfactoria y no hubo eventos especiales".

Excepto algún caso aislado en el partido entre Alemania y Polonia la semana pasada en Dortmund, la totalidad de los partidos librados hasta el momento se celebró con la máxima calma y actitud pacífica.

El Ministro del Interior en Alemania, Wolfgang Schaeuble, dijo en Hamburgo que "el trabajo de unos 250 mil policías se desempeña con normalidad y de momento está funcionando".

El Presidente de la Oficina Federal de Criminalidad (BKA), Joerg Ziercke, por su parte, apuntó que "se ha demostrado que las fuerzas de seguridad para el Mundial han entrenado tanto como la selección alemana" y expresó su confianza en que no existe ningún peligro de terrorismo internacional en el Mundial.

Ziercke dijo en entrevista con el diario alemán Osnabrucker Zeitung, que las fuerzas de seguridad del país tienen controlados los tres focos de peligro: el terrorismo internacional, los "hooligans" y los simpatizantes del Partido Neonazi Alemán (NPD).

Subrayó también que la situación en los estadios es muy segura, aunque por otra parte, exigió que las condiciones del estadio Olímpico de Berlín tienen que ser mejoradas mañana martes en el partido Alemania-Ecuador, porque según él, en este inmueble "parece que se cuela todo".

Las entradas disponibles para los partidos librados hasta el momento fueron vendidas en un 100 por ciento, mientras que el porcentaje de ocupación fue casi total, de acuerdo con las informaciones publicadas del Comité Organizador de la FIFA.

Horst R. Schmidt, Vicepresidente primero del Comité Organizador, mostró hace tiempo su intención de que no sólo  se despacharan todas, sino que también se ocuparan en su totalidad las localidades, algo que "se ha cumplido plenamente, pues la cantidad de asientos vacantes ha sido insignificante".

"Incluso los cupos que los patrocinadores y asociaciones devolvieron a última hora se han puesto a la venta pública mediante el programa de entradas condicionadas", añadió.

En la recta final previa a la Copa del Mundo de la FIFA, algunos aspectos de la boletería fueron objeto de continuas  críticas, como la venta por Internet, la personalización de los billetes como instrumento contra el mercado negro y el mencionado programa de entradas condicionadas.

A pesar de todas las críticas lanzadas contra esta metodología  "el resultado no podría haber sido más satisfactorio", señaló la FIFA.

Además de ello, "desde la reunificación no se había dado una alegría tan unánime en toda Alemania. A esto hay que añadir también la repercusión internacional. Para nuestro país es un acontecimiento de primera magnitud", dijeron los organizadores de la justa.

La faceta internacional se nota sobre todo en las ciudades sede del Mundial: "70 mil pacíficos seguidores ingleses en Nuremberg, 70 mil alegres suecos en Berlín, 30 mil italianos y estadounidenses en Kaiserslautern", fueron algunos de los datos proporcionados por la FIFA.

"El hecho de que un partido entre Túnez y Arabia Saudita congregue en Munich a 66 mil espectadores, que el México-Angola de Hannover se dispute sin un hueco en la grada, que se vendan todos los billetes para encuentros de equipos que pocos seguidores han venido a ver desde sus países, todo ello demuestra el fascinante poder de atracción de este certamen", determinó el Comité Organizador.

Pese a dicha fascinación siguen quedando entradas para determinados partidos, porque "aunque escasas, siguen produciéndose las devoluciones".

Guido Stoy, coordinador del servicio de boletería de la Copa del Mundo en Berlín, dijo que se necesitan entre dos y tres minutos para vender 50 entradas a través de FIFAworldcup.com, independiente del partido que se trate.

"Algunos aficionados han instalado un programa en el ordenador que avisa siempre que aparecen nuevas entradas en el sistema", anunció Stoy.

La mayoría de las devoluciones no se realizan por Internet, sino mediante el programa de "entradas condicionadas", que a finales de Otoño permitió a los clientes adquirir derechos de compra preferente.

Para algunos partidos que cierran la fase de grupos, como Costa Rica-Polonia e Irán-Angola, el Comité Organizador espera que se produzcan aún más devoluciones, de modo que el titular de entradas condicionadas al final del proceso habrá obtenido un éxito de casi el setenta por ciento, afirmó Horst R. Schmidt, Vicepresidente primero de los organizadores.

Los discapacitados, por su parte y gracias a la ampliación de espacios para ellos y algunas devoluciones, tienen la posibilidad otra vez de presenciar alguno de los juegos, después que las primeras cuotas reservadas para ellos se hubiesen agotado. Ahora hay unas 500 entradas disponibles para ellos, señaló la FIFA.

[ntx][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×