Al medio tiempo, México cae con Portugal 2-1 y depende de Angola

Al terminar el primer tiempo, México pierde 2-1 con Portugal en Gelsenkirchen con una sistema partido y titubeante pero con un gran corazón de los jugadores.

Walter González | MEDIOTIEMPOEstadio Gelsenkirchen, 21 de Junio de 2006

  • Márquez regaló un penal

Al terminar el primer tiempo, México pierde 2-1 con Portugal en Gelsenkirchen con una sistema partido y titubeante pero con un gran corazón de los jugadores.

ASÍ SE PARÓ EL TRI

México, como ya es una costumbre en este Mundial, cambió su once inicial para este partido. En la defensa se incrustó al "Maza" Rodríguez en lugar de Rafa Márquez que fue ubicado en la contención. Así, los centrales del Tri eran "Maza", Osorio como último y Salcido. En las bandas, Méndez por la derecha y Pineda por izquierda. En la contención Pavel cubriéndole las espaldas a Márquez que jugó de "mixto" con Luis Pérez más adelante pero con las claras instrucciones de ir y venir. Adelante, lo que pedía a gritos la Selección desde hace varios meses, Bravo y "Kikín", aunque un tanto partidos del resto por los 3 medios que tenían instrucciones defensivas.

PRIMER TIEMPO

¡Qué cosa más impresionante! Cuando se cantó el himno de México, el estadio de Gelsenkirchen casi se cae. Nunca antes se había escuchado el himno mexicano con tal fuerza fuera de México. La acústica de este bellísimo coloso hizo de este momento ya algo histórico para el Tri.

Al minuto 1, el "Kikín" hizo una gran jugada metiéndose con recortes por la esquina derecha del área y sacando un disparo raso que el portero Ricardo atrapó sin muchos problemas. El Tri arrancó con ímpetu, imprimiendo velocidad, encendiendo al estadio que coreaba todas las jugadas, estábamos viendo un México distinto, que hace mucho no veíamos, jugando con corazón y yendo al frente.

Sin embargo, Portugal tomó la pelota por primera vez en el partido, hizo lo que siempre hace al ponerla en la banda, Sabrosa llegó solo y aprovechó a una zaga mexicana que tuvo el obvio y casi imperceptible de una defensa que hace muchísimo no juega junta y centró perfecto para que Maniche, sin siquiera un asomo de marca, definiera con un gran disparo de primera intención, arriba, borrando a Oswaldo para el 1-0 al 5’.

El Tri siguió intentando, tanto que al 7’, a centro del "Kikín" desde la derecha, Bravo remató punteando la pelota que pasó a nada del ángulo del arco portugués, realmente a nada. Pero Portugal ya tomaba más la pelota, la tocaba con sapiencia y mucha tranquilidad.

En el Tri, Rafa Márquez obligaba a centralizar, lo cual rompía las jugadas, no importaba que Pineda estuviera solo por izquierda, que Méndez pegara una carrera por derecha, que Pérez se hiciera un espacio, que el "Kikín" fuea al espacio, todos los balones iban a Márquez en el círculo central y esto destruía el ataque mexicano.

El colmo vino al minuto 23’ cuando en un corner en el que cuatro rematadores portugueses buscaban algo entre ocho mexicanos, Márquez le metió la mano de manera absurda a la pelota, en un clarísimo y totalmente innecesario penal que el árbitro Lubos Michel marcó perfecto. Simao Sabrosa convirtió el regalo mexicano en gol pese a un vuelo espectacular de Oswaldo y encajamos el 2-0 al 23’.

México no tenía salida, se perdía e incluso algunos tricolores metieron duro la pierna para meter al equipo en la pelea. Al 26’ nos salvamos de la goleada pues tras una gran atajada, Tiago erró el balón que había quedado suelto en el área, pero México respondió con un disparo de Bravo que a bocajarro se estrelló en el portero, tras un centro de Pavel en un tiro libre que fue peinado en el área.

México no llegaba con jugada, pero Portugal cedía algunos balones parados. Así, en un corner el "Kikín" que sin duda era el mejor del partido, cabeceó perfecto, directo al rincón, de la nada nos metió al partido con un golazo para el 2-1 al 19’. Además de esto, Fonseca resolvía un alto porcentaje de los problemas que México tenía en el balón parado en contra, pues todos los corners en contra los ganaba “Kikín”, claro, siempre y cuando Márquez no les metiera la mano.

Portugal manejaba el partido con calma, no se apresuraba y evitaba que México aceleraba el partido, sin embargo, el Tri, con todo y un sistema que lo partía, luchaba con gran corazón para lograr el empate. Al 43’, el "Kikín" cedió a Pavel que encontró un espacio fuera del área y sacó un balazo, pero el portero Ricardo salvó su arco con un atajadón. En el corner que dejó la jugada, pese a que en dos ocasiones Fonseca estuvo cerca de conectar la pelota, Márquez tuvo el empate en el área chica pero en un balón inesperado y muy complicado, en lugar de empujar al arco, rechazó hacia fuera.

[mt]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×