Filippo Inzaghi está satisfecho con el trabajo demostrado por Italia

El delantero Filippo Inzaghi, que hoy anotó el segundo gol del triunfo de Italia sobre la República Checa (2-0), que dio el pase como primero del Grupo E al combinado italiano, ha comentado que lo...
El delantero Filippo Inzaghi, que hoy anotó el segundo gol del triunfo de Italia sobre la República Checa (2-0), que dio el pase como primero del Grupo E al combinado italiano, ha comentado que lo más importante de todo es la "estima" que en todo momento
 El delantero Filippo Inzaghi, que hoy anotó el segundo gol del triunfo de Italia sobre la República Checa (2-0), que dio el pase como primero del Grupo E al combinado italiano, ha comentado que lo más importante de todo es la "estima" que en todo momento

MEDIOTIEMPO | Agencias20 de Junio de 2006

  • Anotó el segundo gol de los italianos
  • Le agradó lo que vive internamente en su escuadra

El delantero Filippo Inzaghi, que hoy anotó el segundo gol del triunfo de Italia sobre la República Checa (2-0), que dio el pase como primero del Grupo E al combinado italiano, ha comentado que lo más importante de todo es la "estima" que en todo momento le han demostrado el grupo "azzurro".

"Lo más importante es la estima que me han hecho sentir los compañeros y el seleccionador; algo que va más allá del gol", dijo Filippo Inzaghi.

El jugador milanista, que con su convocatoria para Alemania 2006 volvió a la Selección tras un largo periodo de ausencia, especialmente por varias lesiones sufridas, ha comentado que para él "es fundamental notar la confianza en el ambiente".

"El seleccionador ha esperado el momento oportuno. Yo la oportunidad de entrar la espero siempre, pues en mi filosofía está aceptar las decisiones de los técnicos", apuntó Filippo Inzaghi.

MARCÓ TRES AÑOS DESPUÉS CON SU SELECCIÓN

Filippo Inzaghi, todo un "halcón" del área, ha vuelto hoy a marcar con la Selección Italiana, rompiendo una negativa racha de casi tres años de sequía con la "azzurra" y satisfaciendo a quienes pedían su titularidad.

El mayor de los Inzaghi (su hermano Simone juega en el Lazio) es todo un "pescador" que siempre está con la caña preparada, uno de los pocos jugadores que juegan rozando el fuera de juego, pues se mete como nadie en la línea de sus marcadores.

Sus características le permiten gozar de grandes ocasiones para marcar. También de cometer un buen número de errores y de ser, quizás, el jugador al que más fueras de juego se le señalan; algunos de ellos injustos, la mayoría de las veces acertadas.

Lo ha hecho siempre, desde que inició su carrera futbolística. Y lo sigue haciendo ahora, cuando está cerca de cumplir 33 años (próximo agosto) y, con ello, cerca de poner punto y final a su carrera deportiva. Aunque Filippo Inzaghi, milanista, ya ha manifestado que seguirá jugando hasta que su cuerpo y su club aguanten.

Ello le ha llevado en su larga carrera deportiva a anotar goles decisivos en los equipos en que ha estado (Atalanta, Juventus Turín, Milán), en los que fue máximo goleador, y en la Selección.

Y a convertirse en uno de los máximos goleadores de la historia de las competiciones europeas, superando a mitos como el hispano-argentino Alfredo Di Stefano; eso sí, la mítica "Saeta Rubia" en menos partidos y siempre en la Copa de Europa, mientras que el "halcón" italiano lo hizo en muchos más encuentros y en todas las competiciones, incluida la Copa Intertoto.

Nacido en Piacenza, el 9 de Agosto de 1973, y debutante en la Primera División italiana el 27 de Agosto de 1995, con el Parma en partido empatado en el campo del Atalanta (1-1), su fama de goleador empezó a surgir precisamente en el equipo de Bérgamo.

Con el Atalanta, en la campaña 1996-97, jugó 33 encuentros ligueros y anotó 24 tantos (6 de penalti), lo que le dio el título de máximo goleador del campeonato. Además, le sirvió para pasar al Juventus Turín, casi justo cuando Christian Vieri (gran amigo suyo) salió hacia el Atlético de Madrid.

En el Juventus (1997-2001) ha jugado en Liga 120 encuentros (168 partidos en toda su carrera, sin contar los de esta campaña con el Milán) y anotado 57 tantos (124 en su carrera). Además, en la Liga de Campeones ha disputado con los juventinos 26 encuentros y marcados 17 goles.

Fue traspasado al Milán, que pagó por sus servicios unos 45 millones de dólares, por el dinero y porque, según se decía, no mantenía buena relación con Alessandro Del Piero.

En el Milán fue un complemento ideal de Andrei Shevchenko y ambos martillearon las metas rivales. Pero luego le empezaron a llegar las lesiones que le quitaron continuidad con su club y con la Selección.

Así, el 11 de Octubre de 2003, tras anotar dos goles contra Azerbaiyán, empezó para él un periodo negro con la selección italiana. Las lesiones le apartaron de la escuadra y ya no estuvo en la Eurocopa Portugal 2004, lo que le causó un gran disgusto ya que forzó su recuperación, pero el entonces seleccionador Giovanni Trapattoni no le esperó.

Su mente, entonces, se puso en Alemania 2006, que iba a ser su tercer mundial tras estar en Francia 1998 y Corea-Japón 2002. Pero de nuevo las lesiones (tobillo y mano) parecía que le iba a dejar fuera.

Sin embargo empezó a recobrar el optimismo cuando el seleccionador Marcello Lippi le convocó en mayo, en Roma, para dos jornadas de convivencia. La lesión de su amigo Vieri, sin duda, le habían ayudado.

Después, más feliz aún se puso cuando entró en la lista de los 23 elegidos para Alemania 2006. Llegaba al Mundial, el que debe ser su último, con un bagaje con la selección de 62 encuentros y 24 goles. Pero sabedor de que lo iba a tener muy complicado jugar, y no sólo como titular en algún partido.

Más claro le quedó en los dos partidos de preparación (Suiza y Ucrania), pues sólo jugó poco más media hora del segundo. En Alemania 2006, pese a que algunos han pedido su presencia, máxime al quedar en superioridad numérica Italia en el partido contra los Estados Unidos (1-1), no se había estrenado.

Contra la República Checa, también en superioridad numérica, Lippi le sacó en el minuto 60. Le dio la última media hora y en ella gozó de dos excelentes ocasiones de gol (m.68 y 72). Estando entre líneas desaprovechó dos ocasiones de oro.

Pero se hizo perdonar en el minuto 87, con un gol a "lo Inzaghi": arrancó desde la misma línea del centro del campo, sin defensa adversaria, se plantó en el área rival, le costó algo eludir al meta Cech pero marcó con la puerta vacía. Dos años y ocho meses después, el "halcón" Inzaghi ha vuelto a marcar con la Selección.

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×