La magia brasileña cerró los ojos de Japón

Brasil se impuso por un categórico cuatro goles a uno a su similar de Japón, que se despidió de triste forma de la Copa del Mundo. Los asiáticos se habían puesto en ventaja a los treinta y tres...
Brasil se impuso por un categórico cuatro goles a uno a su similar de Japón, que se despidió de triste forma de la Copa del Mundo. Los asiáticos se habían puesto en ventaja a los treinta y tres minutos. La  ilusión duró muy poco… Ronaldo, en un par d
 Brasil se impuso por un categórico cuatro goles a uno a su similar de Japón, que se despidió de triste forma de la Copa del Mundo. Los asiáticos se habían puesto en ventaja a los treinta y tres minutos. La  ilusión duró muy poco… Ronaldo, en un par d

Mauricio Cabrera | MEDIOTIEMPOEstadio de la Copa Mundial de Dortmund, Alemania. Jueves 22 de Junio de 2006

Brasil se impuso por un categórico cuatro goles a uno a su similar de Japón, que se despidió de triste forma de la Copa del Mundo. Los asiáticos se habían puesto en ventaja a los treinta y tres minutos. La  ilusión duró muy poco… Ronaldo, en un par de ocasiones, Juninho y Gilberto Silva pusieron orden y firmaron el adiós del equipo del Sol Naciente. PRIMER TIEMPOBrasil, después de las súplicas generalizadas de la afición, por fin se decidió a complacer a las tribunas. Robinho, inspirado por aparecer en el cuadro inicial, se convirtió en el principal conducto de los ataques amazónicos. La magia del joven brasileño apareció en un par de ocasiones. En la primera, dentro del área, jaló la pelota hacia el centro y disparó al ángulo. Kawaguchi reaccionó y congeló el peligro. En la segunda, caracoleó y tiró, pero el arquero nipón volvió a estar monumental. Ronaldo también hizo lo suyo. Tocado en su orgullo por los cuestionamientos en torno a su corpulencia, el astro amazónico probó suerte y se quedó a nada de marcar el tanto que rompiera con la paridad. De nuevo Kawaguchi, un samurai del arco japonés, hizo la desviada milagrosa. Entre las magníficas figuras de la verdeamarelha, empezaba a destacar un cancerbero de ojos rasgados y de notables virtudes. Kawaguchi estaba en plan grande. Tapaba todo lo que le llegaba y se ganaba el aplauso de la fanaticada. Por si no era suficiente: rechazó de forma impresionante un potente disparo de  Juninho. Los dirigidos por Carlos Alberto Parreira comenzaron a desesperarse, a ofender sin cuidarse en la retaguardia. Japón aprovechó la situación y lanzó una advertencia que a punto estuvo de cristalizarse. Akira Kaki se escapó por la punta derecha, disparó y Gilberto Silva se barrió para impedir que la pelota siguiera su curso. El balón a punto estuvo de guardarse en la meta sudamericana. A la siguiente, los japoneses no sólo amenazaron, sino que lo cumplieron. Alex habilita a Tamada por la punta izquierda, éste saca potente disparo cruzado que deja sin oportunidades al arquero Dida. Brasil quedó noqueado tras la  inesperada anotación. Se vio demasiado revolucionado, como tratando de poner las cosas en su lugar. Parecía que se iría con la derrota a los vestidores, pero no... Cicinho prolongó con la testa para la llegada de Ronaldo, y éste no falló: remató la de gajos y mató las ilusiones del Sol Naciente. SEGUNDO TIEMPO

La magia explotó al máximo en el complemento. Japón pagó muy caro el hecho de haber sangrado la piel de la fiera amazónica. Ocho minutos de la parte complementaria corrían cuando Juninho Pernambucano sacó tremendo derechazo. Kawaguchi ya no fue el héroe, la pelota lo venció. Todo en orden: Brasil tomaba la delantera.

El huracán brasileño siguió su marcha. A los cincuenta y nueve, un vertiginoso contragolpe de Gilberto Silva acabó con la pelota anidada en las redes. Tres a uno. La verdeamarelha inspirada por primera ocasión en Alemania 2006 y Japón más fuera que nunca de las instancias definitivas.

Los amazónicos parecían darse por bien servidos con el tres a uno. Pero todavía  nos tenían un regalo en el armario. Combinación múltiple entre Juan y Ronaldo. Tuya, mía, de nuevo tuya, finalmente mía, mejor dicho, de Ronaldo, y éste se da la vuelta para disparar y clavar la pelota en la puerta japonesa.

GOLES

1-0 Alex toca para la llegada de Tamada por la punta izquierda, éste dispara cruzado y con potencia para vencer la meta brasileña. (33´) 1-1 Cicinho prolonga con la testa para la llegada de Ronaldo, éste martillea el esférico y vence a Kawaguchi. (45´) 1-2 Juninho Pernambucano le pega con la pierna diestra e incrusta la de gajos en las redes. (53´) 1-3 Escapada de Gilberto Silva por el corredor izquierdo, ingresa al área y saca zurdazo que se incrusta en el ángulo inferior izquierdo de Kawaguchi. (59´) 1-4 Combinación múltiple entre Juan y Ronaldo. A la altura de la medialuna, el artillero brasileño se da  la vuelta y tira para clavar la redonda en la puerta nipona. (81´)

EL ARBITRAJE

Bueno de Eric Poulat. Ambos equipos se dedicaron a jugar y facilitaron el trabajo arbitral.

[mt][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×