Caras largas en el Ángel de la Independencia por la derrota del Tri

 
 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias24 de Junio de 2006

  • No hubo percances por parte de los aficionados

Desilusionados, tristes y muy dolidos terminaron los casi mil aficionados que se dieron cita este sábado en el Ángel de la Independencia para presenciar el juego entre México y Argentina, correspondiente a los Octavos de Final de Alemania 2006.

La eliminación del conjunto "azteca" se produjo en 120 minutos, por  marcador de 2-1, aunque ese tiempo permitió a los asistentes soñar con una posible calificación a la siguiente ronda de la justa mundialista, misma que a la postre no se dio.

Al término del encuentro disputado en el Zentralstadion de Leipzig, Alemania, las caras Tricolores alrededor de la glorieta reflejaban tristeza e impotencia absoluta.

Los aficionados que se dieron cita en este histórico punto de la capital  mexicana, que desde hace años festeja todos los triunfos del "equipo de todos", terminaron con caras largas y actitudes negativas hacia la escuadra que dirige el argentino Ricardo Antonio La Volpe.

Los aficionados mexicanos que vieron el partido sobre una banqueta de Paseo de la Reforma, mostraron su inconformidad ante el resultado negativo obtenido por su equipo, que resultó en su eliminación de la cita germana.

Alicia Murcia, asistente al encuentro y estudiante de Ciencias de la Comunicación en la UNAM, dijo estar desilusionada por la derrota ante la Selección Argentina "no se vale, ganan mucho (dinero) para que no hagan nada", agregó al momento de marcharse del lugar.

Por su parte, Daniel Rodríguez, su acompañante, dijo que "quedamos fuera, como siempre, es la misma historia de todos los Mundiales", en referencia a la eliminación del Tri en los Octavos de Final de la justa cuatrienal, tal como ocurrió hace cuatro años en Corea-Japón 2002.

Con la tristeza y la desilusión reflejada en el rostro ante el fracaso, los  casi mil fanáticos que se reunieron en esta central avenida se alejaron  de la pantalla donde se transmitió el partido, resignados, en dirección a la Zona Rosa de la capital mexicana.

Mientras que un puñado de jóvenes, que no rebasaba las 15 personas, corrieron alegres alrededor de la Glorieta del Ángel de la Independencia, como un homenaje al esfuerzo mostrado por su equipo en este certamen.

La Avenida Paseo de la Reforma, por otra parte, no sufrió ningún cierre  y no hubo necesidad de la intervención de los efectivos de policía destacados al lugar por la Secretaría de Seguridad Pública.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×