'Guru' intelectual compara fiebre patriótica del Mundial y de los Juegos...

 
 
  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias26 de Junio de 2006

  • "Espero que, como en los Juegos Olímpicos de 1936, esto no sea el preludio de lo peor”

El dramaturgo Claus Peymann, Director del Berliner Theater de Bertolt Brecht y "guru" de la intelectualidad germana, echó un jarro de agua fría sobre la fiebre patriótica de la Alemania del Mundial y la comparó con la de los Juegos Olímpicos de Hitler.

"Espero que, como en los Juegos Olímpicos de 1936, esto no sea el preludio de lo peor, nadie puede desearlo y yo tampoco", dijo Peymann, quien, según dice, no está "entre los que salen con la bandera alemana por las calles".

"Evidentemente voy a favor de Alemania", añadió, para lanzar luego la pregunta de "qué pasará si realmente ganamos" y sacar a colación el ejemplo de los Juegos de 1936, utilizados por el aparato de propaganda nazi para la glorificación de Adolf Hitler.

Según Peyman, el Mundial está sirviendo para "escapar temporalmente de una situación podrida en Europa y en Alemania. Un pueblo agitando banderas y atontado no puede ocultarnos eso".

El Dramaturgo se curó en salud y dijo ser "un patriota desde siempre, que nadie lo ponga en duda".

Dijo, además, que sería "muy bonito" que "todas las guerras y enfrentamientos en Europa tuvieran lugar sobre el verde césped".

Sin embargo, le resulta "algo inquietante" lo que ahora se está viviendo con ocasión del Mundial.

Alemania vive una fiebre patriótica inusitada en este país, donde durante décadas parte de la población -y especialmente la generación nacida en la posguerra- mantuvo una reacción alérgica con la banderas, por identificarla con peligrosos nacionalismos.

Con la euforia del Mundial se ha hablado de un nuevo patriotismo sin complejos y sano, festivo y con aires carnavalescos, antes incluso de que la Selección de Jürgen Klinsmann empezara a despuntar y que se relacionaba con el "orgullo del buen anfitrión".

Al patriotismo actual se le vaticinan efectos efímeros, como lo son las pasiones relacionadas con el futbol, pero de momento afecta al país entero, incluidos los sectores menos amigos de este tipo de reacciones, como los ambientes alternativos y la inmigración.

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×