Hiddink hizo historia otra vez en Copas del Mundo

El holandés Guus Hiddink, técnico de Australia, dejó este lunes el Mundial de Alemania 2006 con un sentimiento que mezcla orgullo y amargura.
 El holandés Guus Hiddink, técnico de Australia, dejó este lunes el Mundial de Alemania 2006 con un sentimiento que mezcla orgullo y amargura.

MEDIOTIEMPO | Agencias26 de Junio de 2006

  • Llevó por primera vez a un cuadro de Oceanía a los Octavos
  • Condujo a los coreanos a las Semifinales del Mundial 2002

El holandés Guus Hiddink, técnico de Australia, dejó este lunes el Mundial de Alemania 2006 con un sentimiento que mezcla orgullo y amargura.

Orgullo porque Hiddink logró lo que hace seis meses atrás nadie en este país soñaba: clasificar a los "Socceroos" para los Octavos de Final de la Copa del Mundo por primera vez en su historia.

Amargura porque Australia perdió hoy por 1-0 ante Italia, tres veces Campeona Mundial, al transformar Francesco Totti un penalti que el árbitro español Luis Medina Cantalejo sancionó en el último minuto del tiempo añadido (95';).

Los "aussies" plantaron cara a Italia, que jugó desde el minuto 50 con un hombre menos por la expulsión, con roja directa, del defensa central Marco Materazzi, pero les falló la esencia del futbol, el gol, capítulo en que notaron la ausencia por lesión de una de sus estrellas, Harry Kewell.

"Ha sido un K.O. en el último segundo", dijo Hiddink.

"Fue muy feo" haberlo concedido en el último minuto, además de que en televisión se ve "muy claro que el penalti no existió", señaló el entrenador, apodado el "holandés errante".

Australia se había clasificado por primera vez a una fase final de la Copa del Mundo hace 32 años, cuando quedó eliminada en el tramo clasificatorio del Mundial de 1974, celebrado en la entonces Alemania Occidental.

Bajo la Dirección Técnica de Hiddink, Australia ha ganado ocho partidos, empatado dos y perdido tres. La clasificación de Australia para Octavos supuso el primer acceso a la segunda ronda de una Selección de Oceanía.

Australia logró el pase a Octavos después de ganar a Japón por 3-1, perder 2-0 con Brasil y empatar a dos goles con Croacia.

Hiddink, de 59 años, no pudo repetir hoy la hazaña de 2002 cuando, al frente de la Selección de Corea del Sur, eliminó a Italia en Octavos, una eliminación de la que los italianos culparon al árbitro, el ecuatoriano Byron Moreno.

Conocido como el "holandés errante" del futbol, Hiddink llevó con Australia las riendas de su tercera Selección en un Mundial después de Holanda en 1998 y Corea del Sur.

El técnico holandés condujo a los "naranjas" y a los "guerreros taeguk" a las Semifinales, un hito en este último caso que le valió en Corea del Sur la consideración de "héroe nacional".

Guss Hiddink se hizo cargo de los "Socceroos" en Julio de 2005 tras la marcha de Frank Farina.

Asutralia eliminó a Islas Salomón por un global de 9-1 y luego ganó la plaza mundialista después de 32 años de ausencia en la doble eliminatoria con Uruguay, decidida en la tanda de penaltis.

"Cuando llegué a Sydney me encontré con jugadores que no creían en sus capacidades", dice Hiddink, que en su carrera ha entrenado a clubes de distintos países, entre ellos el holandés PSV, al que hizo Campeón de Europa en 1988, y a los españoles Betis, Real Madrid y Valencia.

El sistema que empleó para levantar la moral de su hombres lo explicó el capitán de Australia, Mark Viduka, de 30 años, uno de los siete internacionales que militan en la Liga inglesa.

"Quien hubiera presenciado nuestra preparación sin saber nada, habría dicho que éramos un grupo de ';marines'; a punto de irnos a la guerra", afirma Viduka, delantero del Middlesbrough.

Sus métodos convirtieron a los "Socceroos" en lo que Hiddink quería: "Jugadores listos para adaptarse a cualquier situación y, sobre todo, que no se rinden jamás".

Una vez cerrado el capítulo Alemania, Hiddink no quiso referirse a su próximo proyecto deportivo: dirigir a la selección de Rusia.

"Ahora no es el momento de hablar, ya lo concretaré todo tras el Mundial", comentó el holandés, cuyo salario de 4 millones de euros será pagado por el multimillonario Román Abramavihc, propietario del Chelsea.

[EFE][foto: EFE]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×