El Holanda-Portugal fue el partido más difícil de mi carrera: Ivanov

El árbitro ruso Valentín Ivanov afirmó este martes que el partido Holanda-Portugal del Mundial de Alemania, en el que mostró 16 tarjetas amarillas y cuatro rojas, fue el más violento y difícil de...
El árbitro ruso Valentín Ivanov afirmó este martes que el partido Holanda-Portugal del Mundial de Alemania, en el que mostró 16 tarjetas amarillas y cuatro rojas, fue el más violento y difícil de su carrera profesional.
 El árbitro ruso Valentín Ivanov afirmó este martes que el partido Holanda-Portugal del Mundial de Alemania, en el que mostró 16 tarjetas amarillas y cuatro rojas, fue el más violento y difícil de su carrera profesional.

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Junio de 2006

  • Desconoce si pitará algún otro partido del Mundial

El árbitro ruso Valentín Ivanov afirmó este martes que el partido Holanda-Portugal del Mundial de Alemania, en el que mostró 16 tarjetas amarillas y cuatro rojas, fue el más violento y difícil de su carrera profesional.

"Desde el punto de vista de la violencia, ese partido fue el más difícil de mi carrera", admitió el colegiado en una entrevista al diario "Izvestia" en la que rechazó las acusaciones de haber perdido el control del juego y de no dar la talla para tal encuentro.

"Juzgaba en función de lo que lo que veía, de cómo entendía esas acciones", señaló Ivanov, quien precisó que no tuvo tiempo de ver la grabación del partido para decidir si debía revalorar su actuación en algún incidente, aunque no en el partido en su totalidad.

Ivanov, criticado por la FIFA y defendido por la Unión de Fútbol de Rusia (UFR), dijo que la extrema agresividad mostrada por ambos equipos "se debe a que era un partido eliminatorio, tras el que unos se quedan y otros se van a su casa".

"Resulta difícil explicar por qué el juego se vuelve de repente grosero, pero ocurre, sobre todo en partidos cruciales", señaló el árbitro ruso.

También rechazó el reproche de que debía expulsar a Figo en vez de mostrarle la cartulina amarilla.

"Justo ese episodio no lo vi, pues ocurrió a mis espaldas. Los asistentes me dijeron que Figo había empujado a un holandés y que era tarjeta amarilla. Y la mostré", explicó.

Agregó que mostró la segunda cartulina amarilla a Deco porque éste "sujetaba la pelota y no la entregaba, a pesar de que a los holandeses les correspondía sacar a balón parado".

"En tales casos es mi obligación mostrar la tarjeta. Deco lo sabía muy bien, y también sabía que ya tenía una amarilla", indicó.

Ivanov señaló que ningún representante de la FIFA se ha puesto en contacto con él para comentar su actuación, y dijo no saber "nada por ahora" sobre si le permitirían juzgar otro partido en ese Mundial.

El Presidente de la FIFA, Josep Blatter, acusó a Ivanov de no haber estado "a la altura del partido" entre Holanda y Portugal, y opinó que el arbitraje en ese encuentro "mereció tarjeta amarilla".

Sin embargo, el Presidente de la UFR, Vitaly Mutkó, salió en defensa del árbitro ruso y dijo a "Izvestia" que las declaraciones de Blatter "no tendrán consecuencias fatales para Ivanov".

"Hay que saber cómo se mueve por dentro la organización que dirige Blatter para entender los motivos de esas declaraciones. Es pura política: tenía que decir algo para quedar bien con los portugueses, y lo dijo", manifestó el presidente de la UFR.

[EFE][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×