Mundial en casa: efectos ópticos de un profano en vestuarios

 
 
  

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIOTIEMPO | Agencias28 de Junio de 2006

  • Estar entre los privilegiados que reciben la visita de los jugadores del Mundial da para unos cuantos impactos ópticos

Lionel Messi no es más bajito que algunos alemanes, Michael Ballack marca la diferencia y Zinedine Zidane es aún una bella máquina: estas y otras impresiones se lleva el profano en su primer Mundial en directo al acceder al secreto del vestuario.

Estar entre los privilegiados que reciben en casa, de adopción o auténtica, la visita de los 736 internacionales del Mundial de Alemania da para unos cuantos impactos ópticos.

La elite futbolística es de carne y hueso. Lo que se llama vestuarios no es lo que uno espera encontrar -gente cambiándose de ropa- sino codazos entre periodistas para captar una frase de los jugadores, recién duchados y desfilando por un pasillo en zigzag.

Un cariacontecido Carlos Puyol hace frente honestamente a la avalancha tras la eliminación 1-3 por Francia -"estamos todos muy tocados"-, mientras Zidane responde a los medios franceses y murmura un "hoy, no" al profano que le pide una frase en español.

Al astro francés le resuenan en los oídos los cantos prematuros del "Au revoir, Zinedine Zidane" con que la hinchada española le acribilló en el partido creyendo que lo mandaba a la jubilación, piensa el neófito. "No, no: ése es así", le aclara uno más avezado.

No se está tomando la revancha -eso lo hizo ya en el minuto 90, con el tercer gol francés-. Es sólo un efecto óptico, como la sensación de supremacía o minoría física que da algún futbolista.

Messi, una ardilla en el campo, mira con ojos asustados antes de adentrarse en el zigzag periodístico, tras el partido contra México.

Es pequeño, claro -1,7 metros-, pero no mucho más que algunos de los rivales alemanes que tendrá el viernes -Oliver Neuville, 1,71; David Odonkor, 1,74, por no hablar de Philipp Lahm, 1,7-.

Ballack es una presencia impactante que imprime carácter a la Selección de Jürgen Klinsmann, aunque no marque los goles, y así lo constata desde sus 1,89 en cada desfile por vestuarios.

Hernán Crespo, 1,84, acapara asimismo micrófonos entre codazos, defendiendo como salido de su juanete el tanto marcado contra México, por mucho que decenas de ojos de los ahí presentes hayan visto un autogol de Jared Borgetti.

Son impresiones ópticas, alucinaciones, parece querer decir Crespo, respecto a las certezas que comparten debutantes y expertos.

No es efecto visual la tremenda cicatriz de Carlos Tévez o la impactante altura de Ruud van Nistelrooij (1,88), ni tampoco el gesto abrumado de Andriy Shevchenko al admitir que Ucrania pasó a Octavos con un victoria floja -frente a Túnez- y en un partido aburridísimo.

Tampoco es una impresión óptica el abismo entre David Beckham, quintaesencia del glamour, y su colega Wayne Rooney, paseando su carne rosada por el desfiladero en zigzag. Cuesta imaginárselos cruzando palabra en el vestuario real -o sea, entre las duchas-.

Shevckenko parecía ese día mucho más pequeño que el 1,83 de sus medidas oficiales, mientras que a los ecuatorianos, algunos con formato de armario ropero -Edwin y Carlos Tenorio, por ejemplo-, se los veía acrecentados pese a haber sido eliminados por Beckham.

No todos los sueños se cumplen, ni siquiera para los privilegiados a los que se permite luchar a codazos por una frase del ídolo. Esperar a Ronaldinho puede llevar horas y ningún resultado -a algunos se les reserva el lujo de salir a escondidas-.

Y, entre jugador y jugador, llega también algún que otro impacto visual y fugaz de la realeza.

La Princesa Máxima, argentina y esposa del Príncipe heredero de Holanda, cruzó junto con Guillermo la línea en dirección vestuarios tras el partido en que se enfrentaron esas 2 selecciones, con resultado de 0-0.

Letizia Ortiz arropó asimismo junto a Felipe de Borbón a los españoles, en el partido de la eliminación. En ambos casos, las princesas salidas del mundo plebeyo compartieron estadio con la "mascota" oficiosa del futbol argentino, Diego Armado Maradona.

[EFE][foto: Mexsport]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×