Alemania 1–1 Argentina... La ';Mannschaft'; y la ';Albiceleste'; dejan todo...

PRIMER TIEMPO

Edgar Sandoval | MEDIOTIEMPOOlympiastadion de Berlín, viernes 30 de Junio de 2006 ante un lleno.

PRIMER TIEMPO

Desde los primeros minutos el compromiso empezó a disputarse con mucha intensidad y al 3’ Lukas Podolski se pintó de amarillo tras faltas reiteradas sobre Javier Mascherano. La primera cuando arrancó el compromiso y al segunda al momento en que fue amonestado.

La primera acción de real peligro se dio a los 8’ cuando Lukas Podolski cobró un tiro libre directo que superó la barrera sudamericana y que fue a parar a las manos del cancerbero boquense Roberto “Pato” Abbondanzieri.

En el 16’, los “Panzers” dejaron escapar una gran ocasión de gol cuando Bernd Schneider entró por el corredor derecho, sirvió un centro preciso al corazón del área albiceleste y Michael Ballack se alzó entre los zagueros argentinos, pero para su infortunio su cabezazo salió a un lado.

Un par de minutos más tarde llegó la respuesta de los pamperos, cuando Carlos “Apache” Tevez le hizo un túnel a Arne Friedrich en el corredor izquierdo, la bola llegó fácil a Juan Pablo Sorín y éste último sacó un disparo que Per Mertesacker mandó a corner.

El compromiso empezó a disputarse en media cancha y a jugarse con más fuerza, en donde Argentina empezó a tener mayor posesión de balón, pero sin inquietar el arco del cuidavallas del Arsenal inglés Jens Lehmann.

El “Apache” Tevez le agarró la medida a Friedrich y volvió a aplicarle un “caño” cerca de las bancas, lo que causó la ira del alemán y lo mandó al césped con un jalón a 5 minutos del final.

SEGUNDO TIEMPO

La parte complementaria inició intensa y recién hincado este lapso Juan Pablo Sorín fue amonestado, lo que le representó su segundo cartón amarillo y le hace perderse un encuentro.

Al 48’ llegó el gol de la quiniela cuando Juan Román Riquelme mandó un tiro de esquina por la punta derecha, Roberto Ayala anticipó a Miroslav Klose y mandó guardar la bola con un fuerte frentazo al arco de Jens Lehmann.

La anotación sudamericana le cayó como un balde de agua fría a los germanos, los cuales no recibían una diana desde el partido inaugural ante Costa Rica, pero a pesar de la adversidad su ánimo no decayó.

El carrusel de amonestaciones siguió y a los 60’ Javier Mascherano se pinto de amarillo y tras esa acción, Lukas Podolski cobró un tiro libre que se fue por encima del arco sudamericano.

Dos minutos más tarde, el seleccionador germano Jürgen Klinsmann hizo su primer movimiento cuando mandó a la cancha a David Odonkor en lugar de Bernd Schneider ante la imperiosa necesidad de remar contracorriente para no quedar eliminados.

Al 69’ la Diosa Fortuna le sonrío a los germanos, ya que el cuiadavallas Roberto “Pato” Abbondanzieri debió salir de cambio tras un choque que había sufrido minutos antes con Miroslav Klose. Su lugar fue ocupado por el meta Leo Franco.

En el 72’ y sintiendo que la victoria ya estaba marcada, el timonel sudamericano José Pekerman hizo ingresar a Esteban Cambiasso y mandó a la banca a Juan Román Riquelme, uno de sus mejores hombres.

Tras el cambio, parecía que los argentinos finiquitaban el encuentro cuando Philipp Lahm tocó mal el esférico en la salida, el “Apache” Tevez robó la bola y cedió a la derecha a Maxi Rodríguez, quien saca un tiro que pegó por fuera de la red ante la angustia de toda Alemania.

Los cambios seguían dándose y al 74’ Tim Borowski entró por Bastian Schweinsteiger y en el 78’ Julio Cruz por Hernán “Valdanito” Crespo por la “Mannschaft” y la “Albiceleste” respectivamente.

En el 79’ llegó el anhelado momento para los anfitriones, cuando Michael Ballack centró por la derecha, la bola fue peinada por Tim Borowski y en última instancia Miroslav Klose anotó el 1-1 con un sólido cabezazo.

El gol desconcertó a los sudamericanos que ya habían agotado todos sus cambios, en tanto que llenó de vida a Alemania, que a cinco minutos del final sacó a Miroslav Klose y le dio entrada a Oliver Neuville.

A dos minutos de que se diluyera el segundo lapso, los germanos volvieron a sufrir cuando Julio Cruz centró por la derecha y Luis González cabeceó la bola, lo que obligó al arquero Lehmann a volar y atajar el balón, pero finalmente se anuló por un off side de Tevez.

El encuentro acabó sin que el marcador se moviera y por ende se decretó el tiempo extra.

PRIMER TIEMPO EXTRA

El primer lapso del alargue arrancó con las dos oncenas especulando, pero con los germanos un poco más propositivos.

En el 95’ el pampero Julio Cruz se pintó de amarillo, lo cual incrementó el número de argentinos pintados de amarillo.

Cuatro minutos después Michael Ballack se tiró un clavado en el área sudamericana buscando que se decretara un penal a favor de su oncena, pero el nazareno Lubos Michel no concedió la pena máxima.

Al 105’ antes de que acabara este período, Luis González entró por la punta derecha y sacó un cañonazo que se fue alto.

[mt]

  • Más sobre:
  • Tri
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×